<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

89 familias de Antioquia recibirán Año Nuevo en albergues de damnificados

  • El desastre de Dabeiba, el pasado 13 de noviembre, dejó siete muertos, 22 heridos y una mujer desaparecida. FOTO: JAIME PÉREZ MUNÉVAR.
    El desastre de Dabeiba, el pasado 13 de noviembre, dejó siete muertos, 22 heridos y una mujer desaparecida. FOTO: JAIME PÉREZ MUNÉVAR.
  • Así fue la inundación causada por la lluvia en Carepa, Antioquia, el pasado 20 de diciembre. FOTO: CORTESÍA DEL DAGRÁN.
    Así fue la inundación causada por la lluvia en Carepa, Antioquia, el pasado 20 de diciembre. FOTO: CORTESÍA DEL DAGRÁN.
  • Este es uno de los albergues de Dabeiba, improvisado en un colegio del casco urbano. FOTO: CORTESÍA DE PONALSAR.
    Este es uno de los albergues de Dabeiba, improvisado en un colegio del casco urbano. FOTO: CORTESÍA DE PONALSAR.
Por: Nelson Matta Colorado | Publicado el 29 de diciembre de 2020

“Faltan cinco pa’ las doce, el año va a terminar, me voy corriendo a mi casa a abrazar a mi mamá”. Cuando las emisoras la pongan el 31 de diciembre, esta inmortal canción del compositor Oswaldo Oropeza tendrá un significado distinto para 89 familias antioqueñas. Para ellas, no habrá una vivienda hacia la cual correr para reunirse dichosos, pues las tormentas arrasaron con aquellos refugios que llamaban hogar.

El 2020 no solo fue un año devastador por los efectos de la pandemia. Según el Dagrán, con corte de cuentas al 28 de diciembre, las dos temporadas de lluvias produjeron en el departamento 164 movimientos en masa, 103 inundaciones, 89 vendavales, 18 avenidas torrenciales, 14 crecientes súbitas y 12 colapsos estructurales.

Si a esto se suman los daños del tiempo seco, como los 213 incendios de cobertura vegetal y 46 conflagraciones que afectaron edificaciones, en total hubo 659 emergencias. Las consecuencias fueron trágicas: 44 muertos, 12 de los cuales perecieron en derrumbes, otros 10 ahogados, siete arrastrados por avenidas torrenciales y siete por crecientes súbitas; mientras que seis perecieron en colapsos de estructura, uno durante la construcción de una obra y otro más en un incendio.

Estos eventos destruyeron 158 viviendas y dejaron 8.347 familias afectadas, entre ellas las 89 que no lograron conseguir otro sitio para pernoctar y recibirán el Año Nuevo en albergues temporales. Jaime Gómez Zapata, director del Dagrán, recordó que estas personas fueron víctimas de los desastres ocurridos en los municipios de Dabeiba y Carepa.

El primero de los casos sucedió el pasado 13 de noviembre, cuando las fuertes precipitaciones ocasionaron avenidas torrenciales y deslizamientos de tierra en las veredas Botón, El Mohán, El Cajón y Dabeiba Viejo. Las naturaleza embravecida derrumbó 67 casas y averió 104 más y tres colegios; se perdieron 200 hectáreas de cultivos y 5.5 kilómetros de la carretera Uramita-Dabeiba.

Sobrevivieron 22 personas con heridas y siete perdieron la vida. La semana pasada, Medicina Legal identificó los últimos dos cuerpos, a partir de unos restos hallados en el río Sucio. Se trataba de Dilan Matías Zapata, de cinco años, y su hermano Ihan Santiago, de siete meses; se unieron en el cielo a su madre María Marleny Zapata, de 30 años, y su otro hermanito Waldir Alexánder, de nueve, todos ellos fallecidos en la vereda El Mohán.

De ese episodio solo queda una desaparecida, la ingeniera Yenny Natacha Madrid Serna, de 46 años, quien pasaba por la vía a Uramita cuando fue arrastrada por la avenida torrencial de la quebrada Botón.

Por la temporada de lluvias en Dabeiba también desapareció el bebé Jonathan Manco Manco, de nueve meses, aunque en un hecho posterior, acaecido el 28 de noviembre en la vereda San José de Urama. Su madre lo llevaba en brazos, mientras pasaba el puente sobre una cañada, pero la estructura colapsó; ella fue rescatada, mas no el infante.

En el desastre de Carepa no hubo muertos, aunque sí graves afectaciones. Sucedió el 20 de diciembre, cuando los aguaceros desbordaron los cauces en las veredas La Banca, Promexcol y Canal Cuatro. La inundación perjudicó a 62 familias, 35 de las cuales tuvieron que ser evacuadas.

Puede leer: La esperanza lucha contra el fango en Dabeiba.

Así fue la inundación causada por la lluvia en Carepa, Antioquia, el pasado 20 de diciembre. FOTO: CORTESÍA DEL DAGRÁN.
Así fue la inundación causada por la lluvia en Carepa, Antioquia, el pasado 20 de diciembre. FOTO: CORTESÍA DEL DAGRÁN.

Los albergados

De las 267 familias damnificadas en Dabeiba, actualmente quedan 68 en albergues del casco urbano. Según Gómez, están distribuidas así: 37 en el colegio Juan Henrique White, 14 en la Institución Educativa Madre Laura y 17, de ascendencia indígena, en un recinto especial vecino a la escuela indigenista.

“De las que está en el colegio Madre Laura, seis familias recibirán el subsidio de arrendamiento en los próximos días”, indicó el funcionario. Dicho auxilio es de $350.000 mensuales ($250.000 aportados por el Gobierno Nacional más $100.000 que pone la Alcaldía).

Gómez expresó que su dependencia apoya a estos damnificados con acompañamiento psicosocial y servicios de salud.

El alcalde de Dabeiba, Leyton Urrego, manifestó que todavía no se ha conseguido el terreno para reubicar a los sobrevivientes. “La Presidencia ya está estudiando unos lotes, que fueron revisados por el avaluador. No es una tarea sencilla, porque deben cumplir tres requisitos: no estar en zona de riesgo, que se puedan construir viviendas ahí y que tenga acceso a terrenos productivos para sembrar”, narró Urrego.

Ni la Administración Municipal ni el Dagrán se atreven a dar un plazo para solucionar este asunto, y el tiempo apremia cada vez más. “Somos los más interesados en definir ese terreno, no solo por ayudarle a las víctimas, sino porque ya viene la temporada escolar y ellos están albergados en colegios. Como contingencia, estamos buscando una finca cercana para otra reubicación temporal”, explicó el alcalde.

Puede leer: Diciembre seguirá con cielos cubiertos: directora del Ideam.

Este es uno de los albergues de Dabeiba, improvisado en un colegio del casco urbano. FOTO: CORTESÍA DE PONALSAR.
Este es uno de los albergues de Dabeiba, improvisado en un colegio del casco urbano. FOTO: CORTESÍA DE PONALSAR.

Una situación parecida se presenta en Carepa. De las perjudicadas, 21 familias están albergadas en la institución educativa El Zungo Embarcadero.

Mónica Escobar, secretaria de Agricultura y Medio Ambiente, y a la vez coordinadora municipal de Gestión del Riesgo, indicó que ya fueron dotadas con alimentación y los respectivos kits de aseo. Si bien ha mermado un poco la inundación, todavía no es posible regresar a sus casas, según dijo.

“Esta emergencia se repite todo los años. Ellos son en su mayoría trabajadores de empresas bananeras y habitan un terreno bajo, que se inunda cuando se desborda un canal de agua construido antiguamente por una maderera”.

Pensando en una solución más definitiva, el 27 de diciembre hubo una reunión entre delegados de la Alcaldía y la comunidad, en la cual se acordó buscar un lugar para la reubicación.

Aunque han tratado de darles las mayores comodidades posibles a los afectados, en el caso de Dabeiba ya pasó un mes y medio y la gente empieza a desesperarse. El mayor Pablo Ocampo, subcomandante del Grupo de Rescate y Salvamento de la Policía (Ponalsar), relató que varios ciudadanos han expresado que quieren volver a sus veredas.

“La verdad es que no se puede, continúan las lluvias, los deslizamientos y hay zonas muy inestables que están incomunicadas. Incluso tuve una discusión con un sacerdote, hasta que se convenció que de era peligroso regresar a esos lugares”, advirtió.

Durante estas fechas, en los albergues no han faltado los buñuelos, la natilla y los aguinaldos donados por las autoridades. Mientras la mayoría de colombianos festeja el dejar atrás un año atípico, las 89 familias recibirán el 2021 con la incertidumbre de no saber cuándo volverán a escuchar Faltan cinco pa’ las doce bajo un techo propio, uno que puedan llamar “hogar”.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS INVERSIÓN PARA ENFRENTAR EMERGENCIAS

Para atender las 659 emergencias de 2020, reducir el riesgo de desastres y capacitar a los comités locales, el Dagrán invirtió $12.200 millones. Según la entidad, entre las inversiones más importantes estuvieron:

- $1.962 millones para intervenciones con maquinaria pesada y mitigar el riesgo de desastres en 55 municipios.

- $1.000 millones para la instalación del Sistema de Alerta y Monitoreo de Antioquia (SAMA), para vigilar los afluentes de 15 municipios.

- Siete puentes en igual número de pueblos, con $1.450 millones de la Gobernación y $2.760 millones de la ONU.

Egresado de la U.P.B. Periodista del Área de Investigaciones, especializado en temas de seguridad, crimen organizado y delincuencia local y transnacional.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección