<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Pensando en Altavoz 2021
Crítico

Diego Londoño

Publicado el 21 de diciembre de 2020

Pensando en Altavoz 2021

Ya hace unos días que cerramos la rara y virtual edición de Altavoz 2020. Hay que rescatar muchas cosas del Festival este año, su entereza por sacarlo adelante, su afano por resistir y ser una posibilidad ante la incertidumbre, la desolación y el silencio. La pandemia arrasó con todo, sin excepción, y el gremio de la cultura y la música fue uno de los más afectados, sin lugar a dudas.

A pesar de eso, el Festival Altavoz este año mostró resistencia, liderazgo con respecto a otros festivales del país y, contra viento y marea, decidió hacer su versión 2020. Tanto los conciertos Ciudad Altavoz como el Festival Internacional Altavoz, en esta ocasión dedicado al territorio colombiano, se hicieron bajo protocolos de bioseguridad y sin acceso a público.

Así que para ir despejando puntos. Primero, hay que agradecer la gestión, la fuerza que le imprimió el festival a la música de Medellín y Colombia y la decisión riesgosa que implicó jugársela a pesar de las dificultades y los comentarios destructivos que nunca faltan.

Por otro lado, buena decisión hacer un festival dedicado al sonido nacional, es algo así como: “lo hacemos por ustedes, lo hacemos por nosotros”. De hecho, observando el festival en perspectiva podemos ver su potencia curatorial, todo fue cuota de sonido y de propuesta colombiana.

Y en mi concepto, el gran acierto del festival en esta edición, fue respaldar a los teatros de la ciudad, Teatro Matacandelas, Teatro Ateneo Porfirio Barba Jacob y Teatro Pablo Tobón Uribe, todos además, afectados por la innegable fuerza de la situación mundial. Por mi rol de periodista, tuve la oportunidad de asistir presencialmente a los conciertos finales con todos los protocolos de cuidado. Allí, presencié la fuerza que podría tener el festival en un futuro si se realiza en diferentes teatros de la ciudad. Los recorridos por el centro de Medellín, de teatro en teatro, hacen de la experiencia un viaje musical y territorial, además de que se reactiva la economía de teatros, ventas transeúntes y turismo de ciudad.

No sé si para los conciertos Ciudad Altavoz o para el Festival Internacional, pero sería muy interesante experimentar este formato y poner al público a recorrer la ciudad para vivir la música. Algo así parecido sucede en Austin, Texas, en los Estados Unidos con su festival South by Southwest (SXSW). Este festival que congrega varias interdisciplinas como la música, el cine y los medios interactivos, lleva a sus espectadores a vivir varios días con efervescencia la ciudad de Austin, recorriéndola de arriba para abajo, en bares, teatros y espacios al aire libre, toda una inmersión cultural en torno a la ciudad.

Este puede ser un experimento interesante que puede aportar al cambio oxigenante que debería tener un proceso de ciudad como Altavoz.

Bravo por el festival, bravo por su riesgo, bravo por su compromiso y bravo por seguir coreando a todo pulmón que somos todos los que lo construimos. Nos escuchamos en 2021.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Críticos
Diego Agudelo Gómez

Aplausos y pitos

$titulo

JULIANA URTUBEY

Nacida en Colombia, reconocida como “Maestra del Año” en EE.UU. El premio lo entregó la primera dama, Jill Biden.

$titulo

HOMICIDIO DEFENSOR DD.HH.

Tres sujetos, condenados por participar en el homicidio de Temístocles Machado Rentería, en enero de 2018.