<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Humedad, enemiga de la memoria de las víctimas en Medellín

  • Desde 2013 y hasta ahora, la Casa de la Memoria de Medellín sufre por fallas estructurales, que se reflejan en filtraciones de agua por las lluvias. Esto ha generado daños en obras y exposiciones. En 2018, aunque hicieron arreglos no sirvieron. ¿Qué pasa en el lugar que busca proteger la memoria? FOTO MANUEL SALDARRIAGA
    Desde 2013 y hasta ahora, la Casa de la Memoria de Medellín sufre por fallas estructurales, que se reflejan en filtraciones de agua por las lluvias. Esto ha generado daños en obras y exposiciones. En 2018, aunque hicieron arreglos no sirvieron. ¿Qué pasa en el lugar que busca proteger la memoria? FOTO MANUEL SALDARRIAGA
Publicado el 22 de octubre de 2019
Infografía
Humedad, enemiga de la memoria de las víctimas
en definitiva

El edificio del Museo Casa de la Memoria presenta filtraciones que han obligado al cierre de las tres salas temporales. Ya se invirtieron más de 300 millones de pesos y el problema continúa.

Las filtraciones de agua que hay en el Museo Casa de la Memoria, casi desde su inauguración, le están pasando factura al edificio. Cada gota que se cuela, borra un pedazo de memoria de la ciudad.

La exposición Medellín Habla, segunda parte del proyecto Medellín 70,80,90, se perdió después de que la impermeabilización que le hicieron a la rampa de acceso (que es el techo de algunas salas de exposición) no sirviera y la Empresa de Desarrollo Urbano se viera en la obligación de reclamar la garantía al contratista Ingesercon S.A.S; desde entonces, las tres salas temporales en las que a veces han reposado relatos se mantienen cerradas.

Medellín Habla fue un trabajo hecho durante 18 meses por los profesionales del Museo, quienes visitaron barrios y con los líderes estructuraron una historia de lo que le pasó durante los años en los que imperó el narcotráfico.

Aunque la exposición estuvo abierta al público durante cinco meses, a quienes la hicieron les quedó el sinsabor del trabajo perdido: toda la muestra que estaba pegada de las paredes fue borrada por el agua y los equipos tuvieron que ser retirados para que no se dañaran.

Cathalina Sánchez, directora del Museo Casa de la Memoria, aseguró que “no se ha afectado la prestación del servicio”, aunque tres espacios no estén abiertos al público “el incremento del número de asistentes ha sido constante desde 2016 hasta la fecha, al mes de septiembre tenemos 51.900 visitantes”.

La obra

Juan Camilo Builes, subgerente de ejecución de proyectos de la Empresa de Desarrollo Urbano, EDU, explicó que la impermeabilización de la rampa de acceso al Museo fue contratada mediante un convenio interadministrativo entre el Museo y la Secretaría de Infraestructura de Medellín. En el Secop, plataforma de contratación estatal, aparece un contrato celebrado por la EDU con Ingesercon S.A.S por 241,5 millones de pesos y cuya interventoría realizó Mario de Jesús Gil con un contrato por 71 millones de pesos.

EL COLOMBIANO pidió información a la empresa Ingesercon, pero no hubo respuesta porque su representante legal, Carlos Andrés Gil Castaño, estaba fuera de la ciudad.

De acuerdo con Builes, la intervención inició el 1° de noviembre de 2018 y terminó a principios de enero. “Ya estábamos en todo el trámite de la obra cuando a fines de febrero inició la temporada de lluvias en la ciudad, se identificó que esas goteras se siguieron filtrando y hubo una afectación a los espacios del Museo”.

Ahí fue cuando se dañó la exposición. Entonces, la EDU determinó dónde estaba supuestamente el problema y el contratista generó las garantías que se realizaron de abril a junio. Sin lluvias las pruebas las hicieron, según Builes, de forma empírica: “le tiramos agua a la losa”.

La directora del Museo aseguró que no quisieron habilitar las salas 1, 2 y 3 (esta última puede dividirse en dos) hasta que no hubiera certeza de que el trabajo quedó bien hecho y tampoco se adelantaron acabados arquitectónicos internos. El tiempo le dio la razón: en septiembre volvieron las lluvias y la rampa reveló de nuevo las filtraciones.

“Estamos buscando los puntos precisos para hacer las adecuaciones puntuales y haciendo un estudio más detallado con el mismo contratista para ver qué otro procedimiento podríamos implementar para que tengamos una solución de fondo a la problemática”, anotó Builes.

De tiempo atrás

EL COLOMBIANO conoció que los problemas en el Museo datan de tiempo atrás, casi desde la misma construcción.

Lucía González, directora del Museo durante la administración de Aníbal Gaviria, quien además es arquitecta, contó que evidenció los errores de construcción, materiales que no coincidían con los diseños, filtraciones de agua en casi todo el edificio y pidió en varias oportunidades aplicar las garantías al constructor. Además, que la EDU se hiciera cargo de equipos y materiales que se habían dañado producto de los problemas del edificio.

Este diario tuvo acceso a un informe de empalme que dejó González al terminar su administración en el que reveló el estado de la infraestuctura para agosto de 2015. En 17 páginas se relatan problemas de aguas subterráneas, humedades e inundaciones en casi todos los espacios, especialmente el primer nivel, daños en pisos, zócalos, fachadas, iluminación, ventanas y más, afectando un espacio solicitado por las víctimas. Hecho para la memoria de ellos.

Así mismo, da cuenta de algunos mantenimientos hechos para remediar las humedades con pintura y algunos sellamientos calificados como insuficientes. “Ese es un edificio de papel, hecho para durar muy poco”, dijo González.

La EDU aseguró que no ha realizado ningún otro contrato para el Museo Casa de la Memoria, tampoco consta en el Secop. Por su parte, Sánchez dijo que desde 2016 se han invertido 816 millones de pesos en el mantenimiento que le corresponde al Museo en el comodato: aseo, pintura, redes eléctricas, mobiliario, bombas de agua, ductos, entre otros.

Sánchez aseguró que actualmente no se presenta ninguna otra dificultad en el edificio, entonces, ¿qué pasó con los problemas que existían en 2015 si nadie los ha solucionado?.

Mientras tanto la Alcaldía avanza en los nuevos diseños de lo que será la segunda etapa del Museo para ajustarla a los nuevos requisitos de ley y al entorno actual del edificio. Todavía no se sabe cuánto valdrá ni quién lo construirá, se espera que sea a través de una Alianza Público Privada.

Contexto de la Noticia

OPINIóN El agua afecta el concreto

Juan Andrés Oviedo
Pte. Asoc. Ingenieros Estructurales
“Las filtraciones de agua muchas veces se dan porque el concreto no tiene la suficiente baja permeabilidad, muchas veces es un problema que viene desde la construcción, aunque la exposición continua al agua aumenta el riesgo de fisuras. Una filtración debe evitarse porque se puede generar deterioro en el concreto ya que facilita la oxidación de las varillas de refuerzo”.
Olga Patricia Rendón Marulanda

Soy periodista egresada de la Universidad de Antioquia. Mi primera entrevista se la hice a mi padre y, desde entonces, no he parado de preguntar.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección