<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Crean banco de ADN para estudiar la fauna local

  • Basta una pluma de una guacamaya para obtener información de su ADN. FOTO EDWIN BUSTAMANTE
    Basta una pluma de una guacamaya para obtener información de su ADN. FOTO EDWIN BUSTAMANTE
Por juan pablo ramírez c. | Publicado el 18 de septiembre de 2019
650

muestras de ADN, que corresponden a 174 especies distintas, tiene el banco.

en definitiva

Haciendo uso de métodos que no afectan la integridad de los animales, la Universidad Ces creó un banco de ADN que incluye información de 174 especies silvestres del país.

Al igual que en los humanos, uno de los medios más efectivos para obtener el ADN de un animal es a través de una muestra de sangre. Sin embargo, al tratar con especies silvestres la obtención de esta se dificulta, y puede derivar en casos de estrés para los animales.

Con el objetivo de demostrar que no es necesario recurrir a estas prácticas para obtener información fidedigna del ADN de las especies, Juliana Martínez, bióloga y magíster en Genética, se dio a la tarea de encontrar métodos menos invasivos, y con el apoyo de la Universidad CES y corporaciones ambientales locales creó un banco de ADN único de su tipo en el departamento.

La colección, que cuenta con 640 muestras de 174 especies distintas, está abierta a la comunidad científica y, más allá de recopilar la información genética de la fauna regional, pretende convertirse en el insumo que posibilite investigaciones futuras.

¿Cómo toman las muestras?

De acuerdo con la bióloga Martínez, para tomarle una muestra de ADN a un animal es necesario capturarlo en su hábitat natural, lo que se convierte en un proceso dispendioso por el tiempo que requiere ubicarlo y porque algunas especies “son muy inteligentes” y sortean los intentos de los captores.

Además, este método va en contravía del principio de obtener la información genética causándoles el menor estrés y perjuicio posible a los animales que, con los métodos implementados de forma convencional, pueden sufrir daños irreparables.

“Normalmente les toman muestras de tejido, entonces les cortan una parte de la oreja, una falange (dedo) o el extremo de la cola. Lo que nosotros estamos proponiendo es hacer otro tipo de muestras que generan menos traumatismos para los animales”, expuso Martínez.

Así, el equipo investigador del CES usó el frotis como principal método de muestreo no invasivo, en el que basta con pasar un copito de algodón humedecido por las cavidades bucales o anales de los animales para obtener información de su ADN sin la necesidad de recurrir a las punciones en el corazón u ojos para extraerles sangre.

Además, ese método se complementó con la toma de muestras capilares en algunos mamíferos, e incluso el análisis de las pieles de las serpientes, que las mudan periódicamente de forma natural.

Instituciones aliadas

Las corporaciones autónomas regionales Corantioquia y Cornare apoyaron la creación del banco de ADN del CES con la acción previa indispensable para la toma de las muestras: la ubicación de los animales.

Como autoridades ambientales, estas entidades hacen seguimiento a las actividades ilegales que afectan la fauna, como el tráfico y tenencia de especies silvestres.

De esa forma, ambas entidades, tras las intervenciones de los grupos de Protección Ambiental y Ecológica de la Policía Nacional, apoyan los procesos de recuperación de los animales afectados, en los que tienen acceso a ellos sin la necesidad de capturarlos.

“En la recepción y atención médica de especies silvestres, Corantioquia ha tomado y enviado más de 150 muestras al CES, que permitirán realizar estudios de investigación sobre la identidad y la variabilidad genética”, dijo Juan Camilo Restrepo, coordinador del equipo de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos de esa entidad.

Y es que la iniciativa del CES contempló la capacitación de personal de ambas corporaciones ambientales para que sus profesionales tomaran muestras que ampliaran el acervo del banco de ADN.

En cuanto a las muestras que han recopilado en Cornare, David Echeverri, biólogo de la corporación, destacó la presencia de un mono lanudo, especie endémica de la Amazonia, “que no tendría nada que estar haciendo en Antioquia si no la traficaran”.

La Universidad CES ha invertido $40 millones en el banco de ADN. Además, el proyecto es apoyado por la Fundación Aiunau, EPM y la Universidad de Antioquia .

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS ALGUNAS DE LAS ESPECIES DEL BANCO

Dentro del banco de ADN se encuentran muestras de animales diversos, que incluyen guacamayas, loros, búhos, perezosos, martejas, monos araña y hasta una boa constrictor. Sobre los estudios que se podrían realizar a partir de la información que ya está recopilada sobre estas especies, Mariana Agudelo, estudiante del programa de Biología del CES y quien aportó al establecimiento del banco, expuso que “los datos permitirían, por ejemplo, ayudar a determinar dónde se debe liberar a una especie que ha sido víctima de transporte ilegal. Se le tomaría una muestra al animal y se cotejaría con los datos que ya tenemos de la especie para saber de qué sitio proviene”.

Juan Pablo Ramírez Carrasquilla

Periodista profesional y atleta aficionado. Hago preguntas para entender la ciudad.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección