<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Hombres en moto, trochas, llantas estalladas y rumbo desconocido: se conocen más detalles del secuestro del papá de Luis Díaz

El testimonio de Cilenis, su esposa y quien fue hallada horas después del rapto, y de testigos revelan más pistas que las autoridades investigan para dar con el paradero del padre del futbolista.

  • Cilenis y Luis Manuel, padres del jugador de Liverpool Lis Díaz. FOTO: Tomada de Instagram @Cilemismarulandamolina
    Cilenis y Luis Manuel, padres del jugador de Liverpool Lis Díaz. FOTO: Tomada de Instagram @Cilemismarulandamolina
01 de noviembre de 2023
bookmark

Con el paso de las horas, la angustia crece en Barrancas y en La Guajira por el paradero de Luis Manuel Díaz, padre del jugador de Liverpool Luis Díaz, secuestrado en la tarde del pasado sábado 28 de octubre.

En la noche de este martes, decenas de habitantes de la localidad guajira se agolparon en la vivienda de la familia en un plantón para pedir la liberación de Díaz padre, de quien las autoridades han señalado que no han sacado del país y estaría, con sus captores, moviéndose a pié por la serranía del Perijá, zona montañosa fronteriza con Venezuela.

El secuestro de Luis Manuel, y su esposa Cilenis –quien fue liberada horas después– se presentó a las 5:10 de la tarde cuando la pareja, que iba en su camioneta, se detuvo en la estación de gasolina del barrio Los Olivos, cuando dos motociclistas se les acercaron al vehículo de marca Kia color rojo, que en el municipio es conocido como el carro del futbolista.

Emiro Bonilla, alcalde encargado y secretario de seguridad de Barrancas entregó más detalles del secuestro de acuerdo a los testimonios de testigos del hecho, que les dijeron a las autoridades que, una vez interceptados, los padres de Díaz fueron intimidados con armas de fuego lo que les impidió pedir ayuda. Los delincuentes dejaron sus motos en el lugar, se subieron a la camioneta y huyeron en dirección a las trochas del Perijá.

Cinco minutos después de ocurrido el hecho, todos los habitantes del pequeño municipio ya sabían que los padres del hijo ilustre de Barrancas habían sido secuestrados, al parecer, por delincuencia común, ya que ningún grupo ilegal se ha atribuido el hecho.

Las autoridades comenzaron la búsqueda con la información que iban suministrando los testigos, como que habían visto la camioneta de la familia Díaz por el corregimiento de San Pedro. Una hora y media después, los habitantes alertaron nuevamente a la Policía sobre un carro abandonado en una trocha poco concurrida. Hasta allí llegaron uniformados y hallaron a Cilenis, a quien habían dejado sola. Estaba en shock y angustiada por el paradero de su esposo, Luis Manuel.

Tras hallarla en medio de un plan candado, este se reforzó con la llegada del director de la Policía, el general William Salamanca, quien de inmediato se puso al frente del operativo para dar con el paradero de Díaz padre.

Se desplegaron más de 100 uniformados e integrantes de inteligencia, quienes peinan la zona para ubicar algún indicio que los lleve al paradero del papá del jugador de Liverpool. Así mismo, ofrecieron una recompensa de hasta 200 millones de pesos para quien brinde información de los hechos.

Entre tanto, Cilenis comentó a los policías que, cuando estaban por tanquear el vehículo en el barrio los Olivos, los delincuentes los amenazaron con armas y se subieron al carro. Sin embargo, cuando huían, a la camioneta se le estalló una llanta y otra quedó en muy mal estado debido a las condiciones agrestes de la zona por la que se movían, esto los obligó a dejar el carro abandonado y con él a la madre del jugador. A Luis Manuel, por su parte, lo subieron a otro carro y se lo llevaron con rumbo desconocido.

“El lapso fue muy breve entre la comunicación de los campesinos y el rescate de Cilenis”, comentó Bonilla al periódico El Tiempo.

Desde ese día, dicen llegados, Cilenis no ha podido dormir y su hijo, no para de llamar desde Inglaterra para recibir la confirmación de que su padre ya está en libertad. Han pasado cinco días y aún esa noticia no ha llegado.

“Aquí de una u otra manera todos somos familia. En La Guajira tenemos esos lazos arraigados de compadrazgos, de amistades. Todo el mundo está conmocionado por Luis Manuel”, dijo Bonilla.

Las autoridades, entre tanto, tienen los detalles revelados por Cilenis, además revisan videos de cámaras de seguridad de Barrancas en los que los secuestradores quedaron captados. Uno de ellos portaba un casco que cubría su rostro y estaba vestido de negro; el otro, tenía con una gorra, tapabocas y gafas para no develar su cara, y estaba vestido con camiseta amarilla y jean.

Fuentes policiales señalaron que ya identificaron algunas de las personas que estarían vinculadas al secuestro.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*