<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

Alcaldía de Medellín sacó pecho con obras en La Madera que la comunidad ganó ante la justicia

Los vecinos de La Madera lograron la intervención de la quebrada, a pesar de los desacatos de la administración Quintero.

  • Los obreros que trabajan desde el lado de Bello redoblaron jornadas y están trabajando hasta los fines de semana. Son 26 pilas las que tienen que construir para devolverla la tranquilidad a la comunidad. FOTO camilo suárez
    Los obreros que trabajan desde el lado de Bello redoblaron jornadas y están trabajando hasta los fines de semana. Son 26 pilas las que tienen que construir para devolverla la tranquilidad a la comunidad. FOTO camilo suárez
02 de febrero de 2023
bookmark

La semana pasada, la Alcaldía de Medellín publicó un comunicado y lanzó un despliegue mediático con un propósito específico: intentar convertir un incumplimiento sistemático contra una comunidad en un mérito de la administración de Daniel Quintero.

“La Administración Distrital solucionará definitivamente la problemática de inundaciones de la quebrada La Madera”, ese fue el titular con el que la Alcaldía anunció la destinación de $3.100 millones para dicha intervención. Los hechos, sin embargo, contradicen la aseveración de la Alcaldía.

Las obras, que ya el municipio de Bello adelantaba desde el año pasado y a las cuales la administración Quintero apenas se está sumando, se materializaron gracias a una desgastante pelea jurídica que dio la comunidad, principalmente, de los barrios Santander y Barrio Nuevo, frontera entre Medellín y Bello.

Aldemar Reyes, un vecino del sector, recuerda que llevan más de 20 años pidiendo obras de mitigación y alertando de mil maneras los riesgos de vivir cerca a La Madera que, según el Área Metropolitana, es la quebrada que más piedras moviliza y la que cursa a mayor velocidad.

El 30 de noviembre de 2021, finalmente, se materializaron los miedos. Una creciente se llevó tres casas. Para ese momento la comunidad ya había instaurado tutelas y acción popular. Nada de eso valió. Seis meses después, otra creciente acabó con la vía que conecta ambos barrios.

La acción popular que ganó, amparada en segunda instancia por el Tribunal Administrativo de Antioquia el 27 de agosto de 2021, concluyó que las alcaldías de Bello, Medellín vulneraron los derechos colectivos a la seguridad y salubridad pública, prevención de desastres y el ambiente sano de los residentes de la franja de la quebrada La Madera y les ordenaron entregar el estudio técnico sobre las condiciones hidrológicas e hidráulicas de la quebrada, así como determinar las obras requeridas para atender la erosión, socavación, taludes y riesgos de inundación en las inmediaciones de la carrera 76C, entre Medellín y Bello.

La justicia también involucró al Área Metropolitana y a EPM, esta última entidad fue la responsable de instalar dos gigantescos tubos de descarga de aguas residuales en septiembre de 2022 que causaron afectaciones de salubridad entre los habitantes del sector.

Toda esta movilización comunitaria y sus triunfos ante la justicia lograron que, tras tirarse la pelota entre las alcaldías, Bello iniciara unas accidentadas obras que sufrieron varios retrasos el año pasado por las lluvias, mientras la alcaldía de Quintero acumuló tres incidentes de desacato.

Apelando a maniobras administrativas, la Alcaldía de Medellín ganó tiempo para evitar meter mano en la solución del problema, pero en octubre el Juzgado Catorce Administrativo Oral del Circuito le puso fin a estas maniobras y le puso un plazo de un mes para cumplirle a la justicia y la comunidad. Fue solo hasta este punto que la Alcaldía decidió desembolsar los $3.100 millones al municipio Bello que ya estaba en el sector adelantando las obras. Fue, en todo caso, un cumplimiento a regañadientes y a medias pues salvo un plano proyectado en una imagen los habitantes del sector en el lado de Medellín, no conocen todavía los estudios hidrográficos que ya deberían haberse socializado, según apunta el abogado Juan José Largo, quien ha acompañado jurídicamente en todo este proceso a la comunidad.

Hoy, agotados por pelear con la Alcaldía por el mínimo derecho a vivir en un entorno sin amenazas contra sus vidas, los vecinos de estos barrios respiran más o menos tranquilos al ver que, del lado de Bello, empezaron a intensificar labores trabajando hasta los fines de semana para recuperar el tiempo y avances que la temporada de lluvias del año pasado les quitó.

“La quebrada y la negligencia le cambiaron la vida al sector. Mucha gente se fue, los negocios se han visto afectados. Ojalá por fin podamos volver a dormir tranquilos”, pide Aldemar.

Para devolver la tranquilidad a los habitantes de estos barrios es necesario construir 26 pilas de 40 metros de profundidad, con una pantalla de cemento cuyo propósito es contener el agua que se está comiendo las laderas. La caída de la quebrada deberá quedar fraccionada en tres pisos para reducir la velocidad del agua.

Mientras el lado de Bello redobla el ritmo, del lado de Medellín esta semana comenzarán los estudios topográficos para determinar dónde instalar las pilas.

Largo reitera que es necesario dejar claro que esta intervención es un triunfo de la comunidad organizada y que si en verdad la Alcaldía de Medellín tuviera compromiso para solucionar esta problemática no se hubiera limitado a entregar la plata a Bello y a desentenderse de la supervisión técnica y los lineamientos de construcción, lo cual quedó a cargo de ese municipio.

Elio Sánchez, un comerciante que ha visto reducir en un 60% las ventas de su negocio por las afectaciones de la quebrada y el retraso de las obras, afirma tajantemente que la comunidad no está dispuesta a dar su brazo a torcer y que si, además de las acciones jurídicas tienen que salir a las calles para garantiza que las obras por fin finalizarán, está dispuesta a hacerlo.

Según apunta Largo, en mayo de este año deberán estar listas las obras que por fin permitirán a los vecinos de La Madera dormir y vivir tranquilos

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*