<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Ejército ha hecho el hallazgo de cuatro cadáveres: autoridades confirman masacre en Cáceres

Autoridades confirman que el Ejército encontró cuatro cádaveres de hombre que fueron asesinados por el Clan del Golfo en Cáceres.

  • El gobernador Aníbal Gaviria en acompañamiento del Ejército y Policía confirmo que fueron cuatro hombres asesinados. Foto: Cortesía
    El gobernador Aníbal Gaviria en acompañamiento del Ejército y Policía confirmo que fueron cuatro hombres asesinados. Foto: Cortesía
25 de agosto de 2023
bookmark

El jueves la ONG de Derechos Humanos Jesús María Valle denunció una masacre en la vereda San Pablo en el municipio de Cáceres, por hombres que se identificaron como miembros de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, también llamado Clan del Golfo.

“Ya tenemos información más clara y más completa, que es importante brindar, el Ejército Nacional hizo el hallazgo de cuatro cadáveres, uno de ellos está identificado como un representante de Varequeros, de ahí de San Pablo, el señor Luis Miguel Echavarría, los otros no han sido identificados todavía”, dijo el gobernador Aníbal Gaviria.

El cuerpo se encuentra cerca al caserío, mientras que los otros tres están más alejados.

Además, confirmaron que el asesinato fue cometido por hombres armados que incursionaron en la vereda San Pablo, ubicada al sur del municipio de Cáceres. Durante la investigación de los hechos e inmersión del Ejército fueron atacados por hombres armados.

Sin embargo, el gobernador dejó abiertas las primeras hipótesis: “La versión del Ejército es que esta es una incursión del Clan del Golfo en el territorio. Una de las versiones es que fue un enfrentamiento con el ELN”.

Durante la búsqueda de los hombres asesinados, el Ejército fue atacado por este grupo. El control e investigación lo hará una fiscal especializada de Bogotá a Medellín. En el municipio se encuentra la Policía Judicial y Ejército de la Séptima División para retomar la seguridad.

De acuerdo con un comunicado de la Corporación Comité de DD. HH. Jesús María Valle, “en la noche del 23 de agosto del año en curso, hombres fuertemente armados con emblemas de las AGC realizan una incursión a la vereda San Pablo, ubicada al sur del municipio de Cáceres, donde asesinan a 6 habitantes y líderes sociales y comunales”.

La entidad añadió que, luego de los homicidios, los criminales obligaron a los comerciantes a cerrar sus establecimientos, en especial aquellos con conexión a internet, por lo que los habitantes quedaron desconectados. De igual manera, bloquearon la circulación vehicular en los accesos a la vereda.

De acuerdo con lo investigado por un corresponsal de EL COLOMBIANO, “uno de los muertos era un civil, que trabajaba en minería. Le decían ‘el Salado’. Estaba en un bar cuando llegaron disparando”, relató una habitante de la región.

Sin presencia del gobierno

El asesinato de Miguel Echavarría, líder social y presidente de la Asociación de Varequeros de la vereda de San Pablo por hombres del Clan del Golfo no es un hecho aislado. Desde 2020 la Defensoría del Pueblo viene insistiendo sobre la lamentable situación de vulneración de derecho en el Bajo Cauca.

“Se consuman los riesgos advertidos por esta entidad frente a la vulneración de derechos humanos a las comunidades de esta región Antioqueña. A través de la Alerta Temprana 045-2020, que lleva más de 25 oficios de consumación y un informe de seguimiento, reiterados llamados al Gobierno Nacional. Hace tres semanas habíamos advertido sobre la crítica situación que atraviesan los habitantes de 33 veredas del municipio de Cáceres y lamentablemente no ha sido atendida con la celeridad que demanda”, indicó el defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis.

Además, la respuesta del Ministerio de Interior se redujo a ofrecer un taller de seguimiento.

Por otro lado, la Defensoría del Pueblo indicó que los pobladores de la vereda San Pablo, hasta este viernes, se encontraban encerrados en una escuela ubicada en el sector, y estaba imposible el acceso a alimentos.

“Finalmente, una vez más, les exijo a las estructuras criminales que hacen presencia en la zona, no atentar contra la población civil y que la dejen por fuera de sus intereses delictivos”, puntualizó el defensor del Pueblo.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*