<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
De Maybeland a Mabiland
Crítico

Diego Londoño

Publicado el 13 de julio de 2021

De Maybeland a Mabiland

He visto crecer a Mabiland desde sus 18 años cuando llegó con labios trémulos a querer sonar en una radio. Como un ensayo de ceguera, nos vimos esa primera vez sin mirarnos a los ojos, cuando ellos sin intención se encontraban, volvíamos la vista a la pared, a las manos, al micrófono. La escuché y ella me escuchó. Aún no tenía identidad, de hecho, era un quizás resonando en el aire de muchas dudas, de mucho futuro sin resolver. Esa primera vez de ese día cualquiera en Medellín, Colombia, la negra voz se llamaba Maybeland, como por las dudas, una artista de la incertidumbre.

A los minutos de hablar, ese Maybe pasó a ser una realidad y de una vez por todas, para siempre y hasta siempre, se convirtió en Mabiland, como la voz aterciopelada de su Chocó, como la negra voz del rap, el jazz y el soul. Mabiland, como quien sueña con una tierra repleta de sonidos, con una aldea sin guerras, sin hambre, sin dolor y con baile frenético hasta el amanecer. Pero su nombre es Mabely Largacha, con sangre negra, con África en los poros, con el pacífico en los pies, el jazz en el alma y el hip hop en el corazón.

Y luego de ser incertidumbre, luego de ser un sueño casi imposible de conseguir en medio de miles de canciones sonando a toda hora, en medio de cientos de chicas queriendo figurar, cantar, bailar, likes, etiquetas, crear canciones y vender discos, Mabiland lo logró, consiguió encontrar su voz, desde las vísceras escribió sus propias historias, materializó sus discos y justo ahora presenta Niñxs Rotxs, su más reciente producción discográfica, la consolidación y el despegue de su carrera como artista.

Niñxs Rotxs

Este es un disco doloroso y catártico, se nota sin asomarse en su profundidad. Algunas de sus canciones se convierten en un grito a los demonios, a los fantasmas que divagan por habitaciones solitarias y corazones angustiados. Rupturas, miedos, incertidumbre de futuro y ansiedad por el presente, todo en sonoridades que sacan a Mabiland de su aldea, la expanden al mundo y su canto se hace uno gracias a beats que la elevan por los aires. Tresillos en la percusión, texturas de guitarras, pianos, rocanrol vanguardista, boom y clap rapero y dembow que la liga a la actualidad sonora.

Mabiland camina con facilidad, sin chocar con las piedras, sin perderse en el fango, entre el rap, el neo soul, el trap, el pop, el rock, la balada y la música que ella misma escucha y le agita el corazón. Se sale de su molde, se apropia del sonido universal y se hace grande para hacernos felices a todos.

Su nuevo disco nos presenta una Mabiland más profunda, con una oscuridad que se materializa en luz, en realidad callejera, en letras explícitas y en una naturalidad sorprendente para decir las cosas tal y como salen de su glotis, sin filtro, sin miedo.

Niñxs Rotxs es su nuevo disco, su nueva piel, su presente y el futuro caleidoscópico que nos emociona. Sin lugar a dudas Mabiland es una euforia que no acaba y se convierte en un bálsamo refrescante para la actual música latina.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Críticos
Diego Agudelo Gómez

Aplausos y pitos

$titulo

LUIS JAVIER MOSQUERA L.

El pesista vallecaucano obtuvo la primera medalla olímpica en Tokio, de plata, y récord nacional en arranque

$titulo

ANDRÉS JARAMILLO LÓPEZ

Expresidente de Conalvías, condenado penalmente por delitos de corrupción en “carrusel” de contratación en Bogotá.