<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La medida de YouTube contra el contenido electoral manipulado

  • Google, dueña de YouTube, dijo que está trabajando con otras compañías y agencias estatales para identificar actores que quieran difundir desinformación electoral. Foto: Pixabay
    Google, dueña de YouTube, dijo que está trabajando con otras compañías y agencias estatales para identificar actores que quieran difundir desinformación electoral. Foto: Pixabay
AFP | Publicado el 03 de febrero de 2020

La plataforma YouTube dijo este lunes 3 de febrero que eliminará contenidos “manipulados o alterados engañosamente” para influenciar a los votantes, en un nuevo esfuerzo por combatir la desinformación.

El servicio, propiedad de Google, anunció en un comunicado que la medida forma parte de su compromiso por ser una “fuente más confiable” de noticias y promover un “discurso político saludable”.

Leslie Miller, vicepresidente de YouTube para asuntos de gobierno y políticas públicas, señaló que los estándares comunitarios del servicio prohibirán “contenido que haya sido manipulado técnicamente o modificado de manera que resulte engañoso para los usuarios” y que represente un “riesgo grave de daño flagrante”.

Las nuevas directivas también prohíben contenidos que divulguen información engañosa sobre la participación en la elección, como fechas falsas o requisitos para votar inexistentes, o el proceso del censo.

Este cambio en las políticas de YouTube llega en medio de una creciente presión hacia las gigantes tecnológicos para que mejoren sus prácticas destinadas a prevenir la divulgación de noticias falsas, y una preocupación especial por los videos hechos con tecnología deepfake. Se trata de contenidos falsos de apariencia creíble realizados con ayuda de sistemas de inteligencia artificial.

Le puede interesar: Otro actor se suma a la desinformación

¿Qué han hecho las otras redes?

Directivos de redes sociales han anunciado recientemente cambios respecto a sus políticas de contenido y venta de publicidad. Estas decisiones están relacionadas con cómo los políticos se preparan para jugar en este terreno. Twitter, por ejemplo, canceló su venta de pauta política.

(Si quiere conocer las implicaciones de este cambio para la red social de microblogging, este artículo le puede interesar: Pauta política, ¿lejos de redes?)

Por su parte, Facebook se ha negado a censurar los avisos publicitarios políticos que contengan postulados engañosos o falsos. El cambio anunciado recientemente se basa en dar más control a los usuarios, introduciendo una “biblioteca de anuncios”, en la que se puede elegir ver menos publicidad política.

(La información sobre el debate que encendió esta medida, calificada como débil por algunos sectores políticos de Estados unidos, está en: Facebook no prohibirá publicidad política, pero dará más control a los usuarios).

Google, la gigante de la búsqueda en línea, ha impuesto a su vez restricciones a los anuncios hipersegmentados, y dijo el año pasado que incrementaría el control sobre la desinformación vinculada a temas electorales y eliminaría la publicidad con consignas falsas, incluyendo la que se canaliza por YouTube.

Preocupación por elecciones 2020

Según Paul Barrett, del Centro para los Negocios y los Derechos Humanos de la Universidad de Nueva York y autor de una investigación sobre desinformación política, los estándares anunciados por la plataforma de video no son nuevos, pero sí bienvenidos.

“La compañía merece elogios por exponerlos en términos claros y advertir que su intención es fiscalizar esta política en forma vigorosa”, dijo Barrett. “El comunicado de hoy de YouTube parece reiterar su determinación a no permitir que engañen a sus usuarios durante la campaña electoral 2020”, agregó.

“Cada plataforma está sopesando libertad de expresión contra manipulación a los votantes, pero las operaciones de información trabajan a través de distintas plataformas y se aprovechan de estos agujeros”, dijo Karen Kornbluh, investigadora que trabaja sobre la desinformación política para The German Marshall Fund, un organismo de cooperación.

“Es por eso que las plataformas deberían unirse y desarrollar reglas compartidas, claras, consistentes y que pueden hacerse cumplir para proteger a los votantes de convertirse en blancos fáciles de las campañas de desinformación”, agregó.

En un comunicado aparte, la directora de confianza y seguridad de Google, Kristie Canegallo, dijo que la empresa está trabajando con otras compañías y agencias estatales, incluido el FBI, para “identificar malos actores, desactivar sus cuentas, advertir a los usuarios sobre ellos, y compartir información relevante con funcionarios de la industria y con quienes hacen cumplir las leyes”.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección