<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Ofrecen $50 millones por presunto responsable de abuso sexual en jardín de Buen Comienzo

  • En Santa Cruz se hizo un plantón para pedir por los derechos de la niñez. Foto: Edwin Bustamante.
    En Santa Cruz se hizo un plantón para pedir por los derechos de la niñez. Foto: Edwin Bustamante.
Miguel Osorio Montoya | Publicado el 05 de julio de 2021

Ismael Darío Lopera, conocido como Manolo, es el nombre del presunto responsable de haber abusado de al menos 15 niños en el jardín Buen Comienzo del barrio Santa Cruz, nororiente de Medellín.

Así lo dio a conocer Daniel Quintero, el alcalde de Medellín, quien además expresó que “no descansaremos hasta dar con su captura, quien tiene orden de captura por abuso carnal violento contra menores (...) esto merece todo el castigo de la ley”. Para dar con el hombre, la Alcaldía ofreció una recompensa de $50 millones a quien dé información del sujeto.

La denuncia había sido revelada por el Instituto de Bienestar Familiar el miércoles 30 de junio. En ese momento, Liliana Pulido, directora (e) del ICBF, lamentó lo ocurrido con los menores y reiteró que la entidad adelantará “todas las acciones necesarias para que sus derechos sean restablecidos y reiteró que la violencia sexual es un delito inadmisible que vulnera todos los derechos de las víctimas”.

El presunto agresor, a la fecha suspendido del cargo, como lo confirmó el director de la Unidad Administrativa Especial Buen Comienzo, José Wilmar Sánchez Duque, se desempeñaba como auxiliar de nutrición y estaba vinculado hace 3 años como contratista.

Según informó a medios Sánchez Duque, “hay algunos hechos que son objeto de investigación, específicamente unas fallas en la prestación del servicio. Se trataba de un auxiliar de nutrición que no tenía que tener ningún contacto con los niños, pero algunos padres nos han dicho que sí lo tenía. Estamos en el proceso administrativo con la interventoría para determinar qué pasó”.

Al hogar asistían 72 niños que, informó la Alcaldía, tendrán acompañamiento en casa mientras se resuelven los hechos. “Tenemos dos casos en los que hay confirmación de abuso y un protocolo activado para 14 niños en total”, anunció el alcalde Daniel Quintero Calle el jueves pasado, quien además señaló que desde la Alcaldía se activó el Código Fucsia (activa el protocolo de atención para víctimas de violencia sexual). La alerta la hizo una mamá, quien llevó a su niño al hospital infantil Concejo de Medellín.

Los menores de edad fueron remitidos para ser acompañados en el programa “Jugar para Sanar”, de la Fundación de Atención a la Niñez (FAN) y que trabaja de la mano con la Alcaldía, desde el cual se brinda atención especializada frente a este tipo de casos.

Por otro lado, la Cooperativa Multiactiva San Antonio de Prado-Coomulsap, operador del jardín donde se habrían registrado los hechos denunciados, emitió un comunicado en el que “repudia” lo sucedido.

En la misiva, que está firmado por María Teresa Gómez Salazar, representante legal de la Cooperativa, se menciona que llevan más 33 años en el sector educativo de Medellín y el departamento, y enfatizan: “Es la primera vez que nos vemos enfrentados a la escandalosa situación en la que uno de los contratistas es señalado por cometer abusos a dos menores atendidos en la sede - Centro Infantil Pequeños Exploradores B-, la cual hemos administrado durante 8 años”.

Sin embargo, el operador podría ser sancionado por la Alcaldía si la investigación del proceso sancionatorio, que ya se inició, concluye que hubo alguna omisión o irregularidades en la prestación del servicio contratado.

“Vamos a cerrar el puesto de Buen Comienzo en Santa Cruz mientras se cambian los operadores que allí están; además, se va a implementar un sistema de cámaras en todos los Buen Comienzo y vamos a seguir exigiendo lo máximo posible a los operadores”, dijo el alcalde Quintero el jueves pasado, un día después de revelados los hechos.

El mismo fiscal general, Francisco Barbosa, llegó a Medellín el viernes para acelerar las investigaciones al interior del ente acusador.

El anuncio de Quintero, con el nombre del responsable y la recompensa, es un avance en la investigación. La Alcaldía pidió la ayuda de toda la ciudadanía para dar con el presunto responsable.

Prevenir, importante

La violencia sexual debe entenderse desde dos aristas, explica Catalina Vertel, gerente de la IPS Creciendo con Cariño (adscrita a la Corporación Cariño que lleva más de 40 años brindando atención integral a niños, niñas y adolescentes víctimas de maltrato y violencia sexual): una que comprende la ocurrencia de actos abusivos con contacto y otra que comprende la ocurrencia de actos abusivos sin contacto. La primera de ellas hace referencia a hechos que implican de forma directa al cuerpo de los más pequeños: besos, abrazos, caricias, introducción de objetos o partes del cuerpo (en cualquiera de sus orificios), etc. La segunda hace referencia a manifestaciones de manipulación, hostigamiento, conversaciones de carácter sexual, piropos, insinuaciones, etc.

“Cualquiera de ellas se hace con el objetivo de tener una satisfacción sexual por parte del agresor”, explica Vertel. “Ambas formas generan traumas y están categorizadas como violencia sexual en Colombia”. Se trate de una u otra manifestación, será importante tener presentes los siguientes indicadores que, si se presentan de forma simultánea tres o más, deben ser considerados signos de alarma.

A nivel físico podrá identificar dolores abdominales, pélvicos, fisuras en la zona genital, irritación, picazón, inflamación, mal olor, flujo con sangre o materia en la zona vaginal o anal, moretones en el cuerpo o infecciones urinarias frecuentes. “Estos tienden a ser los más contundentes. Hay que prestarles atención y consultar al médico, no solo para tener un diagnóstico usual, sino también para activar un protocolo de atención en caso de ser necesario, sobre todo si aparte de estos indicadores físicos hay también indicadores emocionales”, explica Mabel Patiño, psicóloga magíster en Salud Mental de la Niñez y la Adolescencia, coordinadora del Centro Psicoterapéutico Jugar para Sanar, de la Fundación FAN.

Miguel Osorio Montoya

Comunicador Social-Periodista de la UPB. Redactor del Área Metro de El Colombiano. Entre los géneros periodísticos me inclino por la crónica.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección