<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Asesinato en Amalfi de dos hombres de banda de Bello reaviva temor por escalamiento de guerra en el Nordeste antioqueño

Las dos víctimas fueron identificadas por las autoridades como presuntos integrantes de la banda El Mesa, que se estaría sumando a la guerra que el Clan del Golfo, las disidencias de las Farc y el ELN sostienen en el Nordeste de Antioquia durante el último año.

  • Enfrentamientos entre grupos armados, confinamiento, amenazas y asesinatos son algunos de los hechos violentos que han marcado al Nordeste antioqueño en el último año. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    Enfrentamientos entre grupos armados, confinamiento, amenazas y asesinatos son algunos de los hechos violentos que han marcado al Nordeste antioqueño en el último año. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
27 de febrero de 2024
bookmark

El reciente asesinato de dos hombres en Amalfi, señalados de pertenecer a la banda El Mesa, reavivó la preocupación por el recrudecimiento en las confrontaciones que vienen sosteniendo varios grupos armados que buscan dominar el Nordeste antioqueño.

Luego de varios meses de zozobra en esa subregión, en los que en municipios como Segovia se ha denunciado el confinamiento de hasta 800 civiles por culpa del fuego cruzado, el temor se apoderó ahora de los habitantes de Amalfi por cuenta de ese asesinato doble, perpetrado en pleno casco urbano.

Le puede interesar: CICR lleva ayudas humanitarias a las zonas más afectadas por el conflicto en Segovia, Antioquia

De acuerdo con los primeros reportes, las víctimas aparecen identificadas como Héctor Julián Gutiérrez Muñoz, de 33 años, y Jorge Eliécer Yépez González, de 45 años.

Mientras el primero fue encontrado sin vida hacia las 9:50 de la noche en el barrio Otra Banda con múltiples heridas de arma de fuego; el segundo fue hallado con múltiples impactos de bala en inmediaciones del barrio Pueblo Nuevo hacia las 10:20 de la noche.

Según sostuvo la Fuerza Pública, Gutiérrez Muñoz presuntamente sería conocido en el bajo mundo con el alias de El Zarco y Yépez González con el alias de El Paisa, ambos señalados de integrar la banda El Mesa, que recientemente ha sido una de las estructuras que se ha sumado a la lucha por dominar el Nordeste y municipios como Amalfi, en llave con las disidencias de las Farc.

Siga leyendo: Abrirán corredor humanitario en Segovia para atender a familias confinadas por enfrentamientos entre el Clan del Golfo y el Eln

Como uno de los principales indicios de su participación en dichas actividades ilegales, los organismos de seguridad añadieron que Yépez González tendría en sus antecedentes anotaciones por los delitos de desplazamiento forzado y concierto para delinquir.

En medio de ese panorama, uno de los escenarios que se investigan apuntarían a que tanto El Paisa como El Zarco tendrían vínculos con un viejo cabecilla identificado como alias de Mono Amalfi, quien recientemente estaría moviendo sus hilos para controlar la zona y captar la venta de drogas ilegales.

Aunque la banda El Mesa ha solido acaparar la atención pública sobre todo por sus crímenes y operaciones en el municipio de Bello, en donde se ha disputado el control con grupos rivales como los Pachelly, desde su fundación en la década de 1990 ha logrado extender sus tentáculos más allá del Valle de Aburrá, principalmente en regiones como el Oriente y otras ciudades del país, incluyendo Bogotá.

Desde comienzos de este mes, esa banda se desequilibró internamente por cuenta de la captura de uno de sus cabecillas, conocido como alias Mateíto, quien en cuestión de meses había logrado reemplazar a alias El Diablo, capturado a finales del año pasado.

En medio de esa expansión, El Mesa estaría apuntando a consolidarse en el Nordeste, al parecer en llave con las disidencias de las Farc por lo menos desde 2018, de acuerdo con las investigaciones de los organismos de seguridad.

Lea también: ¡No hay tregua en Segovia! Un soldado murió en un campo minado instalado por el Clan del Golfo

Además de las disidencias, cabe recordar que en el Nordeste también operan estructuras del ELN y el Clan del Golfo, todas enfrascadas en una disputa para controlar actividades como la minería ilegal y ejercer control en una zona que por sus condiciones geográficas es punto de paso obligado para rutas del narcotráfico.

Por el lado del ELN, la situación es igual de volátil, luego de que el sábado 17 de febrero fuera capturado en Anorí el presunto cabecilla del frente Héroes y Mártires de Anorí, que según las autoridades se trataría de Númar Ovidio Barrientos Hernández o alias Pastor.

Tal como lo contó este diario, esa captura derivó en una alerta de seguridad en el Ejército, desde donde no se descarta que esa organización ilegal busque en señal de retaliación perpetrar atentados contra la Fuerza Pública.

Esta compleja situación de seguridad también se tradujo esta semana en la expulsión de la periodista Jhanuarya Gómez Gil, que durante décadas ha cubierto el conflicto armado en Segovia y quien recibió amenazas de muerte de grupos armados.

“Plomo es lo que le vamos a dar por lambona pa que siga publicando información de esos perros (el Ejército) nosotros de usted sabemos todo y la mantenemos ubicada y vamos a ir por usted pa que siga publicando lo que no le importa «sic»”, fue uno de los mensajes que recibió la comunicadora, en hechos que aún no han sido esclarecidos.

Por su parte, el alcalde de Segovia, Edwin Castañeda, denunció que en ese municipio había cerca de 800 personas confinadas en sus casas por cuenta del fuego cruzado entre grupos armados.

De acuerdo con los datos de las autoridades, en lo corrido de este año se han perpetrado 30 homicidios en la subregión del Nordeste antioqueño, la mayoría en el municipio de Remedios (9), Segovia (6) y Amalfi (5).

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD