<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El rastro de 2 helicópteros que hicieron la guerra

Un solo bloque paramilitar llegó a tener dos aeronaves. Esta es su historia y lo que pasa con ellas.

  • Bell Ranger 206 L4 artillado con una ametralladora 50 en la desmovilización del Bcb en Santa Fe de Ralito. FOTO Cortesía el tiempo
    Bell Ranger 206 L4 artillado con una ametralladora 50 en la desmovilización del Bcb en Santa Fe de Ralito. FOTO Cortesía el tiempo
  • Así luce actualmente el Bell Ranger 206 L4 que fue de las Auc. La empresa Aerocharter lo tiene en proceso de venta. FOTO Cortesía
    Así luce actualmente el Bell Ranger 206 L4 que fue de las Auc. La empresa Aerocharter lo tiene en proceso de venta. FOTO Cortesía
El rastro de 2 helicópteros que hicieron la guerra
Por ricardo monsalve gaviria | Publicado el 20 de abril de 2020

En palabras de Alexandra Valencia, magistrada de la sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá, el extinto Bloque Central Bolívar (Bcb) “fue la más poderosa máquina de guerra que tuvo a su servicio las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc).

La jurista no solo se refería al rastro de sangre y dolor que dejaron en las más de 14 mil víctimas los 7.603 combatientes de ese grupo, repartidos en nueve frentes en Antioquia, Bolívar, Vichada, Putumayo, Risaralda, Caquetá, Arauca y Caldas; la magistrada también hizo alusión al armamento y equipamiento con el que contaban como, por ejemplo, dos helicópteros Bell Ranger 202, normalmente de uso civil, pero que esa estructura ilegal adecuó para la guerra.

Dichos aparatos también se “desmovilizaron” y entraron a la civilidad al igual que la mayoría de la tropa y comandantes del Bcb, sin embargo su presente no tiene nada que ver con su principal función que es la de volar. Uno de ellos fue totalmente desarmado y al otro le buscan comprador.

“A uno de ellos le decíamos el ‘tocotoco’, era el que estaba designado para el Sur de Bolívar, creo que el otro volaba en el Bajo Cauca de Antioquia”, recuerda “Pedro”* uno de los desmovilizados de ese grupo ilegal.

Agrega este excombatiente que el “tocotoco” era utilizado, la mayoría de veces, en apoyar a tropas. “En los peores combates con la guerrilla, el helicóptero llegó cargado con víveres o munición, y regresaba igual de cargado pero de compañeros muertos o heridos”.

Modificadas para atacar

Pero estas aeronaves también eran letales. “Se les montaban ametralladoras M60 ó .50 y eran utilizadas para atacar a la guerrilla cuando teníamos la ubicación de ellos”, añade “Pedro”, aunque afirma que mientras el estuvo en armas no le tocó ver a esas aeronaves disparar contra la población civil.

Sin embargo, en algunas sentencias de Justicia y Paz contra el Bcb y sus comandantes “Macaco”, “Julián Bolívar” y “Ernesto Báez”, reposan testimonios como los de la masacre ocurrida en la vereda El Paraíso, de Simití (Bolívar), donde el 17 de octubre de 1999 los paramilitares, en su afán de sacar a la guerrilla de esa región, asesinaron a seis habitantes de ese poblado.

Los integrantes del Bcb fueron emboscados por la guerrilla y en medio de esos combates uno de los helicópteros apoyó con sus armas sin importar las casas y los habitantes escondidos en ellas.

Al final de esa incursión, la tropa paramilitar liderada por los hombres conocidos como Chicanero y Robin, “recibieron el apoyo del helicóptero con el fin de evacuar heridos y uno de sus hombres asesinados”.

Con todas las ventajas

El corregimiento de San Blas, del municipio de Simití, en el Sur de Bolívar, se convirtió en el fortín del Bcb para sus actividades delictivas.

Según lo documenta el portal VerdadAbierta, para “Julián Bolívar”, jefe militar del Bcb, San Blas “era el ‘Vaticano’ de las Autodefensas en esa zona. Fue ante todo un escenario común de convivencia obligada de la población civil y las Autodefensas Campesinas. Allí tuvo cumplida la realización del aparato del ‘Estado Sustituto’, tan pronto como colapsó el ‘Estado Guerrillero’”.

Sobre este “fortín”, la Fiscalía afirmó que allí las Autodefensas tenían una emisora, un centro de estudios políticos y consultorios médicos con quirófanos, odontología y droguería. “Ese punto era la base de los helicópteros, allí los tanqueaban y preparaban”, añadió “Pedro”. El exparamilitar dijo que en los años que vio volar “la pequeña fuerza aérea del Bcb” no se enteró de algún inconveniente con autoridades.

“En la zona por donde operaba el ‘tocotoco’, en el Sur de Bolívar, era también un corredor aéreo de los helicópteros que tenía Ecopetrol para la vigilancia y mantenimiento del oleoducto. Nuestros pilotos volaban muy bajo, casi tocando los árboles para que no fueran detectadas las trazas por los radares de las autoridades. Solo tomaban altura en combates para no ser derribados”.

¿Siguen volando?

El 31 de enero de 2006, los 2.524 hombres que pertenecían al frente del Sur de Bolívar, del Bcb, se desmovilizaron en Santa Fe de Ralito. Entre las armas entregadas estuvieron los Bell Ranger 206 (versiones L6 y B4), blancos y con insignias del grupo paramilitar.

El Gobierno, por medio de Acción Social, subastó las aeronaves para reparar a las víctimas del conflicto. El proceso tardó cerca de dos años en los que, según documentos obtenidos por EL COLOMBIANO, los dos helicópteros fueron sometidos a inspecciones técnicas para valorar su estado.

Según el historial (ver informe), el 5 de mayo de 2006 y el 30 de octubre de 2007 se le hicieron chequeos al B4 y L6 respectivamente. El resultado fue similar: estaban en mal estado y la recomendación del Grupo Técnico del Comando Aéreo de Combate N°4, de la Fuerza Aérea Colombiana, era “no encender las aeronaves” por problemas mecánicos.

La revisión concluyó que no era posible saber ni las horas de vuelo ni la trazabilidad de los helicópteros porque “en la mayoría de componentes fueron retiradas las plaquetas de identificación”. Del 21 de mayo al 31 de junio de 2008 se realizó la subasta en la que participaron las empresas Servicios Aeronáuticos Integrales, Avhieco y Aerocharter Andina S.A, siendo esta última la que se quedó con las aeronaves.

En total, el Fondo de Reparación para las Víctimas recibió por dicha compra un total de $1.277.543.551 que fueron destinados, según la Unidad para las Víctimas, en el “pago de indemnizaciones judiciales para más de 300 víctimas del Bcb (resolución 01075 del 10 de octubre de 2016)”.

A pesar de los esfuerzos para volver a poner a volar estos dos aparatos, su último viaje lo hicieron del Sur de Bolívar y Bajo Cauca antioqueño hasta Santa Fe de Ralito.

Gustavo Urrego Contreras, representante de la empresa Aerocharter Andina, le confirmó a este diario que, 12 años después de la compra de los dos Bell Ranger, ninguno de los aparatos volvió a volar.

“Las condiciones en las que se recibieron no eran buenas. No se conocía sobre mantenimientos y trazabilidad, entonces nos obligaba a reparar todas esas piezas así se vieran en buen estado. Este negocio no fue de utilidad ni rentable para nosotros”, dijo Urrego.

Aerocharter tuvo la intención de cambiarle el destino a los dos helicópteros utilizados para la guerra, sin embargo, su decisión fue desbaratar el B4 para repuestos de otros helicópteros de la empresa, mientras que con el L4 el futuro pinta diferente, pues la idea es que sea vendido a una empresa estadounidense.

“Esta aeronave no logró volar acá de manera legal porque faltó documentación y también porque en la Aerocivil tuve muchas trabas y no tuve apoyo. Si se logra vender en EE. UU., el comprador determinará si lo pone en el aire, allá es más fácil ese proceso”, concluyó el representante de Aerocharter.

*Nombre cambiado por
solicitud de la fuente.

Infográfico
300
víctimas fueron reparadas gracias a la venta de los dos helicópteros del Bcb.
en definitiva

El Bloque Central Bolívar de las Autodefensas contaba con una flota de dos helicópteros. Esas aeronaves fueron subastadas y actualmente una de ellas funciona pero no vuela.

Contexto de la Noticia

la microhistoria Sí fueron usados para masacres

El Bloque Norte de las Autodefensas, liderado por Salvatore Mancuso, llegó a tener tres helicópteros que aparentemente fueron destruidos durante el conflicto. Una de esas aeronaves fue utilizada en la masacre de El Salado (municipio de El Carmen de Bolívar - Bolívar) en la que fueron asesinadas 60 personas. Una de ellas fue Libardo Trejos Garrido un habitante de esa población, quien se encontraba en su vivienda cuando recibió varios impactos de bala que atravesaron el techo de su casa. Los proyectiles fueron disparados por las ametralladoras instaladas en el helicóptero de los paramilitares.

Ricardo Monsalve Gaviria

Periodista. Magíster en Comunicación de la Defensa y los Conflictos Armados de la Universidad Complutense de Madrid


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección