<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Seis comunidades de Donmatías y Santa Rosa están aisladas por derrumbes de los últimos días

Su viaje para sacar la leche se ha convertido en una odisea.

  • En la zona hay maquinaria trabajando pero la gran cantidad de material genera pocas esperanzas de reapertura de la vía. FOTO CORTESÍA
    En la zona hay maquinaria trabajando pero la gran cantidad de material genera pocas esperanzas de reapertura de la vía. FOTO CORTESÍA
07 de junio de 2023
bookmark

En una verdadera odisea se les ha convertido sacar sus productos a los mercados o salir a realizar sus diligencias a los habitantes de cinco veredas de Donmatías y una de Santa Rosa de Osos por cuenta de los derrumbes que tienen bloqueada su vía de acceso.

Esta zona es productora de café y leche, y por ser este último un producto perecedero genera grandes perjuicios económicos si no se logra transportar a tiempo hasta las plantas de procesamiento.

Es la situación de unos 1.200 moradores de las veredas San José, La Meseta, Riogrande-Bellavista y Pan de Azúcar, lo mismo que del área central del corregimiento Bellavista, en Donmatías, como también de unas 150 personas de Ana Isidro, en la parte baja de Santa Rosa.

Iván Zapata, secretario de Asocomunal Donmatías explicó que esta es un área con inestabilidad geológica y aunque en los últimos días no ha habido lluvias, se ha presentado el desprendimiento de grandes masas de tierra.

Específicamente hay un sector conocido como Morro Puto, sobre la vía que comunica a las veredas mencionadas con el casco urbano y con el corregimiento Bellavista, que sufre la mayor afectación. “Durante la semana se han presentado tres derrumbes en el mismo sector, siendo el de la tarde del martes el más grave, al punto que obligó al cierre total de la vía porque destruyó la banca”, según indicó Zapata.

Así, la única alternativa es dar la vuelta por la vereda La Frisolera (Donmatías) y cruzar hasta el sitio Paso Nivel (corregimiento Porce, de Santo Domingo). La consecuencia es que el viaje al casco urbano, que normalmente se hace en una hora por la vía destapada, aumenta a dos horas o dos horas y media y también lo hacen los costos de transporte de personas y mercancías.

De acuerdo con Zapata, la ocurrencia de aludes se ha hecho más notoria desde el año 2020 a raíz de la construcción de la Pequeña Central Hidroeléctrica (PCH) Zeus SAS, porque justo en por el tramo de la actual emergencia vial atravesaron las tuberías que conducen el agua hasta la casa de máquinas, en un recorrido de aproximadamente 1,5 kilómetros, para la generación de energía.

En la zona hay maquinaria de la Alcaldía y de la Zeus tratando de remover el material de la vía, pero según Zapata la esperanza de reabrir la vía es aún lejana porque la labor es lenta, justamente por las tuberías y a eso se suma que hay que reconstruir la carretera.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD