<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Docente colombiana creó la primera reglamentación para trabajar con células madre

La profesora Viviana lideró durante cuatro años el equipo que formuló
la primera norma ISO en torno al tema. Un hito científico para el país.

  • Representación en tres dimensiones de células madre. IMAGEN SSTOCK
    Representación en tres dimensiones de células madre. IMAGEN SSTOCK
LAURA FRANCO SALAZAR | Publicado el 14 de junio de 2022

Hasta la fecha no existía en el mundo una norma estandarizada e internacional que determinara cómo trabajar correctamente con células madre, aun cuando estas llevan siendo estudiadas desde hace más de 50 años.

En Colombia tampoco, nunca antes, ningún investigador había contribuido a la construcción de una reglamentación para la Organización Internacional de Estandarización (ISO, por sus siglas en inglés).

Ambos hitos los realizó este año una investigadora colombiana: Viviana Marcela Rodríguez Pardo, docente del departamento de Microbiología de la Universidad Javeriana y con 22 años de trayectoria en el estudio y análisis de células madre. Fue ella la que lideró el grupo de expertos que pensó y discutió, durante cuatro años —desde 2018—, los parámetros y normas que, desde ahora, regirán a nivel mundial la manipulación de células madre de tipo mesenquimales.

Del proceso, que contó con la participación del Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación (Icontec) y debates académicos entre representantes de 36 países, entidades como la FDA (Food and Drug Administration), la Organización Mundial de la Salud, el Inserm (Instituto de Investigación Francés) y la Sociedad Internacional de Terapia Celular (ISCT), quedó como resultado la publicación de la norma ISO 24651 para su uso a nivel global.

“¿Cómo es posible que estemos hablando de las células madre desde los años 60 o 70 y hasta 2022 se propone una regulación?”, se pregunta la docente en una entrevista para la Revista Pesquisa Javeriana. “Es una gran satisfacción saber que se ha hecho un aporte a la sociedad. Estoy muy contenta. Fue un arduo trabajo, muy silencioso durante cuatro años”. EL COLOMBIANO profundizó con ella algunos detalles y explicaciones.

“Mesenquimales”, ¿cuáles son esas células? ¿Por qué son importantes?

“Las células madre son las que permiten que un órgano permanezca viable durante toda la vida del individuo. Que cuando sufra algún daño, pueda autorrepararse. Existen varios tipos, entre los que están las células madre mesenquimales (las segundas más estudiadas y utilizadas después de las hematopoyéticas). Estas son células que se diferencian en tejido adiposo, hueso y cartílago. Su importancia radica, entre otras cosas, en que son una población celular que tiene la capacidad de regular la respuesta inmune, los procesos inflamatorios y regenerar hueso”.

¿Cómo estaba regulado antes su uso?

“No había ningún tipo de regulación a nivel internacional. Estados Unidos tiene una regulación muy restrictiva en torno al uso de células madre, pero son normativas nacionales. A nivel internacional, no había absolutamente nada. Todo el proceso se hacía empírico y con base en los recursos de cada laboratorio. Con la norma ISO le decimos al mundo cómo tiene que trabajar en el laboratorio con las células madre mesenquimales de médula ósea, cómo se debe recolectar, cuáles son las estrategias para aislar estas células, cómo caracterizar los procesos, cuáles son las pruebas de laboratorio que se tienen que hacer para evaluar la función de esas células y además las estrategias para congelarlas y conservarlas a largo plazo”.

¿Por qué aventurarse a adelantar este proceso?

“Los científicos tenemos un compromiso social que va más allá del laboratorio. Es responsabilidad nuestra avanzar en la regulación, nadie más lo puede hacer, somos finalmente nosotros los que conocemos la discusión científica y tenemos la experticia. Debemos involucrarnos cada vez más porque si no es así, estas regulaciones las terminan haciendo personas que no saben lo suficiente del tema y se generan regulaciones con poca fundamentación, que nadie utiliza o que nadie entiende. Nosotros, como investigadores, tenemos la autoridad técnica y científica”.

¿Cómo fue adelantar esta hazaña siendo mujer?

“Fue difícil. Yo estaba tranquila en cuanto a mi conocimiento técnico, porque llevo trabajando con células madre más de 20 años. Sin embargo, sí me encontré con una barrera de género, sobre todo entre los representantes de países asiáticos. Ellos preferían entenderse con Andrés Hernández, el experto de Icontec. Él medió entre ellos y yo durante un buen tiempo hasta que fue estrictamente necesaria la comunicación directa para aclarar conceptos científicos. Ahí tuvieron que escucharme. Luego se volvió un diálogo de rutina. Nunca había sentido algo similar, ni en Colombia ni en la universidad. Así mismo, a la gente le daba curiosidad ver que una colombiana (en representación de su país) discutiera temas que se supone son de ‘primer mundo’”.

Si quiere más información:

Laura Franco Salazar

Periodista convencida de la función social de su profesión, de la importancia del apoyo mutuo, la educación y el arte.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección