<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

El camino espinoso que le espera a nuevo intento de reforma política

Esta semana será votada la iniciativa del Gobierno. Partidos también tienen propuestas. La congestión, el obstáculo.

  • Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior y Carlos Enríquez, presidente de la Comisión Primera del Senado. FOTO colprensa
    Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior y Carlos Enríquez, presidente de la Comisión Primera del Senado. FOTO colprensa
01 de octubre de 2018
bookmark

Hace exactamente un año el Congreso estudiaba el proyecto de reforma política que coordinó la Misión Electoral Especial (MEE), con el supuesto beneplácito de los partidos, pero en el camino, el cuerpo se quedó sin brazos.

Incluso, la misma Misión de Observación Electoral (MOE) cuestionó varios puntos y ajustes que los congresistas le hicieron a la propuesta que, al final, fue archivada.

Esta semana habrá otro intento. Empezará la votación del proyecto en la Comisión Primera del Senado, presentado por el Ejecutivo. En esencia, propone la eliminación del voto preferente (lista abierta, se vota por la persona y no por el partido).

Esas listas no se conformarían a dedo sino por el número de votos obtenidos por cada precandidato en unas elecciones primarias, con paridad de género. Esto supondría una tarjeta electoral más pequeña a la hora de sufragar.

Al respecto la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, le dijo a EL COLOMBIANO que la meta del Gobierno es que esta ley se estrene el próximo año, en las elecciones de autoridades locales.

También busca que el Consejo Nacional Electoral cuente con autonomía financiera, administrativa y presupuestal.

Otros escenarios

No solo la propuesta del Gobierno está en el partidor, las minorías tienen su proyecto, y La U presentó también una propuesta para que los menores de 16 años puedan votar.

Además, pretenden que haya voto único en las locales, que el voto sea obligatorio por varios periodos, que haya segunda vuelta en elección de gobernadores cuando no haya mayoría absoluta y segunda vuelta para la elección de alcaldes de ciudades capitales de más de 100.000 habitantes.

¿Hay ambiente político?

El primer obstáculo del proyecto es la congestión legislativa. En total hay 41 proyectos que fueron radicados por los diferentes partidos en dos meses de legislatura, sin sumar el Plan Nacional de Desarrollo.

Según Jaime Carrión, docente de Partidos Políticos de la U. Nacional, sede Medellín, el ambiente político está muy enrarecido, pero la reforma no puede esperar más.

Explicó que la pluralidad de proyectos es una dificultad enorme. “Se ha conocido todo tipo de propuestas, algunas pretenden ampliar el sufragio democrático, otras organizar la participación electoral de los partidos y encasillarlos en formulas, otras juntar grupos políticos que hoy están separados y deberían estar juntos”.

Carrión agrego que, cualquiera sea la intencionalidad principal de la reforma, el primer paso es encontrar acuerdos en el sistema de partidos y allí existen dificultades, principalmente para el Gobierno que debe ser mediador. Por ahora todos los partidos parecen estar de acuerdo con cerrar listas, pero el momento de la decisión apenas llega.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*