<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Aliste el bolsillo: el mecato y las gaseosas subirán de precio desde noviembre

Desde el 1 del próximo mes entran en vigor los impuestos saludables de la reforma tributaria. Salchichas, ponqués, papas y gaseosas subirán de precio por la medida.

  • Aliste el bolsillo que las bebidas azucaras y los alimentos ultraprocesados serán más caros desde este 1 de noviembre. Foto EL COLOMBIANO JAIME PÉREZ MUNÉVAR.
    Aliste el bolsillo que las bebidas azucaras y los alimentos ultraprocesados serán más caros desde este 1 de noviembre. Foto EL COLOMBIANO JAIME PÉREZ MUNÉVAR.
23 de octubre de 2023
bookmark

Desde el primero de noviembre comer mecato será más caro, pues empiezan a regir los impuestos saludables que se aprobaron en la reforma tributaria de 2022.

Sin importar los gustos que tenga, comer merienda se hará más costoso, ya que productos como las salchichas, las papas chips, las galletas y hasta los ponqués subirán de precio por cuenta de esta medida, dependiendo de la cantidad de azúcar y sodio que contengan.

Así subirán

Este incremento se hará de forma progresiva, con un alza de 10% en lo que resta de 2023, otro que será de 15% en 2024 y de 20% en 2025.

Por mencionar un ejemplo, un paquete de salchichas de siete unidades, que actualmente tiene un precio de $10.300 en una de las principales cadenas del país, pasará a costar $11.330 al cierre de 2023, mientras que para el próximo año costará $11.845 y en 2025 será de $12.360.

Las galletas de chocolate de 12 unidades también se verán afectadas por la medida tributaria. Su costo subirá desde los $12.600 actuales hasta $15.120 en 2025. Este mismo incremento lo enfrentarán productos como los barquillos o los ponqués de chocolate, los cuales pasarán a costar $4.059 y $2.673 respectivamente, el próximo año 2024.

El helado será otro de los productos marcados por el incremento de los precios. Por ejemplo, una presentación de vainilla de 600 ml pasaría de costar $29.900 en este 2023 a poco más de $35.880 para el próximo 2025.

Le puede interesar: Impuestos saludables: ¿qué va a cambiar desde noviembre?

Subirán las bebidas azucaradas

Ahora bien, no solo los productos para el mecato se volverán costosos, también lo serán algunos otros como bebidas y también elementos de uso diario.

En el caso de las bebidas, estas se medirán por gramo de azúcar añadido por cada 100 mililitros, ml, de contenido. Así, por ejemplo, una bebida que su contenido en 100 ml tenga una cantidad mayor a seis gramos de azúcar, pero menor a 10 gramos tendrá impuesto de $18 en 2023, luego de $28 en 2024 y $38 en 2025.

Para ejemplificar, una bebida energizante de 355 ml y que contenga 10,7 gramos de azúcar tiene un costo de $8.700, y pasará a $8.931 este 2025.

Otros productos del consumo del hogar como mermeladas también serían incrementadas en su precio.

“Salsas de tomate, mayonesa, mostaza, mermelada de fresa. Hablamos de cualquier producto que consume una familia de clase media y baja en el día a día”, dijo Joseph Dacarett, gerente de Frigorífico de la Costa, una empresa manufacturera de alimentos.

El ejecutivo industrial especificó que el impuesto se va a transferir del fabricante al comercializador y de allí al cliente. “Este impuesto al final lo termina pagando el ciudadano. En caso de que las cadenas asuman siquiera una parte va a afectar a las tiendas”, agregó el directivo.

Sara Valbuena, directora legal de Ventus Consultores, aseguró que si bien el consumidor final no es el objeto del incremento del precio, sí podría verse impactado hasta en 3%.

“En este caso, el sujeto pasivo es el productor, vendedor, importador o quien genere transferencia de dominio. En este sentido, puede verse obligado a incrementar costos asociados al impuesto, viendo disminuida su rentabilidad y buscará equilibrar esta alza trasladando este valor al consumidor”, afirmó Valbuena.

La medida de incremento de los precios ha sido criticada por la oposición y por industriales, quienes aseguraron que las condiciones macroeconómicas no serían positivas al largo plazo, ya que la inflación, si bien ha caído, aún se mantiene sobre 10%. De acuerdo con los cálculos iniciales del Gobierno se estima que este impuesto genere un recaudo de hasta $3 billones para 2025, año cumbre del nuevo gravamen.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD