<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Diciembre es tremendo güiro
Crítico

Diego Londoño

Publicado el 09 de diciembre de 2019

Diciembre es tremendo güiro

¿Qué sería de diciembre sin música? Esta es una pregunta hermosa, que revela sin duda, la importancia del sonido y de las canciones en la humanidad. No solo diciembre, la vida sin música no sería nada, sería un error imperdonable. Es por eso que cuando hay música, nada falta, y más si es en el mes esperado y aclamado, el mes de las luces, la comida, las reuniones familiares, la fiesta y la resaca. Llegó diciembre, con su dinámica propia que cambia los días y las noches, por la fiesta feliz o melancólica. Este mes tiene banda sonora propia, no hay discusión. Hay muchos artistas que desfilan como Pedro por su casa por cada uno de los 31 días de este rimbombante y bullicioso periodo, personajes como Los Corraleros de Majagual, Rodolfo Aicardi, Gustavo “El Loco” Quintero, Pastor López, El Combo de las Estrellas, Los Hispanos, Fruko y sus Tesos, Afrosound, Guillermo Buitrago, Los Melódicos, Los Graduados, Alfredo Gutiérrez, Lisandro Meza, La Sonora Dinamita, entre muchísimos otros. Pero, a su lado, como un rey con la corona bien puesta y el sonido sosteniendo sus pisadas, está el güiro, uno de los instrumentos que describe con fidelidad ese sonido característico del mes más bailado y festejado del año.

El rey de los diciembres

El güiro suena como una onomatopeya graciosa, como pidiéndole silencio en repetidas ocasiones a alguien, como el sonido que genera una locomotora a toda velocidad o como el carraspeo que ocasiona bailar arrastrando los pies en las baldosas. Todos pueden interpretar este sonido juntando los labios, cerrando la cavidad bucal y sacando aire con fuerza, con el ritmo de la fiesta y del baile frenético, que pide que sea hasta las seis de la mañana.

Si prestan atención, ese sonido que aparece siempre como fondo detrás del acordeón, las trompetas y trombones, las congas, la guitarra y el bajo, los coros y la voz, está presente no solo como columna vertebral que lleva el tiempo y el ritmo, sino como ADN que dice cómo se baila y cuánto debe aguantar el cuerpo, es decir, el corazón de la fiesta.

Más allá de un artista, una canción, o una historia que genere odios y amores, el sonido de este instrumento reafirma que nuestra semilla es africana, que nos mueve lo percutivo y que la danza, es sinónimo de alegría y fiesta.

Y si hablamos de esta música, de la cumbia tropical y el sonido para bailar, podríamos decir que tiene raíces fuertes y afincadas en las culturas indígenas y africanas, y en una medida más corta, de la cultura blanca española, que da como fruto el largo e intenso mestizaje que surgió del proceso de la Conquista y la Colonia.

Pero al hablar del güiro o güira como también es llamado, hay que decir que la sola palabra tiene una procedencia taína que designa un instrumento de la música popular americana y que está construido con un calabazo, guayo o güícharo, que se obtiene de una especie de calabaza grande.

Es un instrumento versátil, tanto que puede ser construido por un niño e imitado por un adolescente con un cuaderno argollado. El güiro es percutivo, frotativo o idiófono, y al estar formado por la corteza del fruto tiene una resistencia de años de fiestas y parrandas hasta el amanecer.

Se sostiene con la mano izquierda y se frota contra una serie de incisiones, con una o varias varillas duras agrupadas a modo de peine. El personaje que se atreva a interpretarlo, debe tener la resistencia necesaria para no dejar que los demás pierdan el ritmo y las ganas de bailar.

El güiro es el corazón, el alma y la vida de diciembre, porque siempre está, porque requiere de valentía aceptar el reto de tocarlo y hacerle el camino más fácil a los demás instrumentos. Ahora, la pregunta inicial cambia ¿Qué sería de diciembre sin el güiro? Nada, no sería nada. Sería una fiesta sin sabor y sin la tradición ancestral de una calabaza que pone a bailar a todo el mundo.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Críticos

Aplausos y pitos

$titulo

CAMPEONES DEL BABYFÚTBOL
Brillante fue el torneo ganado por los equipos Asunción, de Bogotá, niñas, y La Nubia, Medellín, niños.

$titulo

QUEMAN A UN SER HUMANO

Atroz forma de matar a un habitante de calle rociándolo con gasolina y prendiédole fuego, en Campoamor.