<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Así llegó el agua a Uribia

  • Estos son algunos de los tanques de agua que están en de La Guajira con fin de garantizar el suministro de agua. Las comunidades reclaman un sistema de acueducto. FOTO cortesía
    Estos son algunos de los tanques de agua que están en de La Guajira con fin de garantizar el suministro de agua. Las comunidades reclaman un sistema de acueducto. FOTO cortesía
Publicado el 06 de septiembre de 2017
Infografía
Así llegó el agua a Uribia
3

millones de litros de agua al día tendrán las comunidades wayúu de Uribia.

A7.000 indígenas wayúu la vida les cambió esta semana cuando comenzaron a tener agua las 24 horas del día. Y lo mejor: agua potable que no tienen que traer en mulas desde pozos ubicados a kilómetros de sus casas.

Por eso, para los indígenas del municipio de Uribia en la Alta Guajira, puntualmente, de los caseríos de Siapana, Puerto López, Topia, Castilletes y Yoruma; que baje agua por la tubería es casi un milagro.

Así lo relató, Nicasio Mejía, líder wayúu, quien explicó que hoy tienen en su territorio uno de los pozos más grandes de la región. Así es.

Con una inversión cercana a los 5.000 millones de pesos, y con el apoyo del Ejército Nacional, del Servicio Geológico Colombiano y de la Gobernación de La Guajira, hoy, estas comunidades cuentan con un pozo de 465 metros de profundidad, una planta desalinizadora y la red de distribución con la cual se garantiza el abastecimiento con 3 millones de litros de agua al día.

Nicasio afirmó que contrario a la situación que vivieron hace tres años, en la cual una oleada de calor los dejó por cerca de un año sin ver la lluvia y sin tener nada para tomar, hoy tienen agua suficiente no solo para el consumo, sino también para bañarse y darle de beber a los chivos.

“Hemos esperado mucho este pozo. Claro, al principio hubo inconvenientes para su construcción porque trasladar la maquinaria hasta acá no es tan fácil, pero todo se solucionó y se logró hacer la perforación. La planta de tratamiento es enorme, jamás vista en La Guajira”, relató el líder.

La desalinizadora será operada por jóvenes wayúu quienes están recibiendo la capacitación para hacerlo. Tendrán que aprender, entre otras cosas, a realizar el mantenimiento.

En la actualidad, en el corregimiento La Flor del municipio de Dibulla se cuenta con la perforación de dos pozos, uno de 73 metros y otro de 132, y se adelanta el sistema de bombeo y tratamiento, con los cuales, se proveerá un caudal de abastecimiento de 648 mil litros al día para 162 familias.

A pesar de estas obras, el panorama en La Guajira sigue siendo desalentador, ya que según reportes de la Gobernación la mitad de los indígenas no tienen agua, es decir, unas 250.000 personas.

Además, estos 7.000 indígenas beneficiados son de los pocos que tienen el servicio las 24 horas del día, ya que ningún municipio guajiro tiene agua con una cobertura diaria total.

El reto de la construcción

Carlos Iván Márquez, director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo (Ungrd) explicó que, efectivamente, la construcción de este pozo se tardó por la dificultad de movilizar los maquinaria hasta el extremo norte del país.

“Era necesario buscar agua, pero subterránea ya que en la zona tenemos un problema complejo relacionado con la escasez de lluvia y la solución más segura era la construcción de pozos”, explicó.

Indicó que esto se logró con el apoyo del Batallón de Ingenieros Militares del Ejército que se encargó de la perforación. También apoyó el proceso el Servicio Geológico que determinó el punto exacto para realizar la construcción del pozo.

Es de anotar que otro gran reto que se presentó fue durante la instalación de la planta de desalinizadora ya que debe funcionar con energía y en la zona la electricidad es intermitente. La solución fue la instalación de 220 paneles solares que hacen que la planta opere las 24 horas.

Se construyó también un tanque de almacenamiento y una red de distribución ya que era necesario conectar la zona escolar, el centro poblado y los puestos de salud.

Es de anotar que aunque el pozo hace parte de los proyectos de emergencia y estabilización -es decir estas no son obras definitivas- que estructuró el Gobierno tras la grave sequía que vivió la región a mediados de 2014, sí se les realiza un adecuado mantenimiento, su vida útil es por un par de décadas.

Contexto de la Noticia

Paréntesis no es suficiente: comité cívico

Felipe Rodríguez, coordinador del Comité por la Dignidad de La Guajira, indicó que el Gobierno Nacional no tiene la voluntad política para resolver los problemas estructurales del departamento. “Somos una de las regiones que tiene una oferta hídrica muy frágil y la minería a cielo abierto es una actividad que consume demasiado líquido. Aunque Santos nos prometió 100 pozos, estos no serían suficientes para solucionar el desabastecimiento. Deben construir el acueducto subregional y poner a funcionar la represa”.

María Victoria Correa Escobar

Soy periodista y candidata a máster en Humanidades. Me gusta el periodismo que se hace caminando. El Chocó, la infraestructura y el vallenato son mi ruta.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección