<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Estas son las cuatros tendencias de la humanización de la inteligencia artificial en el mundo

Multinacional Accenture dice que la inteligencia artificial impactará el 40% de los empleos en el mundo y potencializará el 52% de las labores.

  • Uno de los desafíos de la Inteligencia Artificial es garantizar la protección de los datos que está almacenando. FOTO GETTY
    Uno de los desafíos de la Inteligencia Artificial es garantizar la protección de los datos que está almacenando. FOTO GETTY
  • Estas son las cuatros tendencias de la humanización de la inteligencia artificial en el mundo
  • Estas son las cuatros tendencias de la humanización de la inteligencia artificial en el mundo
  • Estas son las cuatros tendencias de la humanización de la inteligencia artificial en el mundo
  • Estas son las cuatros tendencias de la humanización de la inteligencia artificial en el mundo
17 de febrero de 2024
bookmark

La Inteligencia Artificial (IA) está transformando el mundo tal y como lo conocemos. Ese avance va tan rápido que 42 de cada 100 compañías latinas ya utilizan esa tecnología para su funcionamiento. De hecho, las empresas están tan convencidas que la IA potencializará los negocios que el 93% de los ejecutivos coincide en que, con los rápidos avances tecnológicos, es más importante que nunca que las organizaciones estén innovando constantemente.

Ese sondeo pertenece al estudio “Humanización de la tecnología: la IA eleva el potencial humano a un nuevo nivel”, desarrollado por la firma global Accenture, que se dedica a la consultoría y a los servicios tecnológicos en unos 100 países del mundo.

Nicolás Goldstein, CEO de Accenture en Hispanoamérica, ve con buenos ojos las nuevas tecnologías e incluso asegura tener fe en que la humanidad podrá complementarse con el mundo de las máquinas, realidad que alguna vez solo se trató en la ciencia ficción, pero hoy parece estar más cercano que nunca y reveló cuatro tendencias de la IA en el mundo (Ver recuadros con fotos).

La visión de Goldstein se aleja de los pronósticos más drásticos sobre el impacto de dicha tecnología en la vida humana y, por el contrario, abraza una proyección de desarrollo en la que la IA facilitará las tareas de las personas e impulsará sus capacidades, a tal punto que hombres y mujeres solo se dediquen a tareas congnitivas y de creatividad.

Ese cambio significaría que esa tecnología afecte al 44% de todas las horas de trabajo en las industrias del mundo e impulse mejoras de productividad en 900 tipos de puestos de trabajo, así como crear entre 6 y 8 billones de dólares en valor económico mundial.

En mercado laboral

Aún así, Accenture reconoce que ese cambio acarreará con la desaparición del 40% de los empleos en el mundo. Sin embargo, el CEO de dicha consultora explica que no se trata de algo apocalíptico dado que, también, 52% de trabajos se van a potencializar en función de la IA y las nuevas tecnologías.

Ese impacto del que habla Accenture sería más fuerte en los mercados emergentes y en desarrollo, según un reciente estudio revelado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) a principios de este año.

Por ejemplo, en las economías avanzadas como Estados Unidos, cerca de 60% de los empleos se verán afectados. Sin embargo, la mitad de esos se beneficiarían de la integración de dicha tecnología para mejorar la productividad empresarial.

El otro 30% restante de los trabajos estadounidenses bajarían su demanda, lo que llevaría a salarios más bajos y a una caída en la contratación.

En cambio, en las economías emergentes como la colombiana, se espera que 40% del mercado laboral este expuesto a la IA, mientras que en las ciudades de bajos ingresos ese indicador llegaría a ser de 26%.

Esto sugiere que los mercados emergentes enfrentarían un menor impacto, pero a su vez cuentan con menos infraestructura para aprovechar los beneficios del avance de la IA. Esa realidad podría aumentar la desigualdad económica entre los países, según el FMI.

Lo cierto es que los estudios sí prevén que la IA impulse gran parte de los puesto de trabajo. Y por esa razón, Goldstein no cree que el mercado laboral vaya a caer drásticamente. “Hace 30 años dijeron que todas la bibliotecas iban a desaparecer y, también, todos los periódicos ante la llegada del internet”, argumentó.

El directivo sostuvo que se reemplazarían las tareas repetitivas, las que aportan un menor valor agregado a las compañías, por ejemplo, los cobros de los peajes, los cajeros en supermercados, pero las tareas de conocimiento y cognitivas necesitarán más gente, como un psicólogo, un doctor, un gerente. No obstante, el empresario no descartó que en su momento las máquinas logren realizar esos oficios.

“Será una transición normal y no le tengo miedo. Quién va a mantener los robots, quién va a limpiar las cámaras, quien va a manejar las máquinas, pues la gente, si la IA diagnostica que tienes una enfermedad, se necesitará un profesional que te lo cuente”, defendió.

Con cuidado

Jaime Mendieta, gerente de Transformación Digital de la consultora Crowe, dijo que para afrontar el cambio se debe preparar al personal para adaptar habilidades que exigirán los nuevos puestos de trabajo.

Los experto coinciden en que esas políticas requieren un trabajo conjunto del Gobierno Nacional, del sector privado y de las universidades, para invertir en capacitación y programas enfocados en desarrollar habilidades tecnológicas. También es importante apoyar centros de investigación en IA y establecer alianzas con el sector empresarial para entender las necesidad de mercado laboral.

Esa es solo una tarea en la que hay que trabajar ya. Se trata de un cometido de largo aliento, puesto que hay otros aspectos que ameritan estar atentos a la evolución de los avances en cuestión. Uno de ellos es la cantidad de información y datos que pueden llegar a almacenar esta tecnología. Goldstein reconoce jocosamente: “Terminan, incluso, por conocerte más que tú mismo”.

Eso un hecho que incluso ya están discutiendo las organizaciones gubernamentales. Y una de las soluciones: la regulación.

La discusión está en que esa regulación no puede ser una bandera únicamente de los gobiernos, pues no es un secreto que las empresas están avanzando mucho más rápido en cuanto a la adquisición de la inteligencia artificial, una ventaja de la globalización y el intercambio comercial entre los países.

Además de esto, el CEO de Accenture tiene un preocupación que parece dar más vueltas en su cabeza que la anterior. Confesó que es el mal uso que le puedan dar los humanos a esta tecnología ante su falta de ética. Habló del uso indebido de los datos y de regímenes totalitarios que se apoderen de la data para controlar y dañar a sus ciudadanos o contradictores.

Asimismo, habló de la propagación de noticias y contenido falso que despierten dudas sobre el buen nombre de compañía, personas y famosos. Tal y como pasó recientemente con la difusión de imágenes manipuladas con herramientas de inteligencia artificial que mostraban desnuda a la cantante Taylor Swift. A tal punto que la artista se vio en la obligación de tomar cartas en el asunto.

Si bien existen las anteriores advertencias, los expertos tienen claro que son muchos más los beneficios. Nicolás Goldstein comenta que no hay vuelta atrás. En el futuro habrá un mundo real, un mundo de pantallas y otro de tres dimensiones, tal y como el metaverso, dice el CEO de Accenture, “la decisión más difícil será seleccionar en cuál de esos se querrá vivir”.

De acuerdo con los conocedores del tema, lo tradicional no desaparecerá, habrá ciudades más conservadoras y artesanales donde los turistas seguirán siendo atendidos por meseros humanos. Y, por supuesto, habrá ecosistemas tecnológicos y espacios físicos donde las máquinas te pongan una cerveza en la mano. Lo valioso está en que cada persona conserve la libertad de elegir.

Lo importante es que la sociedad trabaje en conjunto para ir moldeando el camino en cada paso que da la IA , ir regulando lo necesario e ir aprovechando su potencial para el desarrollo humano y económico.

Surgimiento de nuevos ecosistemas

Estas son las cuatros tendencias de la humanización de la inteligencia artificial en el mundo

Imagine un mundo donde los agentes potenciados por la Inteligencia Artificial trabajan en nombre de las personas y son parte de un ecosistema interconectado. En unos cuantos años los artefactos que cuenten con IA se podrán comunicar entre sí, por ejemplo si su refrigerador está vacío, podrá conectarse directamente con el supermercado y programar su compra o mercado.

Estos agentes automatizados no solo ayudarán a hombres y mujeres a asesorar, sino que también toman medidas decisivas en nuestro nombre tanto en el mundo físico como en el digital. Trabajando juntos, multiplican el rendimiento colectivo de los trabajadores y generan un inmenso valor para las empresas que deciden participar. El 96% de los ejecutivos coincide en aprovechar los ecosistemas.

Nuevos mundos: computación espacial

Estas son las cuatros tendencias de la humanización de la inteligencia artificial en el mundo

Se están creando nuevos espacios inmersivos de interacción personal al extender nuestros mundos físicos en 2D a nuevos entornos 3D creados utilizando computación espacial y metaverso. Un ejemplo de ello son las gafas de Apple Vision pro, que permiten acceder a mundos en realidad virtual avanzada, en unos años los niños de escuela podrán visitar Roma o las pirámides egipcias sin necesidad de viajes y a un costo mucho más económico.

Estos nuevos lugares y experiencias fusionarán nuestros mundos digital y físico, uniéndonos de nuevas maneras, impulsando la innovación y mejorando nuestra forma de trabajar, vivir y aprender. En el mundo de la venta al por menor 33% de los consumidores indicaron que estarían interesados en utilizar esta tecnología o dispositivos.

Humanización de las máquinas

Estas son las cuatros tendencias de la humanización de la inteligencia artificial en el mundo

Hoy la tecnología no solo está preparada para brindar una respuesta a las personas, sino que cuentan con una nueva interfaz humana que utiliza tecnologías innovadoras e integradas, como los dispositivos portátiles con IA, la neurotecnología de detección cerebral y el seguimiento ocular y de movimiento, para comprender mejor a las personas, sus vidas y sus intenciones. Esto con el fin de utilizar esos conocimientos más profundos para mejorar nuestra forma de trabajar y de vivir.

El 94% de los ejecutivos está de acuerdo en que las tecnologías de interfaz humana nos permitirán comprender mejor los comportamientos y las intenciones, transformando la interacción hombre-máquina. Un ejemplo son las secretarias virtuales o el mismo Chat Gpt, que trata de tener un diálogo.

Un mundo combinado con la IA

Estas son las cuatros tendencias de la humanización de la inteligencia artificial en el mundo

Ya mismo la IA no está limitada solo al trabajo de responder una sencilla pregunta, como hace una calculadora. Hoy, ese modelo está cambiando, dando paso a un mundo en el que los datos se reorganizan de forma que facilitan el razonamiento humano e incluso imitan la creatividad. En lugar de buscar entre montañas de resultados en los motores de búsqueda, los usuarios recibirán respuestas personalizadas en forma de consejos, resúmenes de un amplio conjunto de resultados, ensayos, imágenes o incluso obras de arte.

La búsqueda se convierte ahora, en síntesis. Los líderes empresariales deben equipar a su organización y personal con herramientas de conocimiento empresarial basadas en IA, y así obtendrán ganancias exponenciales de rendimiento y ventajas competitivas.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD