<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Familia francesa crea edén para mochileros

  • Marión y tres de sus hijos en uno de los pocos momentos de ocio. Al fondo la “taberna” obra hecha por los niños adornada para jugar.
    Marión y tres de sus hijos en uno de los pocos momentos de ocio. Al fondo la “taberna” obra hecha por los niños adornada para jugar.
  • Todos los oficios son compartidos por el grupo familiar. En su huerto casero producen legumbres y otros productos para su consumo en el día a día.
    Todos los oficios son compartidos por el grupo familiar. En su huerto casero producen legumbres
    y otros productos para su consumo en el día a día.
Por josé Guillermo palacio | Publicado el 01 de enero de 2020

Tras 8 años de recorrer el Atlántico en un velero, una familia halló en San Carlos, Antioquia, donde anclar.

“La verraca”. Con esta expresión de honor los ancianos de San Carlos rinden homenaje a la tenacidad y valentía de Marion Cuntz, primera ciudadana francesa en habitar el pueblo, junto con sus cuatro hijos. Su historia personal es un relato del asombro y el arrojo humano. De la nada, en este pueblo de aguas y verdes infinitos, amasa la tierra para dar vida a un eco hostal, un edén para mochileros y amantes de la naturaleza.

A sus 18 años Marión decidió que su patria era el mundo, renunció a la educación formal francesa, conoció a quien fue su pareja por varios años y llegaron sus dos primeros hijos. Con estos se lanzó al mar, viajaron por islas y continentes, un juego de vientos, truenos y corrientes marinas impulsaron el velero que navegaba hasta América.

Su dominio del español le ha permitido a Marión hacer contactos y amigos en este lado de la vida. Una noche de diálogos sobre sueños compartidos un colombiano le habló de un lugar mágico: “San Carlos, lejos del mar, en el Oriente antioqueño, un tesoro de la biodiversidad, selvas, jardines naturales, cascadas que bajan el agua más dulce del cielo, montañas, valles y un pueblo que cicatriza heridas de tiempos aciagos, que apuesta a un futuro de prosperidad compartida”.

De la antigüedad al presente
Marion Cuntz, nació en 1980, en el poblado de Sucy-en-Brie, cerca de París, con registros de presencia humana desde el periodo Neolítico, miles de años antes de Cristo, si se tiene como base la referencia occidental cristiana.

Por su ubicación estratégica en una meseta, su pueblo fue testigo y escenario de las numerosas guerras intestinas y asaltos extranjeros que hicieron correr ríos de sangre, gloria e imperios en Francia. Los nuevos tiempos convirtieron el poblado en un destino del turismo europeo, una postal de esas que aún firman algunos turistas para enviarlas a familiares y amigos, como testimonio de que estuvieron en el único lugar del mundo donde jamás parece que hubiese pasado nada.

Vida en el mar

Algo de furia debe quedar en el ambiente de ese diminuto remanso europeo. En él, Marion dio forma al temple que irradia en cada uno de sus actos, el mismo que la llevó a tomar la decisión de abandonar toda comodidad y lanzarse a conquistar su propia odisea en uno de los días finales de su adolescencia.

Sin volver la vista atrás llegó hasta el Atlántico, lo abrazó y lo hizo su mundo. Adquirió el velero “Waloo”, una cáscara de huevo de ocho metros comparado con la inmensidad marina. En las primeras navegaciones dominó las islas británicas. Con el paso de los años se hizo a un nuevo velero, el “Annou Ale”, de 12 metros. En este barco, siempre atenta a la Rosa de los Vientos, avanzó para explorar aquello que había al otro lado de la estrella polar.

En 2006 zarpó desde el puerto francés de Brest para cruzar el Atlántico rumbo a América. Viajó con sus dos primeros hijos Lilou, quien para entonces tenía cuatro años, y Titonan, de brazos.

Se alejaron del bastión de Brest, expresión de poder de Luis XIV, el “Rey Sol” francés. Navegaron por aguas de España, Marruecos, Islas Canarias y Cabo Verde, último puerto antes de emprender el gran viaje. Para la familia la tierra también era redonda, por las rutas de los conquistadores de otros tiempos, 21 días después de haber partido, llegaron a la isla caribeña de Martinica, descubierta por Cristóbal Colón, el 15 de junio de 1502.

En el reparto de este lado de la vida fueron los franceses (1635) quienes la conquistaron, expulsaron cualquier sombra española y la hicieron suya a perpetuidad, como uno de sus bienes en ultramar, o el ultramundo para los nativos que la habitaban, luego de ser aniquilados casi sin resistir.

Llamado de América

En la Francia de ultramar llegaron sus otros dos hijos Manech y Milo. En 2009, en el Caribe venezolano, el aire, el rumor de tambores, músicas y sueños de nueva vida que le llegaban del continente americano la impresionaron. En un golpe de corazón, se dijo: “Algún día dejaré el mar para vivir en América”.

En Martinica la familia montó su base en tierra firme. Los niños asistían a la escuela, mientras sus padres trabajaban en diferentes oficios. El mar abierto los llamaba. En los años 2010 y 2011 volvieron a cruzar el Atlántico, navegaron hasta la isla francesa de San Martín, cruzaron hacia las Azores, a la altura de Portugal, y desde allí orientaron velas hacia Marruecos.

El país solo fue un puerto más para sus sueños. Días después enfrentaron de nuevo el Atlántico rumbo a Salvador de Bahía, Brasil, en un viaje que duró 24 días. Conocieron las costas del país suramericano, la Guyana Francesa y, finalmente, anclaron en Martinica.

Las reglas de las travesías no admitían error. Los niños recibían lecciones diarias sobre qué hacer en caso de un naufragio, la importancia de mantenerse siempre con chalecos salvavidas, conservar la calma, revisión de las provisiones de los botes salvavidas: leche, biberones y juguetes para los niños; bidones con agua potable y libros para pasar los días sin enloquecer enfrentando los días en medio de la nada marina, mientras llegaba el rescate.

Solo una vez, cruzando el estrecho de Gibraltar, una tormenta, acompañada de fuertes vientos, que lo revolvieron todo en el cielo y el mar, hizo pensar a Marion que el día del fin de los tiempos tocaba la puerta de sus sueños.

Colombia amable

En 2017 llegó a Colombia como mochilera, con sus cuatro hijos. La amabilidad de las autoridades migratorias con este tipo de turismo ha sido de lápida y el recibimiento a Marion y sus niños no fue la excepción.

“Si no tenés plata, nada tenés que hacer en este país”, le advirtió una funcionaria mientras gestionaba la visa para sus hijos. Los niños, dotados de una inteligencia desarrollada en sus viajes marinos, en los que cualquier falla se paga con la vida, tenían certeza absoluta de que la mirada de la funcionaria hablaba el español del desprecio.

Fuera de las oficinas de Migración Colombia, los colombianos eran otra cosa, donde la familia llegaba le daban bienvenidas como si se tratara de viejos conocidos a los que llevaban años esperando. Recorrieron el sur del país, visitaron San Agustín, Desierto de la Tatacoa y otros lugares mágicos por su naturaleza.

A San Carlos arribó ese año a las Fiestas del Agua con sus cuatro hijos. Fueron toda una celebridad, sintieron la buena energía de un pueblo, que no deja de rodearlos. Terminados los festejos regresaron a Martinica. Marion había tomado una decisión. En dos meses vendió lo poco que tenía. Recogió tres gatos que le pertenecían y voló a Colombia.

Días después estaba en San Carlos cerrando la compra de tres hectáreas de tierra en la vereda La Natalia, vecina del casco urbano del pueblo. Era todo aquello que necesitaba: fuentes cristalinas, senderos que se multiplican dentro de la selva, montañas, extensos valles, vuelo y canto libre de pájaros y mamíferos salvajes, que aparecen en las noches.

Machete y pico en mano limpiaron rastrojos e hicieron una explanación donde construyeron una primera edificación. Bajo esta se instaló la familia en cuatro carpas, ahí siguen viviendo después de casi dos años.

Con el apoyo de un oficial de construcción, bajo estrictos parámetros ambientales, levantaron la primera cabaña para huéspedes. Consta de una habitación privada, con detalles acogedores y otra con varios camarotes.

Así empezó a tomar forma el paraíso Familia Verde, Eco Hostal, que puede visitarse, vía internet como familiaverdeecohostal@outlook.com; https://hostal.home.blog/, por el que ya han pasado algunos huéspedes, casi todos extranjeros.

Las palmas de las manos de hierro de los miembros de la familia dan fe de lo duro y constante que han sido las jornadas estos dos años.

Es la primera familia francesa que habita San Carlos. Donde llega es bien acogida y se disfruta de su presencia. Hasta los animales tienen que ver con los niños.

Un perro callejero, al que llaman Yoda, se convirtió en su guardián. En un recorrido por el pueblo el animal se encariñó con los niños. Empezó a seguirlos por todos lados. Al ver que la familia abordó un motorratón para regresar a la casa, el perro no dejó de correr tras el vehículo. Hoy se considera el guardián del eco hostal. Cumple funciones controlando las gallinas que se escapan del corral y alejando los animales salvajes que merodean por las zonas aledañas.

Mientras la mamá le da forma al Eco Hostal, los tres niños, - su hermana Lilou, de 16 años, retornó al mar-, asisten al colegio local. Su raciocinio de aquello aprendido en el mar y sus cuestionamientos sobre la escuela en Colombia da para que se redefina el modelo educativo local. Milo, de 9 años, el más pequeño de la familia, ganó el cuarto año de primaria y aspira graduarse de la primaria en 2020.

Los tres niños son la horma de la mamá: didácticos, precisos, sin frustraciones personales, convencidos de que harán de su eco hostal un lugar maravilloso, seguro y autosostenible.

La naturaleza misma los acompaña. Una familia de monos titís se les ha incorporado y hace fiesta desde las copas de los árboles para llamar la atención de los niños.

Razón tienen en San Carlos los ancianos, quienes han sabido sortear la adversidad en este pueblo maravilloso, cuando saludan a Marion, con una sonrisa, un abrazo y la fuerza paisa que se expresa en la frase: “Hola Verraca”.

en definitiva

La vida para Marion Cuntz ha sido intensa, llena de desafíos que lleva hasta el límite. Pocos difícilmente entenderán cuál es su proyecto en San Carlos. Ser ejemplo de protección ambiental.

Contexto de la Noticia

Paréntesis santuario
para honrar la naturaleza

• El eco hostal es vecino al pueblo, un entorno a campo abierto, espacio de protección del medio ambiente.

• Todos los animales, salvajes y domésticos, hacen parte de la familia. “Si tengo tres gansos en este estanque, deben ser los más felices del mundo”, dice Marion.

• La cabaña que habita la familia está hecha con técnicas de bioconstrucción.

• La casa de visitantes es en bahareque, construida con material de la finca: guadua, tierra, arena, agua, cagajón...

• La especialidad del eco hostal es la comida vegetariana.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Por fin Sabaneta ampliará la 43 A, su gran cuello de botella

  • La obra estará dividida en tres tramos y tardará alrededor de tres años, según el alcalde de Sabaneta. La nueva vía tendrá andenes de dos metros de ancho y una ciclorruta. FOTO Edwin Bustamante
    La obra estará dividida en tres tramos y tardará alrededor de tres años, según el alcalde de Sabaneta. La nueva vía tendrá andenes de dos metros de ancho y una ciclorruta. FOTO Edwin Bustamante
Sabaneta por fin ampliará la 43 A, su cuello de botella
Publicado hace 4 horas

Contexto de la Noticia

Paréntesis el padecimiento ciudadano

Los vecinos de Sabaneta son quienes han llevado del bulto ante el incumplimiento de la ampliación de la 43 A. Marta Galeano, quien vive hace 40 años en Sabaneta, señaló que la congestión en esta vía ha sido progresivo. “Empezó hace 15 años, más o menos, pero cada vez está peor. La alcaldía lleva mucho tiempo prometiendo, entonces poco creemos”, dijo. Rocío Emilse Montoya, presidenta de la Asociación de Juntas de Acción Comunal de Sabaneta, contó que la constante congestión les ha traído problemas de ruido, además de más contaminación, lo que ha desencadenado en problemas de salud.

Miguel Osorio Montoya

Comunicador Social-Periodista de la UPB. Redactor del Área Metro de El Colombiano. Entre los géneros periodísticos me inclino por la crónica.

Sergio Fajardo no se deja sacar de la carrera presidencial

  • El candidato Sergio Fajardo considera que el fallo de la Contraloría, por ahora, no lo saca de la contienda electoral. FOTO Camilo Suárez
    El candidato Sergio Fajardo considera que el fallo de la Contraloría, por ahora, no lo saca de la contienda electoral. FOTO Camilo Suárez

Si las obras se paralizan e Hidroituango no entra en 2022, ¿hay riesgo de racionamiento en el país?

  • Cuando entre a operar con sus ocho unidades y genere 2.400 megavatios, el proyecto hidroeléctrico generará el 17% de la energía del país. Eso es lo que está en vilo. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
    Cuando entre a operar con sus ocho unidades y genere 2.400 megavatios, el proyecto hidroeléctrico generará el 17% de la energía del país. Eso es lo que está en vilo. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ

Fallo de la Contraloría pone en jaque a Hidroituango

  • Con corte a junio 30 de 2021, el valor invertido en la construcción del proyecto asciende a $13,1 billones. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
    Con corte a junio 30 de 2021, el valor invertido en la construcción del proyecto asciende a $13,1 billones. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
Publicado hace 4 horas

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES el fallo también abre un frente judicial

Cuando el Consejo de Estado inaplique el control de legalidad, algunos implicados tomarán el camino judicial con una cascada de tutelas y de acciones de nulidad y restablecimiento del derecho. Lo que alegarán es la vulneración del debido proceso, en cuanto al derecho de defensa: a ser oído, a intervenir y a controvertir pruebas, pues consideran que la Contraloría no permitió contestación alguna durante las dos instancias. Este es un proceso largo, de al menos cinco años, aunque con la presentación de la demanda los implicados pueden pedir la suspensión provisional del efecto del fallo.

Prepárese: Corte de agua este fin de semana en Girardota, Copacabana y Bello

  • Los cortes en el servicio de acueducto empezarán el sábado 27 de noviembre e irán hasta la madrugada del lunes 29. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ
    Los cortes en el servicio de acueducto empezarán el sábado 27 de noviembre e irán hasta la madrugada del lunes 29. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ
Jacobo Betancur Peláez | Publicado hace 4 horas
Jacobo Betancur Peláez

Comunicador social y periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana, especializado en la investigación de temáticas locales. También cubro temas relacionados con salud, historia y ciencia.

¿Símbolos de la memoria están condenados al olvido?

  • ¿Símbolos de la memoria están condenados al olvido?
  • 1. Fuente de la vida, escultura instalada en honor a las víctimas de los 12 apóstoles en Yarumal. 2. Monumento en memoria de los niños masacrados por el F2 en 1992. FOTO JULIO CÉSAR HERRERA
    1. Fuente de la vida, escultura instalada en honor a las víctimas de los 12 apóstoles en Yarumal. 2. Monumento en memoria de los niños masacrados por el F2 en 1992. FOTO JULIO CÉSAR HERRERA
Publicado hace 4 horas

El busto que desde hace 11 años honraba en el parque de Ituango la memoria de Jesús María Valle, cuya defensa de los derechos humanos le costó la vida en 1998, fue desmontado hace dos semanas ante el desconcierto de pobladores y la promesa del alcalde Mauricio Mira de construir un nuevo monumento que sí represente la memoria del abogado pues, según dijo, el actual parecía más una ridiculización que un homenaje.

En medio de la indignación por el hecho, líderes sociales y activistas señalaron que el busto de Valle no era el único símbolo de memoria en problemas. En Yarumal, la escultura “Fuente de la vida” en honor a las víctimas del grupo paramilitar “los 12 apóstoles” que actuó en connivencia con fuerzas del Estado, ha sido vandalizado y convertido...

ESTE CONTENIDO ES EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES
Juan Felipe Zuleta Valencia

Soy periodista porque es la forma que encontré para enseñarle a mi hija que todos los días hay historias que valen la pena escuchar y contar.

“Las instancias para los condenados con el fallo se agotaron”: vicecontralor Julián Mauricio Ruiz

  • Julián Mauricio Ruiz, vicecontralor de la República. FOTO CORTESÍA
    Julián Mauricio Ruiz, vicecontralor de la República. FOTO CORTESÍA

Joven universitario que desapareció en Envigado ya está con su familia

  • Federico Hoyos es un estudiante universitario de Envigado. FOTO: CORTESÍA FISCALÍA.
    Federico Hoyos es un estudiante universitario de Envigado. FOTO: CORTESÍA FISCALÍA.
Jacobo Betancur | Publicado el 26 de noviembre de 2021
Jacobo Betancur Peláez

Comunicador social y periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana, especializado en la investigación de temáticas locales. También cubro temas relacionados con salud, historia y ciencia.

“Decisión pone en riesgo continuidad de las obras”: CCCI sobre fallo de Contraloría

  • Actualmente el proyecto Hidroituango completa cerca de un 86% de su construcción. FOTO: JUAN ANTONIO SÁNCHEZ.
    Actualmente el proyecto Hidroituango completa cerca de un 86% de su construcción. FOTO: JUAN ANTONIO SÁNCHEZ.
Jacobo Betancur Peláez | Publicado el 26 de noviembre de 2021
Jacobo Betancur Peláez

Comunicador social y periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana, especializado en la investigación de temáticas locales. También cubro temas relacionados con salud, historia y ciencia.

Prórroga contractual de Hidroituango quedó en cuerda floja tras fallo de Contraloría

  • Con corte a junio 30 de 2021, el valor invertido en la construcción del proyecto asciende a $13,1 billones. FOTO: JUAN ANTONIO SÁNCHEZ.
    Con corte a junio 30 de 2021, el valor invertido en la construcción del proyecto asciende a $13,1 billones. FOTO: JUAN ANTONIO SÁNCHEZ.

Menor de edad falleció en accidente con camión en Barbosa

  • En la zona industrial de Belén no hubo heridos, pero sí graves destrozos. FOTO: CORTESÍA DENUNCIAS ANTIOQUIA
    En la zona industrial de Belén no hubo heridos, pero sí graves destrozos. FOTO: CORTESÍA DENUNCIAS ANTIOQUIA
El Colombiano | Publicado el 26 de noviembre de 2021
Notas de la sección