<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Magistrados de Medellín mejoran sus condiciones laborales con su nueva sede

  • El nombre del edificio, Horacio Montoya Gil, es en honor a este ilustre antioqueño, víctima de la toma del Palacio de Justicia, cuando era magistrado de la Corte Suprema. FOTO manuel saldarriaga
    El nombre del edificio, Horacio Montoya Gil, es en honor a este ilustre antioqueño, víctima de la toma del Palacio de Justicia, cuando era magistrado de la Corte Suprema. FOTO manuel saldarriaga
Por camilo trujillo villa | Publicado el 28 de enero de 2017
en definitiva

El tribunal recibe esta sede con mucha satisfacción. Se logró algo que era necesario para la rama judicial antioqueña; instalaciones dignas para impartir justicia y para recibir al público.

Edificio Horacio Montoya Gil, así fue bautizada la nueva planta física del Tribunal Superior de Medellín, ubicada en El Poblado, en lo que antes era la sede del Seguro Social, la cual fue renovada en su totalidad.

“El edificio de la nueva sede se recuperó todo; fue una reconstrucción interna total. Algo muy importante para los usuarios es que las secretarías de las salas Civil, Laboral, Penal, Familia, Restitución de Tierras y de Justicia y Paz; quedarán en el primer piso, lo que no sucedía en la antigua sede”, aseguró Jaime Jaramillo Jaramillo, director ejecutivo seccional de Administración Judicial de Medellín.

La inversión inicial del Consejo Superior de la Judicatura para comprar y adecuar el edificio en El Poblado fue de 15.250 millones de pesos. Luego se realizó una adición por 9.600 millones de pesos para el aire acondicionado.

Los magistrados y empleados de los tribunales salen de un edificio —el Rodrigo Lara Bonilla, en el centro de Medellín—que tiene más de 56 años y que ya estaba en unas condiciones de deterioro considerables y con problemas de tuberías y accesibilidad.

“Para la rama Judicial del país y especialmente para el Tribunal Superior de Medellín es un motivo de orgullo y satisfacción, saber que, ¡por fin!, el palacio de justicia tendrá una sede digna y acorde a los estándares de seguridad, iluminación, servicios públicos, entre otros. El edificio en el que estábamos anteriormente ya había cumplido su vida útil. Mejorar este entorno físico se verá reflejado en el bienestar de sus empleados y en la calidad de sus trabajos”, manifestó Olimpo Castaño Quintero, presidente del Tribunal Superior de Medellín.

Anteriormente, los 57 magistrados solo contaban con ocho o nueve salas de audiencias. En el nuevo edificio, tendrán 17 salas de audiencias.

El trasteo

El lunes 13 de febrero inicia la mudanza de los magistrados y el mobiliario de las áreas comunes. Se estima que toda la operación se extenderá hasta el 10 de marzo.

En coordinación con la Dirección Ejecutiva y el Consejo Superior —ambos seccional Antioquia— y la presidencia del Tribunal, organizamos un cronograma de traslado de los 54 despachos de magistrados y de la jurisdicción de tierras —que también funcionará en la nueva sede—. Ya está todo contratado para la logística. El trasteo total durará 25 días y cada despacho sabe qué día le toca tener todo empacado —expedientes y mobiliario— para poder pasarse.

Se mantiene el proyecto

Según la dirección seccional de Administración Judicial de Medellín, el edificio Rodrigo Lara Bonilla será entregado a una fiducia para la construcción del nuevo Palacio de Justicia, el cual estará ubicado entre el edificio del Idea y el de Edatel, en el centro administrativo La Alpujarra, centro de Medellín.

“El proyecto sigue en pie. Ya el Consejo Superior, la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Medellín han aportado capital para este proyecto. Hay voluntad política para construir la nueva sede; este proyecto se mantiene en pie”, confirmó Jaramillo Jaramillo.

Contexto de la Noticia

Cronología El edificio rodrigo lara bonilla había cumplido su ciclo

Denuncian condiciones
En septiembre de 2015 EL COLOMBIANO denunció el precario estado del edificio Rodrigo Lara Bonilla, sede del Tribunal Superior de Medellín. El agua no era potable y los magistrados y empleados trabajaban en riesgo permanente de sufrir un accidente en cualquier piso.

Evacuación y soluciones
Autoridades locales ordenaron el cierre temporal y la evacuación preventiva del edificio. Se invirtieron $70 millones para arreglar los daños más graves. En noviembre de 2015 inició la remodelación del antiguo edificio del Seguro Social, para trasladar allí el Tribunal Superior.

Emergencia sanitaria
En abril de 2016, EL COLOMBIANO mostró cómo se inundaban varios pisos del edificio Rodrigo Lara Bonilla cuando llovía. En mayo de 2016, una emergencia sanitaria obligó a una segunda evacuación de los magistrados y empleados; la situación se superó en 24 horas.

Camilo Trujillo Villa

Periodista de la Universidad de la Sabana. Experto en temas de movilidad, transporte, infraestructura, desarrollo sostenible y gobierno. No hay historia pequeña.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección