<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Se agrava congestión en salas de urgencias de hospitales en Medellín

  • En urgencias del Hospital San Vicente Fundación la ocupación de adultos está hoy en un 180 %. FOTO archivo-Esteban Vanegas
    En urgencias del Hospital San Vicente Fundación la ocupación de adultos está hoy en un 180 %. FOTO archivo-Esteban Vanegas
Publicado el 30 de enero de 2019
438

mil pacientes, según Alcaldía de Medellín, han tenido atención oportuna por el Ciga

en definitiva

El cierre de clínicas por incumplimientos de estándares de calidad, y falta de red de servicios por parte de aseguradoras, propician el colapso de las salas de urgencias de alta complejidad.

El llamado desde el Hospital Pablo Tobón Uribe (HPTU) a los demás centros hospitalarios de la ciudad, el fin de semana pasado, fue urgente: “no tenemos cómo recibir pacientes en traslado no regulados. Nos preocupan los espontáneos en estado crítico que nos puedan llegar”.

Y es que, en el mismo reporte que se hace vía WhatsApp se informa que ese centro de atención recibió, entre viernes y domingo, “casi 30 traslados, incluyendo los de las unidades intermedias de Rosalpi y San Rafael, sumados a los redireccionados de dos o tres instituciones más”.

La misma situación sucede en otros hospitales de tercer nivel o alta complejidad donde los pacientes hasta en sillas plásticas deben esperar para ser atendidos, porque las EPS no tienen centros de atención de urgencias y se los remiten o desde unidades hospitalarias como las de Metrosalud o los trasladan ellos.

Según, Andrés Aguirre, director del HPTU, los pacientes de entidades como Medimás y Coomeva que no tienen red de servicios, acuden a las urgencias de los hospitales de tercer nivel y colapsan esas salas.

“Son pacientes que si se atendieran de manera oportuna no se agravarían. Es que si a una persona diabética su EPS no le suministra la insulina, se le descompensa esa enfermedad y llega a urgencias”, dijo.

En ese sentido destacó la efectividad de la estrategia Ciga de la Alcaldía de Medellín, con la cual desde los hospitales se redirecciona a los pacientes, de acuerdo con el grado de complejidad, a determinados centros asistenciales.

Aguirre reveló que, actualmente, el hospital se encuentra en “lo que llamamos plan de contingencia: les decimos a los especialistas que demos las altas lo más rápido que podamos; tratar de resolver el paciente. Eso nos pone en tensión”. Añadió que han incrementado el número de usuarios en urgencias en 10 %.

“Amanecemos, a veces, con 130% y hasta 150% de la capacidad instalada. En Comisión Salud hemos expuesto las dificultades”, enfatizó.

Hacen falta camas cerradas
En el San Vicente Fundación (HSVF), el panorama también es desalentador. María Clara Mendoza, jefe de Urgencias, apuntó que la ocupación en adultos va en 180 %, y en infantil, 300 %. En total, anotó, al mes atienden, promedio, 9.000 pacientes clasificados.

“Se agravó con los cierres de las clínicas de Esimed, que atendían 2.500 clasificaciones al mes, un número de pacientes que, aunque pueden tener urgencias de menor complejidad al no resolvérseles, terminan migrando a otros servicios de la ciudad”, acotó.

Jorge Posada, miembro de la junta directiva de la Asociación Médica Asmedas, coincidió con Mendoza en que una de las razones del incremento en la ocupación de las salas de urgencias, es el cierre de la clínica Esimed de la 80.

Apuntó que el número de camas en algunos centros de tercer nivel, entre las que se estiman 660 en el HPTU, 450 en el HSVF, 700 en la León XIII, 600 en el General, y 180 en Las Vegas, es decir, 2.590, son insuficientes.

“Una solución es la apertura de más camas por parte de hospitales y que no se cierren instituciones de servicios de salud de manera apresurada, sin contemplar las consecuencias que eso acarrea. Sé que hay razones técnicas para el cierre, pero con un plan de mejoramiento pueden resolverse”, señaló Posada.

Subrayó que “la Dirección Seccional, a través de sus entes de vigilancia, actúan de manera temeraria”, y cuestionó: “¿qué es más riesgoso para un paciente, que lo atiendan en una cama en la clínica Esimed o que ingrese a un hospital y le digan que se queda en una silla o en el suelo?”.

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? Cierres son innegociables

Para Carlos Mario Montoya, director Seccional de Salud de Antioquia, las dificultades en servicios de urgencia de tercer nivel obedecen a que no existen redes contratadas por las diferentes EPS que garanticen la atención.

“Lo otro es que los ciudadanos pretendemos que en cualquier caso nos atiendan inmediatamente en un hospital de mayor nivel”, dijo y sentenció que los cierres ante incumplimientos son innegociables, pues “es la única garantía que tienen los usuarios de condiciones mínimas de calidad. Apuntó que “posiblemente quienes piden laxitud, nunca han tenido que hospitalizar a un familiar, padecer las condiciones y correr riesgos en instituciones que no cumplen esos estándares” .

Víctor Andrés Álvarez Correa

La primera entrevista que hice, a los 8 años de edad y con la ayuda de mi padre, fue al futbolista Andrés Escobar. Desde ese día no he dejado de hacer preguntas, ni de amar el periodismo. Soy egresado de la Universidad de Medellín.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección