<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Veeduría Ciudadana de La Ceja ganó pulso ambiental

Un fallo obliga, entre otras medidas, a modernizar la planta de tratamiento de agua residual del municipio.

  • Las Empresas Públicas de La Ceja ya comenzaron el cumplimiento del fallo del alto tribunal. La más reciente acción es la instalación de un nuevo equipo de remoción de sólidos. FOTO Edwin Bustamante.
    Las Empresas Públicas de La Ceja ya comenzaron el cumplimiento del fallo del alto tribunal. La más reciente acción es la instalación de un nuevo equipo de remoción de sólidos. FOTO Edwin Bustamante.
  • Las emanaciones de la Ptar de La Ceja (abajo) llegan a sentirse en las zonas residenciales vecinas FOTO: Cortesía.
    Las emanaciones de la Ptar de La Ceja (abajo) llegan a sentirse en las zonas residenciales vecinas FOTO: Cortesía.
  • Las lagunas de tratamiento de aguas de la PTAR están abiertas al aire libre. Con la aceleración en la modernización de la planta quedarán cubiertas haciendo el proceso inoloro. FOTO: Edwin Bustamante.
    Las lagunas de tratamiento de aguas de la PTAR están abiertas al aire libre. Con la aceleración en la modernización de la planta quedarán cubiertas haciendo el proceso inoloro. FOTO: Edwin Bustamante.
  • Actualmente la capacidad de los colectores para llevar el agua negra a la Ptar no es suficiente, por lo que una parte del líquido sin tratar cae directamente a la quebrada La Pereira contaminándola. FOTO: Edwin Bustamante.
    Actualmente la capacidad de los colectores para llevar el agua negra a la Ptar no es suficiente, por lo que una parte del líquido sin tratar cae directamente a la quebrada La Pereira contaminándola. FOTO: Edwin Bustamante.
  • Una de las vecinas observa las obras de modernización de la PTAR de La Ceja. FOTO: Edwin Bustamante.
    Una de las vecinas observa las obras de modernización de la PTAR de La Ceja. FOTO: Edwin Bustamante.
  • Según el gerente de las Empresas Públicas de La Ceja, la entidad ya estaba en proceso de modernización de la planta incluso antes de conocerse el fallo del Consejo de Estado. En la imagen, se instala un equipo alemán de tratamiento de sólidos. FOTO: Edwin Bustamante.
    Según el gerente de las Empresas Públicas de La Ceja, la entidad ya estaba en proceso de modernización de la planta incluso antes de conocerse el fallo del Consejo de Estado. En la imagen, se instala un equipo alemán de tratamiento de sólidos. FOTO: Edwin Bustamante.
Publicado el 28 de enero de 2022

Una de las señales que revela que uno se encuentra cerca de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (Ptar) de La Ceja es el fétido olor que esta expide y que se vuelve más fuerte cuando se avanza hacia ella.

Tan insoportables son las emanaciones que, más allá de incomodar, han llegado a enfermar a los vecinos de la estructura. Así lo señalan los miembros de la Veeduría Ciudadana de la Ptar que el pasado 11 de enero le ganaron una demanda ante el Consejo de Estado a la Alcaldía de La Ceja, a su empresa de servicios públicos y a la autoridad ambiental Cornare.

En el pleito legal se demostró la necesidad de modernizar la planta para detener las afectaciones ambientales que impactan a más de 10.000 cejeños, principalmente habitantes de los barrios San Cayetano y Leo Masaro; asi como a la quebrada Pereira, que cruza por el municipio.

Las emanaciones de la Ptar de La Ceja (abajo) llegan a sentirse en las zonas residenciales vecinas FOTO: Cortesía.
Las emanaciones de la Ptar de La Ceja (abajo) llegan a sentirse en las zonas residenciales vecinas FOTO: Cortesía.

Un problema de décadas

Los problemas por malos olores que expide la Ptar de La Ceja, ubicada en el sector de Guamito, se remontan a 2001 cuando llevaba un año de construida. La incómoda situación continuó por 10 años más sin que se le brindara una solución por parte de las autoridades. Por ello, los vecinos crearon la veeduría que siguió documentando desde 2011 y hasta 2016 las afectaciones que producía a casas y empresas vecinas.

