<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Un gemelo puede morir en la barriga y el otro seguir con vida?

A propósito de lo ocurrido con los mellizos que esperaban Cristiano y Georgina, le contamos algunos de los riesgos en las diferentes etapas de gestación.

  • Los embarazos múltiples, de dos o más fetos, son más peligrosos que los de solo uno. Foto: Getty
    Los embarazos múltiples, de dos o más fetos, son más peligrosos que los de solo uno. Foto: Getty

Si quiere más información:

Vanesa de la Cruz Pavas | Publicado el 19 de abril de 2022

Este lunes, el ídolo del deporte mundial Cristiano Ronaldo y la modelo Georgina Rodríguez, su esposa, dieron a conocer la triste noticia de la muerte de uno de los dos mellizos que estaban esperando, el niño. Todo han sido especulaciones, pero se sabe que la niña sí nació y, según informó su hermana Katia en redes, la pequeña está firme, fuerte y llena de salud.

La pareja ha pedido que se respete su privacidad y su dolor, por lo que no han dado motivos o comentarios sobre lo ocurrido, pero aquí explicamos algunos de los riesgos que los embarazos múltiples representan, tanto para la madre gestante, como para los fetos, sin querer implicar que esto es lo que le ocurrió a la pareja.

¿Qué es un embarazo múltiple?

Cuando hay más de un feto se considera embarazo múltiple, sin importar si son dos, tres o más, pero hay varios tipos. Germán Raigosa L., ginecólogo y especialista en infertilidad del Centro de Fertilidad Ferttes, explica que los hay de dos formas: los comúnmente conocidos como mellizos y los gemelos.

Son mellizos cuando se trata de dos óvulos fecundados por dos espermatozoides diferentes y cada feto está en su placenta independiente con saco amniótico diferente. Pueden ser de sexos y cargas genéticas diferentes. Se llaman, médicamente, embarazos dicoriónicos.

Los gemelos idénticos, en cambio, son los que comparten placenta porque un óvulo es fecundado por un solo espermatozoide y el embrión se divide en dos. “Los siameses ocurren cuando esta separación es incompleta”. Son idénticos, comparten el mismo saco gestacional y la misma carga, por lo que se conocen como embarazos monocoriónicos.

¿Es más riesgoso el múltiple?

El ginecobstetra especialista en Medicina Maternofetal y en embarazos de alto riesgo y coordinador de la Unidad de Cirugía Fetal de la Clínica Universitaria Bolivariana, José Enrique Sanín, explica que los múltiples sí representan más riesgos tanto para la gestante como para los fetos.

En el caso de las madres aumenta el riesgo de complicaciones del embarazo, como la hipertensión, el riesgo de diabetes, de partos más complejos, “muchos acaban en cesárea”, y hay riesgo de sangrado en el parto, el doble comparado, de 8 % a 10 % de probabilidades.

Para los fetos, por su parte, el principal riesgo es la prematuridad, donde 70 % de los bebés son pretérmino, es decir, prematuros. “A la semana 33 o 34 no es tanto el problema, pero el riesgo es cuando ocurre a la 26, 27 o 28, por ejemplo, donde puede haber más complicaciones”, añade Sanín. Hay otras preocupaciones, como que uno de los dos bebés o los dos sean muy pequeños o no obtengan los suficientes nutrientes.

El riesgo aumenta de acuerdo con el tipo de embarazo. Si es monocorial, “existe 15 % de riesgo de que ocurra una transfusión feto fetal, que es cuando uno de los dos toma la sangre del otro y puede ser potencialmente mortal para uno o los dos fetos. Si uno tiene sangre de más se sobrecarga en volumen y el otro puede ser más pequeño”.

¿Por qué pueden morir algunos fetos, embriones o bebés?

Según Raigosa, una de las causas más frecuentes por la que se da la pérdida de los embriones en el primer trimestre son los problemas genéticos, que pueden afectar a uno y al otro no. Otros casos comunes son las infecciones, los traumas o los desprendimientos de placentas.

En el caso de los fetos que comparten la misma placenta, puede darse la situación ya explicada de transfusión feto fetal, donde uno se vuelve más grande o macrosómico que el otro que queda desnutrido intrauterino.

Cuando el embarazo está en las primeras etapas y el embrión es aún pequeño y muere, el otro puede seguir evolucionando de manera normal y “no es que uno se coma al otro”, señala Raigosa, pues muchos creen que uno de los dos termina por “succionar” o integrarse con el otro y no es así. La pérdida de uno es más frecuente en el primer trimestre de gestación.

En cambio, añade, cuando el embarazo está más avanzado y el feto está más grande, la muerte sí puede afectar al que queda vivo por la liberación de sustancias asociadas a la muerte de las células, “pero el hígado y los riñones de la madre hacen un gran trabajo de limpiar las toxinas de la sangre”.

Por lo tanto, en este último caso, suele dejarse que el embarazo continúe hasta el final, dice Sanín: “No hay indicación para sacarlos antes de tiempo o de sacar a uno y dejar al otro si no comparten placenta. Si sí la comparten, se debe terminar la gestación para salvar al que queda vivo porque puede perder sangre de manera aguda”.

En el caso de Cristiano Ronaldo y Georgina, debido a la etapa avanzada del embarazo, pudo deberse a una malformación de uno de los dos, a un parto complicado en el que uno de los dos venía en una posición difícil, a una insuficiencia placentaria o al nacimiento prematuro que se complicó en uno de los casos. Podría también haber un feto fallecido y otro vivo, pero aún dentro del cuerpo de la madre, aunque la hermana de Cristiano ya confirmó el nacimiento de la niña.

En este penúltimo caso, el doctor Sanín recuerda que en casos de prematuridad las mujeres suelen ser más fuertes o tener más posibilidades de sobrevivir que los hombres.

Se está avanzando...

Como cuando los embarazos son monocoriales hay 15 % de riesgo de que ocurre la transfusión feto fetal, en la Clínica Universitaria Bolivariana hacen una cirugía láser de placenta en la que, similar a una endoscopia, visualizan dónde están las comunicaciones de esa placenta y las cauterizan para que cada bebé tenga su parte y no haya más o menos sangre de ningún lado.

Vanesa de la Cruz Pavas

Periodista de la UPB. Amante de las historias y de las culturas. Estoy aprendiendo a escuchar y a escribir.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección