language COL arrow_drop_down

Investigan extraña muerte de bebé de cinco meses en el barrio Popular

El menor, según el dictamen médico, tenía signos de desnutrición y posible maltrato físico. Familiares aseguraron que las lesiones no se debieron a agresiones dentro del hogar.

  • En este centro asistencial estuvo hospitalizado el menor de cinco meses, quien luchó 12 días por su vida. FOTO: CAMILO SUÁREZ
    En este centro asistencial estuvo hospitalizado el menor de cinco meses, quien luchó 12 días por su vida. FOTO: CAMILO SUÁREZ

Por un malestar que estaría relacionado con desnutrición, la madre de un bebé de cinco meses llegó con él al Hospital Infantil Concejo de Medellín. Fueron 12 días los que estuvo internado y pese al esfuerzo de los médicos, el pequeño falleció en este centro asistencial.

El traslado médico del pequeño, identificado como Isaac Caicedo Álvarez, se registró el miércoles 26 de enero, cuando la mujer llegó con el menor procedente del barrio Popular 2, nororiente de Medellín, para que lo atendieran por los malestares que estaba sufriendo.

En medio de la verificación, además de confirmar que tenía desnutrición, le encontraron otras lesiones en su cuerpo, las cuales, según las autoridades, estarían relacionadas con un maltrato físico.

Los médicos le brindaron toda la atención posible para estabilizarlo físicamente, pero a las 11:29 de la noche del pasado martes falleció en una de las salas de este centro asistencial, ubicado en el barrio Campo Valdés.

Los familiares del menor explicaron que el pequeño había nacido con un problema en la sangre, el cual le había ocasionado lesiones en la piel y que era tratado de forma médica, incluso haciendo llegar a este medio los soportes médicos.

Adicionalmente, por un problema renal que le detectaron durante su última hospitalización el menor había dejado de alimentarse bien, por lo cual se habría originado la desnutrición.

“Tenemos conocimiento de las lesiones que tenía en la piel, pero lo que presumimos nosotros es que lo chuzaban mucho para buscarle las venas, ya que era muy difícil encontrárselas y le apretaban las cintas cuando le hacían tratamientos y le ponían cosas en la cabeza”, expresaron los familiares, argumentando que en el seno familiar nunca fue víctima de agresiones.

Los agentes de la Sijín de la Policía Metropolitana realizaron la inspección al cuerpo sin vida de este menor, ante las sospechas de las lesiones físicas, y fue trasladado a Medicina Legal para establecer las causas de la muerte, así como corroborar si el menor había sido agredido antes de ser hospitalizado.

Santiago Olivares Tobón

Periodista por pasión. Me gusta contar las historias de la ciudad desde todos sus puntos de vista y mostrar lo bueno y lo malo de nuestra realidad.

Te puede interesar