<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Hombre que asesinó a su vecino en San Antonio de Prado porque no lo dejaba dormir pagará 10 años de cárcel

El victimario le había reclamado en varias ocasiones al fallecido porque no lo dejaba dormir, antes de atentar contra su vida en San Antonio de Prado.

  • En este punto del barrio El Vergel, de San Antonio de Prado, ocurrió el crimen en contra de Jhonatan Andrés Arenas Ossa, de 28 años, hecho por el cual fue condenado Antonio José Cano Vergara. FOTO: SANTIAGO OLIVARES TOBÓN
    En este punto del barrio El Vergel, de San Antonio de Prado, ocurrió el crimen en contra de Jhonatan Andrés Arenas Ossa, de 28 años, hecho por el cual fue condenado Antonio José Cano Vergara. FOTO: SANTIAGO OLIVARES TOBÓN
18 de agosto de 2022
bookmark

Antonio José Cano Vergara deberá pagar 10 años y un mes de cárcel por asesinar a Jhonatan Andrés Arenas Ossa, de 28 años, y dejar lesionado a Kevin Arley Valencia Soto, de 21, según lo determinó un un juez penal del Circuito de Medellín.

Los hechos ocurrieron a las 5:43 de la tarde del 6 de septiembre de 2021 en el barrio El Vergel, del corregimiento de San Antonio de Prado, de Medellín, cuando el condenado llegó en aparente estado de embriaguez y comenzó a discutir con las víctimas porque llevaban varios días sin dejarlo dormir por el alto volumen de la música que ponían.

Según los testigos, después de un rato de confrontaciones verbales, Cano Vergara desenfundó un arma de fuego y disparó en contra de los dos hombres. Arenas Sosa perdió la vida en el sitio, mientras que Valencia Soto fue trasladado al Hospital La María, de Castilla, con lesiones en su cadera, de las cuales se recuperó.

La decisión judicial fue tomada luego de un preacuerdo realizado por el procesado con la Fiscalía, en el cual aceptó su responsabilidad por los delitos de homicidio, tentativa de homicidio y porte ilegal de armas de fuego.

La defensa solicitó que le otorgaran la medida de detención domiciliaria, la cual fue negada por el juez. Esta decisión fue apelada ante la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín.

Arenas Ossa no era residente del sector, sino que vivía en el barrio Los Naranjos, del mismo corregimiento, pero era un visitante asiduo del lugar donde fue asesinado. De acuerdo con los reportes policiales que trascendieron en su momento, la víctima tenía tres anotaciones penales por los delitos de porte y tráfico de estupefacientes y una más por el delito de calumnia.

Santiago Olivares Tobón

Periodista por pasión. Me gusta contar las historias de la ciudad desde todos sus puntos de vista y mostrar lo bueno y lo malo de nuestra realidad.

Te puede interesar

Las más leídas

Regístrate al newsletter