En 2017 la veeduría interpuso una acción popular por la vulneración a sus derechos a un ambiente sano. También adujeron que la deficiente operación de la Ptar afectaba la quebrada Pereira, pues parte de los vertimientos de aguas negras que debería tratar la planta caían directamente al afluente, contaminándola.

Para noviembre de 2020, el Tribunal Administrativo de Antioquia le dio la razón a la veeduría y le ordenó a las entidades demandadas tomar seis medidas para evitar que continuara la afectación de la Ptar a los vecinos y a la afluente.

Pese a que se impugnó la decisión, esta fue ratificada por el Consejo de Estado, dejando en firme lo ordenado en primera instancia, que se deberá cumplir en plazos que van entre 3 y 10 meses.

Las lagunas de tratamiento de aguas de la PTAR están abiertas al aire libre. Con la aceleración en la modernización de la planta quedarán cubiertas haciendo el proceso inoloro. FOTO: Edwin Bustamante.
Las lagunas de tratamiento de aguas de la PTAR están abiertas al aire libre. Con la aceleración en la modernización de la planta quedarán cubiertas haciendo el proceso inoloro. FOTO: Edwin Bustamante.

Lo que debe hacerse

Entre las seis acciones ordenadas por los tribunales, esta la realización de un estudio que determine la viabilidad y factibilidad de que el alcantarillado de La Ceja separe las aguas lluvias de las residuales, pues actualmente es mixto y la cantidad de agua combinada que encausa a la Ptar sobrepasa los 110 litros por segundo de capacidad de tratamiento de la planta, por lo que esta debe verter a la quebrada La Pereira —sobre todo en épocas de lluvia cuando esta recibe hasta 300 litros por segundo— agua sin tratar.

También se ordenó a los demandados generar un Plan de Reducción por Impacto de Olores Prio (que incluirá la siembra de árboles nativos que conformarán un cerco vivo para mitigar las emanaciones), así como la aceleración del plan de modernización de la planta, que se viene ejecutando desde 2018 con una inversión cercana a los $10.000 millones y que actualmente se encuentra en su tercera fase.

Todas las acciones ordenadas por los tribunales deberán ser seguidas y ejecutadas por un comité que incluye al magistrado del Consejo de Estado que falló el caso, a la Personería de La Ceja, a la Defensoría del Pueblo y a los implicados en el proceso.

Actualmente la capacidad de los colectores para llevar el agua negra a la Ptar no es suficiente, por lo que una parte del líquido sin tratar cae directamente a la quebrada La Pereira contaminándola. FOTO: Edwin Bustamante.
Actualmente la capacidad de los colectores para llevar el agua negra a la Ptar no es suficiente, por lo que una parte del líquido sin tratar cae directamente a la quebrada La Pereira contaminándola. FOTO: Edwin Bustamante.

Comunidad está conforme

Tras conocerse la decisión judicial definitiva, la comunidad y la veeduría se han mostrado satisfechas con el fallo y centran sus esperanzas en que lo demandado por el Consejo de Estado se convierta en el primer paso del fin de su sufrimiento, pues son conscientes de que aún quedan cosas por hacer.

“En todo este trabajo que llevamos desde el 2012 este es el avance más grande que hemos visto. Con el fallo se va a mecanizar todo el proceso de la Ptar que antes solo era biológico. El agua llegaba por el colector, y solita se iba a las lagunas de tratamiento. Allí las bacterias hacían su trabajo con todo lo malo que eso acarrea al ambiente”, explicó Blanca Amariles, partícipe de la JAL del barrio San Cayetano y de la veeduría.

Para Nicolás Piedrahita, uno de los accionantes, el fallo es una solución que demostrará si hay voluntad política de solucionar un problema de años, aunque para él, la decisión llegó un poco tarde pues son casi dos décadas de padecer lo malo de la Ptar.

De otro lado, Cecilia Carmona, otra integrante de la JAL de San Cayetano, indicó que el fallo hace justicia a la comunidad y demuestra la falta de voluntad de administraciones anteriores que señalaban que ante la problemática nada se podía hacer.

Una de las vecinas observa las obras de modernización de la PTAR de La Ceja. FOTO: Edwin Bustamante.
Una de las vecinas observa las obras de modernización de la PTAR de La Ceja. FOTO: Edwin Bustamante.

“En una reunión que tuvimos una vez con el alcalde Alberto Patiño (2012-2015), el que era el gerente de las empresas públicas y el director de Cornare de ese entonces, nos dijeron que no había solución para la problemática de la PTAR. Que nos tocaba aguntarnos y ya. Es más, el director dijo que cuando él pasaba por la Ptar en el carro no le olía a nada”, recordó.

Le “madrugaron” al fallo

Sebastián Arboleda, gerente de las Empresas Públicas de La Ceja, indicó que su entidad tomó el fallo como un respaldo a las actividades que viene realizando junto a la Alcaldía y Cornare desde 2018, incluso, dijo, lo hicieron anticipándose a la decisión jurídica, para mitigar la problemática.

“Tenemos un diagnóstico inicial que establece que hay que reponer cerca del 45% de las redes de alcantarillado del sector urbano y con base en él ya hemos repuesto 3 de los cerca de 38 kilómetros de las mismas; así como 2,1 kilómetros de los 2,5 kilómetros de colectores que van por la quebrada Pereira. Esto se va a hacer paulatinamente como la empresa lo tiene establecido en el Plan Operativo de Inversión Regulado que dicta como año tras año se realizarán algunas obras”, agregó.

De otro lado, Arboleda señaló que para mejorar la captación de las aguas a tratar por la PTAR, se está realizando la fase tres de modernización de la planta con una inversión de más de $4.000 millones destinados a la reposición de los colectores de 16 pulgadas que transportan las aguas residuales a la planta por unos de 34 pulgadas, lo que mejorará no solo la eficiencia sino que también hará más factible la separación de las aguas lluvias de las residuales.

Según el gerente de las Empresas Públicas de La Ceja, la entidad ya estaba en proceso de modernización de la planta incluso antes de conocerse el fallo del Consejo de Estado. En la imagen, se instala un equipo alemán de tratamiento de sólidos. FOTO: Edwin Bustamante.
Según el gerente de las Empresas Públicas de La Ceja, la entidad ya estaba en proceso de modernización de la planta incluso antes de conocerse el fallo del Consejo de Estado. En la imagen, se instala un equipo alemán de tratamiento de sólidos. FOTO: Edwin Bustamante.

“Ya tenemos estructurada también la fase cuatro, que comprende la instalación de aisladores en las lagunas de tratamiento de las aguas, lo que permitirá inyectarle oxígeno al agua a tratar logrando así la transición a un sistema aerobio que mejorará el proceso biológico y lo haría libre de olores”, explicó.

Sobre la realización del Prio, el gerente indicó que aunque este igual se debe hacer, su empresa ya había hecho en 2019 un prediagnóstico sobre el manejo de olores y este también arrojó algunas conclusiones sobre las que la entidad venía trabajando aún sin conocer la sentencia judicial definitiva.

“Creo que vamos a recuperar un tiempo perdido, pero también vamos a dejar la semilla para que las próximas administraciones y gerencias, y sobre todo los próximos líderes ambientales, sigan impulsando un trabajo que nos va a permitir mejorar el ambiente en todo el territorio”, puntualizó.

Por su parte Olaider Ramírez, secretario de Cornare, indicó que dentro del fallo el papel de la autoridad ambiental será el de verificar la viabilidad normativa tanto del plan de separación de aguas como del PRIO propuesto por la alcaldía y la empresa, así como vigilar su ejecución.

“El Consejo de Estado le dice a Cornare, sígale haciendo seguimiento a la planta, porque en el proceso se demostró que ésta —en materia de remoción de carga contaminante— sí está cumpliendo con los parámetros”, agregó el funcionario.

¿Se necesita otra PTAR?

Aunque la comunidad está conforme con el fallo y los plazos de su ejecución, señalan que el acelerado crecimiento urbanístico que se vive en La Ceja hacen necesario construir otra Ptar. Esto por ahora lo descarta la administración, pues señala que con la modernización se suplirá las necesidades a futuro por otros 12 años y de hecho convertiría a la de La Ceja como una de las Ptar más óptimas del departamento.

“Creemos que si todo sale bien, la actual Ptar y el alcantarillado del municipio estarán modernizados en 2027, pero ¿será suficiente esta planta teniendo en cuenta que La Ceja crecerá aún más?”, se preguntó el veedor Andrés Piedrahita.

ESTAS EDIFICACIONES RODEAN LA PTAR

Cristian Álvarez Balbín

Periodista de la Universidad de Antioquia. Al igual que Joe Sacco, yo también entiendo el periodismo como el primer escalón de la historia.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección