<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Momento de innovar para solucionar problemas reales

Esta fue una de las principales conclusiones de la conversación organizada este martes por EL COLOMBIANO y Valora Analitik sobre innovación.

  • De izquierda a derecha: Ignacio Gaitán, presidente del Grupo El Colombiano; Ana Uribe, gerente de Sostenibilidad del Grupo Argos; Paula Durán, directora de Sostenibilidad de Corficolombiana; Mercedes Barrera, gerente de Ciudadanía Corporativa del Grupo Sura. FOTO julio césar herrera
    De izquierda a derecha: Ignacio Gaitán, presidente del Grupo El Colombiano; Ana Uribe, gerente de Sostenibilidad del Grupo Argos; Paula Durán, directora de Sostenibilidad de Corficolombiana; Mercedes Barrera, gerente de Ciudadanía Corporativa del Grupo Sura. FOTO julio césar herrera
Por EL COLOMBIANO | Publicado el 27 de julio de 2022

“La innovación no es un medio para un fin, es una herramienta para facilitar procesos, quitar barreras y diferenciarse en un mundo cada vez más competido y competitivo, en el que los ciclos tecnológicos cada vez son más cortos y las crisis económicas y geopolíticas más recurrentes”.

Esta reflexión, aportada por Agostinho Almeida, director de Innovación Corporativa de ISA, fue una de las conclusiones más relevantes del conversatorio “Es el momento de la innovación”, organizado por EL COLOMBIANO y Valora Analitik, que se realizó este martes en las bodegas de papel de este diario con la participación como panelistas de representantes del sector empresarial, de gobierno y la academia.

“Para motivar la innovación, hace falta un propósito”

En la introducción del evento, Alejandro Olaya, gerente de Innovación y Emprendimiento de la Andi, comentó que la agremiación cuenta con un instrumento de medición en innovación en el cual hacen seguimiento a un grupo de 450 empresas para identificar sus prácticas en este campo.

Ello les ha permitido determinar que el 57 % de los recursos que estás invierten en innovación son propios y otro 13 % proviene de las deducciones tributarias que el Gobierno realiza como incentivo para las empresas que asumen el riesgo de destinar recursos a la ciencia y la tecnología.

“Hoy el país cuenta con un cupo de $2 billones para esas deducciones tributarias, cuyo impacto fiscal es inferior a los $200.000 millones. Sin embargo, el valor total de los proyectos de innovación que esas empresas presentan supera los $22 billones (cerca del 2 % del PIB del país), diez veces más que los incentivos que se les otorgan, lo cual apalanca estas actividades”, declaró Olaya.

El directivo recordó que gran parte de la innovación no necesariamente va dirigida a desarrollos tecnológicos, también se destina a mejorar procesos productivos como el menor consumo de material y de energía o la implementación de programas de circularidad para la recuperación y el aprovechamiento de productos reciclados.

Por su parte, Sergio Andrés Mendoza, vicepresidente de Escalamiento e Innovación de iNNpulsa Colombia, indicó que la entidad, apoyándose en la política pública vigente en el país, se ha convertido en una articuladora que conecta a las empresas con la innovación, haciendo el puente necesario entre el sector público y el privado para que esto suceda.

“Hay un falso dilema acerca de que el Estado debe financiar y movilizar la innovación, pero también puede jugar otro rol. Por ejemplo, hace tres años tenemos un convenio con la Autoridad de Innovación de Israel, para hacer unos pilotos de transferencia tecnológica, mediante los cuales conectamos a 18 grandes empresas colombianas con 50 empresas israelíes que les ofrecen soluciones a sus problemas”.

Respecto al rol que cumple la academia en este asunto, Claudia Restrepo, rectora de la Universidad Eafit, sostuvo que en el contexto actual es complejo que estas instituciones cumplan con su papel de conectoras de la innovación con la ciencia y la tecnología para consolidar ecosistemas de transferencia tecnológica e investigación, debido a que el escenario de requisitos que deben cumplir para los ránquines y las acreditaciones las obliga a convivir en convergencia y a parecerse cada vez más, cuando la innovación requiere es de divergencia, que es el espacio en cual se genera el conocimiento.

“A las universidades nos toca transformarnos para que estos ecosistemas de ciencia, tecnología e innovación sean más atractivos para la resolución de los problemas reales de las empresas”, plantea Restrepo.

De acuerdo con lo anterior, Ariel Montenegro, presidente director de Renault-Sofasa, para motivar la innovación las empresas “deben tener un propósito” que les genere el desafío de hallar soluciones que impacten en la sociedad y en sus mercados.

Sin embargo, durante el conversatorio Montenegro advirtió que en el país falta más conexión entre el sector privado, el Gobierno y la academia, porque “cada uno tiene una parte del eslabón, pero entre ellos se necesitan. Faltan mecanismos que promuevan la circulación de información” entre estos actores, dijo el directivo.

“Catalizadora del desarrollo”

Durante el conversatorio, Laura López, líder de innovación de Grupo de Energía de Bogotá, señaló que las empresas deben apostarle a la innovación como catalizadora de muchos componentes del desarrollo y el crecimiento de la economía y de la generación de bienestar, para cambiar realidades y desde estas generar valor con esa responsabilidad.

Sin embargo, insistió que los cambios que se produzcan a partir de su implementación no ocurren de forma espontánea ni repentina, y en cambio son asuntos de largo aliento que tienen incidencia en la competitividad de los países y las regiones.

Para Agostinho Almeida, de ISA, es como si se hablara de sinónimos: el foco de competitividad y la contribución de innovación terminan generando efectos similares en las empresas, produciendo más ingresos y haciéndolas más competitivas.

Advirtió, eso sí, que aquellas que estén dispuestas a innovar deben ser conscientes de que es algo costo “ya que esta implica una serie de tiempos ocultos, de renuncias, de dejar de hacer algunas cosas. Es una realidad compleja, pero con un foco claro se justifica”.

Además, agregó que al lanzarse a una cultura de innovación se debe tener presente que siempre habrá alguien que cobre al final del camino, y esto le da sentido al esfuerzo, pues de lo contrario sería difícil que se convierta en un factor de competitividad.

Luis Diego Monsalve, empresario y exembajador de Colombia en China, donde estuvo por tres años, de 2019 a 2022, recordó que ese país se soportó en la innovación para tener el crecimiento que expuso en las últimas cuatro décadas, pasando de ser “un país pobre y aislado a ser la potencia que es hoy”.

Detrás, dice, hubo factores económicos y políticos que así lo permitieron, pero también un trabajo fuerte en infraestructura o tecnología, del cual Colombia podría aprender para avanzar con más velocidad.

Innovación y sostenibilidad

En otro momento del evento la reflexión se centró en el rol que desempeña la innovación para que las empresas sean más sostenibles siguiendo criterios sociales, ambientales y económicos.

María Mercedes Barrera, gerente de Ciudadanía Corporativa de Grupo Sura y directora ejecutiva de la Fundación Sura en Colombia, disociar la innovación y la sostenibilidad es imposible, pues ambos conceptos se corresponden entre sí.

“Es imposible avanzar en sostenibilidad en una empresa y en la sociedad sin innovación, sin hacernos las preguntas correctas, sin repensar la forma en la que hacemos las cosas y sin pensar en nuevas formas de realizarlas en el día a día”, opinó Barrera.

Respecto a esta afirmación, Paula Durán, directora de Sostenibilidad de Corficolombiana, dijo que eso se refleja en la actualidad en la ejecución de muchos proyectos, tales como los de infraestructura, donde los riesgos por amenazas como el cambio climático ya se están materializando y las empresas deben buscar soluciones, con la innovación como un vehículo para conseguirlo.

“Debemos pensar en cómo ofrecemos productos que cumplan con las necesidades que el mercado nos plantea y valora”, subrayó Durán.

Para eso hay que superar muchos desafíos, entre ellos el cultural, sostuvo Ana María Uribe, gerente de Sostenibilidad del Grupo Argos, pues la innovación también parte del entendimiento de los problemas y las necesidades desde la alta dirección hasta la parte operativa, y de cómo se propician conversaciones que generen sinergias y promuevan soluciones

57%
de los recursos que las empresas invierten en innovación son propios.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección