language COL arrow_drop_down

Cartel de abogados y narcos por la paz total

El hermano del presidente Gustavo Petro habló sobre pago para colar narcotraficantes en la paz que buscan beneficios.

  • El hermano del presidente Gustavo Petro, Juan Fernando Petro, denunció que los narcotraficantes estarían intentando entrar en la paz total. FOTO: Cortesía Presidencia
    El hermano del presidente Gustavo Petro, Juan Fernando Petro, denunció que los narcotraficantes estarían intentando entrar en la paz total. FOTO: Cortesía Presidencia

Parece que por subirse a la paz total y obtener alguna amnistía, más de un narco estaría dispuesto a pagar una millonada. EL COLOMBIANO ya había publicado hace unas semanas que en los pasillos de la cárcel La Picota a narcos les estaban pidiendo hasta un millón de dólares por ser tenidos en cuenta para nombrarlos gestores de paz. Ahora, el mismo hermano del presidente, Juan Fernando Petro, ha confirmado la denuncia.

“Cobran hasta 800 millones de pesos para tener una cita conmigo”, dijo el hermano de Gustavo Petro. Se trataría de un grupo de abogados que estarían haciendo la feria del millón por entregar lo que no está en sus manos. Sin embargo, uno de ellos le dijo a este diario que los errores se han cometido desde la misma Oficina del Alto Comisionado para la Paz, pues desde que se instaló el actual gobierno, se han repartido figuras de representación para la paz total a estos abogados como si fueran documentos de libre acceso.

Este abogado, que se mantiene en el anonimato se pregunta de manera retórica: “¿será que los abogados que piden dinero de verdad tienen el poder de hacer pasar a sus clientes como gestores de paz para que al final obtengan la libertad?”.

En este mercado al que todos quieren entrar, al parecer se venden al mejor postor y el negocio funcionaría así: entre el Gobierno que ofrece beneficios y los criminales que buscan recibirlos, estarían entonces intermediarios como un supuesto cartel de abogados, las ONG de derechos humanos y Juan Fernando Petro, que incluso salió salpicado con el “pacto de La Picota”, pero quien aseguró que lo están suplantando y utilizando su nombre para pedir ese dinero.

“No hubo pacto de La Picota, no estoy metido en negociaciones de paz y sí que menos recogiendo dinero de extraditables para vivir”, aclaró Juan Fernando.

En esta feria, el tráfico de influencias y la plata en juego serían fichas clave al momento de comprar un tiquete en ese viaje de la paz que todavía tambalea por la falta de claridad, pero del que ya muchos sacan provecho.

Precisamente, el alto comisionado de Paz, Danilo Rueda, denunció esa posible red de corrupción de abogados que tendría como objetivo frenar la extradición de los narcos o conseguir menos tiempo en la cárcel.

“Hemos tenido información e indicios de que está sucediendo una operación irregular e ilegal, en donde quizás algunos clientes están siendo engañados al recibir ofrecimientos para ser gestores de paz”, aseguró.

El foco de corrupción estaría, sobre todo, en Bogotá y Antioquia, donde están los grupos delincuenciales más fuertes y, a su vez, los clanes de abogados más poderosos.

Frente a esto, la exfiscal Claudia Carrasquilla explicó que muchos procesos en la Fiscalía estarían frenados por las falsas promesas de ese cartel de abogados, pues ningún cliente quiere preacordar y están esperando que les levanten los procesos luego de pagar su cupo en la paz.

Además, Carrasquilla afirmó que, en Antioquia, hay dos abogados suspendidos por estar involucrados en supuestas negociaciones en las que cobraban para inscribirlos en la paz total.

1
millón de dólares sería la cantidad exigida por el cartel de abogados para entrar a la paz.

Te puede interesar