<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

¡Qué tristeza! A Claudina Higuita, de 112 años, solo la venció la covid-19. Así fue su muerte

Esta mujer era considerada la más longeva de Antioquia, con una descendencia de 10 hijos, 60 nietos, 145 bisnietos y 80 tataranietos.

  • El covid fue la causa de la muerte de doña Claudina, quien logró la asombrosa cifra de vivir 112 años. FOTO ESNEYDER GUTIÉRREZ
    El covid fue la causa de la muerte de doña Claudina, quien logró la asombrosa cifra de vivir 112 años. FOTO ESNEYDER GUTIÉRREZ
21 de diciembre de 2022
bookmark

A Claudina Higuita Borja, la anciana de 112 años considerada hasta el pasado martes como la mujer más longeva de Antioquia, no la vencieron las dos guerras mundiales, ni las confrontaciones partidistas de Colombia y tampoco el conflicto armado del país, que también se libró en las montañas del Occidente antioqueño, donde habitó siempre: su vida la segó la covid-19.

Así lo confirmó a EL COLOMBIANO Nancy María Carvajal Robledo, una de sus nietas, quien expresó su extrañeza por la causa del deceso, pues afirmó que su abuela tenía todas las vacunas puestas y no esperaban este desenlace.

“A ella le empezó una tos el domingo hace ocho días, al lunes ya le fue dando más fuerte, no se controlaba, no le servían los inhaladores, porque ella desde hace diez años sufría EPOC (Enfermedad Pulmonar Oclusiva Crónica) y tampoco quería comer, entonces el miércoles subí a la finca y la bajé al hospital”.

Allí, inicialmente, le diagnosticaron una neumonía, no respiraba y tenía los pulmones congestionados, “muy atacados”, indicó Nancy.

Y con este diagnóstico la ingresaron, pero el viernes pasado, a las 6:00 de la tarde, le hicieron una prueba de covid, la cual salió positiva. Un diagnóstico que sorprendió a todos sus familiares, pues ella además de habitar en la vereda La Aldea, en una finca en las montañas de Santa Fe de Antioquia, estaba poco expuesta al virus.

Para su descendencia fue toda una sorpresa y lo que más les duele de la situación fue que su legendaria abuela no tuvo un sepelio con honores, como siempre se pensó que sería: “la sacaron del hospital directamente al cementerio”, confirmó Nancy, con la voz muy compungida. Tampoco tuvo una muerte tranquila, en su casa en la vereda La Aldea, donde fue feliz.

En su largo, casi eterno, periplo por la vida, Claudina se casó a los 18 años con Luis Alberto Robledo, enviudó a los 58 y tuvo diez hijos (de los cuales le sobreviven 7), 60 nietos, 145 bisnietos y 80 tataranietos.

Siempre gozó de buena salud y la última vez que había salido de su finca fue en 2020, cuando la llevaron a vacunar precisamente contra el covid en el hospital de Santa Fe de Antioquia, y la penúltima en el 2000, cuando incluso estuvo hospitalizada y la familia no creyó que iba a pararse debido a lo grave que estuvo.

Pero ella era un roble. A su edad, aún caminaba sola, se bañaba y se vestía por su cuenta y tenía autonomía en casi todas las cosas. Sorprendió cuando tomó un libro de cuentos y empezó a leer en voz alta, tal como lo publicó este medio en un video que está colgado en nuestras plataformas digitales.

En Santa Fe de Antioquia también hay pesar por su muerte, pues allí era considerada una leyenda vida de la vida. Una campesina que habitó siempre en las montañas de la localidad, en los límites con Giraldo, y que al enviudar asumió sola las cargas de la familia, luchó para sacar adelante a sus hijos y vivió a plenitud cada segundo.

Incluso la longevidad no le robó la chispa por vivir. Recordaba detalles muy lejanos de su vida. Describía a su esposo como un hombre bueno y muy amplio con los vecinos y a su muerte nunca se casó con otro. Eligió la soledad. Sabía decir su nombre completo y hasta la fecha exacta cuando nació, el 30 de octubre de 1910.

En la página oficial de la alcaldía de Santa Fe, aunque Claudina nació en el vecino municipio de Buriticá, está publicado un obituario de condolencia. El escrito la destaca como “un símbolo de pujanza, entereza y valentía”.

Dice que en sus 112 años de vida “representó la historia de nuestros ancestros, las tradiciones y costumbres, el amor por la familia y la labor campesina”.

“Si pudiera vivir nuevamente mi vida, en la próxima cometería más errores”, decía Jorge Luis Borges. “Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso, para hacer lo que quiero”, escribió José Saramago en su Poema sobre la vejez. Eso hacía Claudina.

“El hombre vale mucha plata”, “el hombre es de la calle y la mujer de la casa”, “lo que conviene a la casa viene” y “trabajen, trabajen como yo, que desde los tres años lo hago”, eran frases que repetía cotidianamente esta extraordinaria mujer, que dejó su huella no solo en Santa Fe sino en Antioquia. El covid se la llevó, envuelta en su piel morena, en la ternura de mirada, en esa bondad que se llevó al infinito.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*