<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La prisa en Zamora es que vuelvan las urgencias

  • La sede de Zamora presta servicios de consulta prioritaria, consulta de medicina general, programas de atención y prevención, pruebas de laboratorio y odontología. FOTO JULIO CÉSAR HERRERA
    La sede de Zamora presta servicios de consulta prioritaria, consulta de medicina general, programas de atención y prevención, pruebas de laboratorio y odontología. FOTO JULIO CÉSAR HERRERA
Por MATEO ISAZA giraldo | Publicado el 02 de agosto de 2019
Infografía
La prisa en Zamora es que vuelvan las urgencias
$47

millones al mes costaba prestar el servicio de urgencias en Zamora.

Quince meses sin servicio cercano de urgencias ajustan los habitantes de la comuna 11 de Bello por el cierre de este servicio en el otrora hospital, y ahora centro de salud, de Zamora.

La medida impacta a cerca de 60.000 personas del costado suroriental del municipio que residen en barrios como Acevedo, Zamora, Santa Rita, Alpes del norte, San Nicolás y a un fragmento de la población de la vereda Granizal, el asentamiento más poblado del área metropolitana y que carece de servicios básicos como agua potable.

Miguel Gaviria, líder comunitario de Zamora, contó que durante los más de 20 años de servicio que tiene el centro médico siempre se atendieron urgencias las 24 horas, pero en el primer semestre del 2018 se les comunicó que el servicio para esta comunidad se había trasladado a otra sede ubicada a por lo menos 7 kilómetros de distancia.

“La ESE Bello Salud nos dice que garantiza el servicio de urgencias, pero en la sede Rosalpi que está más arriba del parque principal del municipio y queda muy retirado de Zamora”, cuenta el líder quien cuestiona los gastos de entre $12.000 y $15.000 por trayecto en los que deben incurrir los pacientes que buscan alivio para sus dolores.

¿Qué dice la ESE Bello?

Felipe Giraldo Tobón, gerente de Bello Salud, explicó que la decisión de cerrar las urgencias en Zamora obedeció a dos razones que se complementan: la falta de recursos financieros de la entidad y la poca demanda de pacientes que consultaban allí para emergencias.

“Fue una decisión que se adoptó desde la administración anterior porque representaba un gasto de $47 millones mensuales y era un servicio que no resultaba eficiente. La frecuencia de uso era 1.5 o 2 pacientes por hora”, explicó el funcionario quien agregó que por eso se optimizó y centralizó el servicio de urgencias en otra de sus sedes, el Hospital Rosalpi.

De acuerdo con Giraldo Tobón, Bello Salud agrupa ocho sedes médicas en el municipio, en este 2019 cuenta con $31.000 millones de presupuesto y está al día con sus 258 empleados y con los proveedores.

Sin embargo, arrastra pasivos del año anterior que superan los $11.000 millones lo que implica que sean muy racionales con los gastos y con los recursos que les gira la administración municipal.

El cierre de las urgencias de la sede Zamora, donde tenían capacidad para ocho camillas de adultos y dos de pediatría, se suma al de la sede París que no contaba con el aval de la Seccional de Salud de Antioquia para atender urgencias.

Madres afectadas

Carmen Restrepo, otra líder comunitaria que vive a una cuadra del centro médico de Zamora, se prepara para ser abuela por cuenta de su hija Issies Dayana Castro.

“Tiene cinco meses de un embarazo gemelar de alto riesgo. Cuando hemos tenido que consultar de urgencia es un problema porque Rosalpi queda muy lejos y es costoso llegar. Lo que hemos tenido que hacer es ir en metro a pesar de que se expone a más riesgos”, expresó Restrepo.

Las dificultades para que los pacientes consulten en el Hospital Rosalpi también se agudizan con las personas de la tercera edad, por lo complejo que resulta transportarlas y por la importancia de que la atención sea lo más rápida posible al tratarse de una urgencia.

Giraldo Tobón entiende la molestia, pero dice que el problema de la salud es estructural.

“Somos conscientes que la comunidad demanda el servicio y tiene dificultades, pero desde el punto de vista económico no podemos reabrir el servicio porque ahondaríamos más la crisis del hospital”.

Contexto de la Noticia

radiografía también hay dudas con las citas

La otra molestia de los usuarios de la sede de la E.S.E. Bello Salud de Zamora es que apenas se reparten al día diez fichos para consultas de medicina general lo que ocasiona que los vecinos del sector madruguen a las 2 y 3 de la mañana, y muchas veces no alcancen a lograr un cupo. La demanda de servicios también creció en los últimos años con la terminación del proyecto Montes Claros, que tiene 1.008 apartamentos de Viviendas de Interés Prioritario (VIP).

Mateo Isaza Giraldo

Más periodista que comunicador social. Apasionado por la lectura, la escritura y la historia. Enfermo por los deportes e inmerso en el mundo digital.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección