“Prensa Escuela nos llena de felicidad a todos”

Laura Marcela Palacios Muñoz
Aprendiz de Comunicaciones
Prensa Escuela EL COLOMBIANO

En el marco de la celebración de la semana del Idioma, estudiantes del Colegio Sagrada Familia Aldea Pablo VI participaron de las actividades pedagógicas propuestas por Prensa Escuela con el fin de explorar y hacer un reconocimiento del periódico y de otras publicaciones de EL COLOMBIANO. 

Collage

Crónica

Mientras el equipo de trabajo de Prensa Escuela atravesaba la ciudad para llegar al barrio Santo Domingo, donde está ubicado el Colegio Sagrada Familia, algunas aves se paseaban veloces bajo el cielo despejado de aquella mañana azul.

Las calles tranquilas del día sin carro en Medellín facilitaron el viaje; bastaron solo unos minutos para llegar al lugar de destino.

Prensa Escuela Niños y jóvenes bien peinados, con zapatos limpios y uniformes impecables decían adiós a sus padres, antes de entrar al Colegio.

Al sonar la campana, los estudiantes se dirigieron a sus salones de clase. Mientras tanto, las talleristas se dejaban deslumbrar por la Institución; amplias zonas verdes, pisos y paredes que brillaban por su limpieza, carteleras coloridas, mariposas amarillas de cartón y frases alusivas al Día del Idioma conformaban el paisaje escolar.

Pocos minutos después, las talleristas fueron recibidas por la coordinadora académica del Colegio, la Hermana Carmen Suleyda Castro, quien le dio la bienvenida a las talleristas, les mostró el lugar donde realizarían la actividad y cruzó con ellas algunas opiniones sobre la misión del programa. “Prensa Escuela nos llena de felicidad a todos”, expresó emocionada, mientras ojeaba las páginas del periódico EL COLOMBIANO.

La Institución viene trabajando con el programa desde hace varios años. La docente de secundaria, Natalia Ayala y la coordinadora académica, la Hermana Carmen Suleyda Castro, asistieron a los talleres de formación de Prensa Escuela realizados al comienzo de este año, que les permitieron ver el periódico con otros ojos y usarlo en la formación de sus estudiantes como un recurso que apoya y dinamiza el proceso pedagógico.

Prensa Escuela fue la invitada de honor

Prensa Escuela Un amplio salón de eventos y juegos recibió a las talleristas. Los ejemplares del El Colombiano, las cartillas y las separatas especiales cubrieron las mesas. Todo estaba listo para recibir a los estudiantes.

Algunos murmullos anunciaban la llegada del primer grupo de niños que participaría del taller de formación. Cada 45 minutos pasaría un grupo de aproximadamente 25 estudiantes. Dentro de la gran fiesta del Idioma, Prensa Escuela era una invitada de honor. Así lo sintieron las talleristas, que orgullosas recibían a los estudiantes de preescolar.

La lectura en voz alta de la cartilla Las noticias…¡Todo un cuento! Captó la atención de los niños, quienes se sintieron asombrados por su portada, que muestra a niño dentro de un morral “¿Y cómo se metió en ese bolso?”, decía uno de ellos, con cara de angustia, al tiempo que sus demás compañeros se dejaban contagiar por el asombro.

El próximo grupo plasmó toda su creatividad en el papel. Desarrollaron las actividades del C para ti, publicación dominical de El Colombiano y dibujaron pulpos de todos los tamaños y colores.

Los estudiantes resultaron ser unos ganadores

Prensa Escuela Los estudiantes que respondieran correctamente las preguntas acerca de los textos leídos en voz alta, y quienes hicieran su mejor trabajo a partir de los contenidos, recibirían cartillas y otras publicaciones del Grupo Editorial El Colombiano.

Este fue el caso de los estudiantes de 6°, quienes después de hacer su mejor mímica para representar un artículo del periódico sobre J Balvin y de manifestar su gusto por la revista Turbo, recibieron varios ejemplares.

Por unos minutos, los niños se convirtieron en Mimoilustradores. Debían ilustrar o hacer una mímica con el objetivo de que sus demás compañeros descifraran el tema o el titular de los artículos del periódico El Colombiano.

Pero el taller de Prensa Escuela era solo un componente de la gran fiesta que conmemoraba la semana del Idioma en la Institución. En esta celebración, los estudiantes eran los literatos. 

Prensa Escuela ¡Llegó el cartero!

Después de que otro grupo de estudiantes terminara la lectura en voz alta de la cartilla Las noticias…¡Todo un cuento!, llegaron cartas para todos. Los niños ansiosos abrieron los sobres y los miraban de arriba a abajo con alegría.

En un ratico, su rostro había cambiado. La duda los invadió: ”¿Qué dice aquí?”, le preguntó uno de los niños a la tallerista.

La tallerista leyó su carta y al voltear, tenía ya una fila de más de 10 niños esperándola para que les leyera sus cartas. El solo hecho de saber que alguien escribió pensando en ellos, los emocionaba y esa era precisamente la esencia de esta actividad que también hacia parte de la celebración.

Solo un hasta luego

Prensa Escuela Letras que emocionan, lugares que inspiran, personas que transforman, todo esto  había hecho parte de aquella mañana azul.

Llegado el medio día, se acercaba la hora destapar las loncheras, de ir al restaurante, de tomar un poco de leche y algo de dulce. En pocos minutos, los estudiantes regresarían a sus casas y el equipo de Prensa Escuela también tomaría su camino de vuelta. “De verdad, gracias por venir. Los estudiantes disfrutaron mucho”, dijo la maestra Natalia Ayala.

Después de algunos abrazos y de varias “gracias”, era el momento de decir adiós. Varios de los niños respondieron alzando su mano, mientras que se comían sus loncheras.

Pero las talleristas no podían atravesar la puerta, sin antes echar un nuevo vistazo al Colegio, eso de la limpieza y el orden podría ser solo porque estaban a primera hora del día. Pero…¡vaya sorpresa!, volvieron a mirar y encontraron una Institución igual de limpia a la que vieron en la mañana. Nada había cambiado: los paredones y jardines impecables,  los pisos intactos y las  letras que hacían alarde del Día del Idioma, seguían ahí como si el reloj se hubiera detenido.

Prensa Escuela

Eso mismo querían las talleristas; que esta mañana no acabara, que las letras, las miradas atentas sobre las publicaciones, las caras de asombro y las sonrisas no cesaran. Pero este era solo un hasta luego, todo esto podría repetirse, porque Prensa Escuela siempre estará ahí, como dijo la Hermana Carmen Suleyda Castro, para llenarlos de felicidad a todos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>