<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

A Justo & Bueno no le llegó el rescate que estaba esperando

La sociedad entra en liquidación con deudas por $1,7 billones. El proceso puede tardar entre seis y ocho meses.

  • Justo & Bueno posee unas 1.000 tiendas en todo el país que habían cerrado preventivamente en mayo. FOTO carlos velásquez
    Justo & Bueno posee unas 1.000 tiendas en todo el país que habían cerrado preventivamente en mayo. FOTO carlos velásquez
A Justo &amp; Bueno no le llegó el rescate que estaba esperando
Publicado el 05 de agosto de 2022

Después de pasar meses con expectativa, trabajadores y clientes de las tiendas Justo & Bueno se quedaron con las ganas de ver el resurgimiento de la compañía.

Santiago Londoño, el juez que lleva el proceso de liquidación, resolvió ayer que dicho trámite deberá reanudarse porque finalmente los interesados en rescatar la empresa se echaron para atrás.

Así las cosas, son más de 5.000 los empleados que quedarán a la deriva con sus familias. Además, el mercado pierde un jugador en el segmento de los descuentos duros (hard discount), una noticia que no cae bien a los consumidores; los más beneficiados cuando las empresas rivalizan a la hora de ofrecer los mejores precios.

Los interesados

Se sabe que hasta antes de reanudar la liquidación, hubo dos pretendientes que querían salvar a la cadena de mercados. Uno de ellos era MGM Innova Capital, presidido por Marco Monroy, quien fue el primero en desistir durante la audiencia pública celebrada ayer.

El segundo, en tirar la toalla fue Alfonso Giraldo, quien había mencionado el interés de la firma Deloitte y otros inversionistas en inyectarle capital a la empresa. Sin embargo, tampoco lanzó una oferta formal de salvamento.

Giraldo argumentó que, luego del más reciente análisis, detectaron inconvenientes en el renglón tributario que imposibilitaban el rescate. Y es que lanzarle el salvavidas a Justo & Bueno demandaba una inversión, mínima, por el orden de $304.000 millones.

Finanzas en rojo

Los estados financieros reflejan un declive en la operación. Por ejemplo, en 2021, los ingresos totalizaron $1,5 billones y cayeron 53% año contra año (ver gráfico).

Hay que mencionar que el cierre preventivo anunciado en mayo tampoco le cayó bien al negocio. Fueron dos meses con solo 350 puntos —de los 1.000 totales— atendiendo al público y no facturaban lo necesario como para honrar las obligaciones.

Una fuente cercana a este proceso le había confirmado a EL COLOMBIANO que cada día de cierre le costaba cerca de $1.000 millones a la compañía y se complicaba más su situación financiera.

En medio de todo este trámite están cerca de 300 proveedores y más de 100 propietarios que reclaman pagos.

Lo que sigue no es fácil

El juez del proceso anunció que ahora inicia la devolución de los locales a sus dueños, un trámite que debe surtirse durante los próximos 20 días.

Según Rafael Felipe Gómez, experto en derecho comercial de la firma Deraíz Abogados, “la devolución a los arrendadores no será un tema totalmente pacífico”.

“Hay que tener en cuenta que la afectación económica de una liquidación es de magnitudes considerables. Especialmente para una cadena como Justo & Bueno, que tiene un número significativo de empleados y acreedores”, añadió.

El jurista explicó que, en este caso, se hará una sumatoria para conocer el valor total de los activos (bienes pertenecientes a la compañía con los que se cubrirá la deuda) y hay unas obligaciones que tendrán prevalencia.

Las primeras contingencias que se tendrán que cubrir son aquellas relacionadas con lo laboral y lo tributario. Una vez se agoten esos temas, pasamos a los tipos de garantías, como las hipotecas que se hubieren constituido”, detalló Gómez.

“Luego —agregó— llegamos al final, que es donde lamentablemente se van a terminar encontrando los acreedores, porque estos entran a ser el grueso de la deuda y muchas veces no alcanzan a ser cobijados con el activo total de la sociedad y quedan en vilo, pero la ley dice que la sociedad responde sobre el límite de su patrimonio”.

Gómez precisó que una liquidación puede tardar entre 6 y 8 meses si no se presentan situaciones extraordinarias, durante ese lapso se llevará a cabo la adjudicación de los activos con los que cuente la compañía

Infográfico

Contexto de la Noticia

radiografía dolor de cabeza para acreedores

Rafael Felipe Gómez, experto en derecho comercial de la firma Deraíz Abogados, recomendó a los propietarios revisar muy bien los contratos cuando piensen el alquilar sus locales. Especialmente, porque las empresas pueden endeudarse por encima de su patrimonio: “Cuando se constituyen las Sociedades Anónimas Simplificadas (S.A.S) el capital pagado que queda en los estatutos es con el que finalmente cuenta la empresa y, en muchos casos, esos capitales son inflados o son muy bajos. Uno se asusta por como se endeudan esas empresas”.

Juan Camilo Quiceno Ramírez

Soy afortunado por que me gano la vida haciendo lo que amo. Fanático de la salsa brava y los timbales. Amo a mi familia.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección