<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los colegios oficiales que están en zonas sin acueducto

  •  Imagen de la primera jornada de reapertura gradual, progresiva y segura de los colegios públicos de Bogotá. Foto: Colprensa
    Imagen de la primera jornada de reapertura gradual, progresiva y segura de los colegios públicos de Bogotá. Foto: Colprensa
Colprensa | Publicado el 22 de febrero de 2021

En el marco del regreso a clases en alternancia, el Laboratorio de Economía de la Educación (LEE) de la Pontificia Universidad Javeriana calculó el porcentaje de las instituciones educativas del país que están ubicadas en zonas que no cuentan con servicio de acueducto.

Según el LEE, el 11% de las sedes educativas del sector oficial se encuentran ubicadas en manzanas donde más de la mitad de las viviendas no tienen agua, lo que implica una alta probabilidad de que la sede tampoco tenga agua potable.

En el informe se determinó que mientras en algunos lugares como Bogotá o Quindío el porcentaje de sedes ubicadas en manzanas donde más de la mitad de las viviendas no tiene acueducto es nulo, en otros departamentos como Córdoba, Chocó, San Andrés o Guainía, el porcentaje de sedes ubicadas en zonas sin acueducto es mayor al 30%.

El informe permitió establecer nuevamente las brechas que existen entre las escuelas rurales y urbanas. Mientras en las sedes rurales de los colegios oficiales el porcentaje de sedes ubicadas en zonas sin acueducto crece al 13%, ese porcentaje se ubica solo en el 3% para las sedes urbanas de los colegios oficiales, evidenciando una diferencia de 10 puntos porcentuales.

También se evidenció nuevamente la brecha entre los colegios oficiales y los colegios privados. Según encontró el LEE, a nivel nacional los colegios privados ubicados en manzanas sin acueducto son solo el 1%.

El informe del Laboratorio se realizó cruzando la información del Censo Nacional de Población y Vivienda del año 2018, del formulario de Educación Formal del 2019 y del Sistema de Identificación de Sedes Educativas. Esto debido a que las entidades del sector educativo no cuentan con un registro administrativo del acceso al agua, ni tampoco del servicio de alcantarillado y electricidad en los colegios del país.

Según el LEE, el dato de la falta de agua cobra relevancia teniendo en cuenta que para el regreso en la modalidad de alternancia los colegios deben contar con el servicio de agua para el cumplimiento de las medidas de bioseguridad.

De hecho, el anexo 3 de los “Lineamientos para la prestación del servicio de educación en casa y en presencialidad bajo el esquema de alternancia y la implementación de prácticas de bioseguridad en la comunidad educativa” del Ministerio de Educación indica que para asegurar las condiciones higiénicas y permitir el regreso se debe garantizar el suministro de agua potable en cada institución.

No contar con el servicio de agua, según el LEE, implica que los procesos educativos de forma presencial tengan que seguir suspendidos, impactando directamente en el desarrollo académico y físico y en la salud mental de los niños, niñas y adolescentes.

Además, la suspensión de la presencialidad por más tiempo, recuerda el Laboratorio, también tendrá un impacto en índices como la deserción, el trabajo infantil o el reclutamiento de menores.

“Es de extrema importancia, más en tiempos de pandemia, facilitar los servicios de agua potable a las instituciones educativas que no los tienen, para que tengan la oportunidad, como muchos colegios del país, de planear el regreso a clases de sus estudiantes; o en su defecto garantizar al menos el suministro permanente de geles antibacteriales y alcohol”, pide el informe del Laboratorio.

El LEE reconoce que los resultados indican que una gran parte de las sedes educativas del país podrán cumplir con la condición básica de ofrecer agua para el lavado de manos de los estudiantes, aunque no se pudo establecer si todos los que tienen acceso al agua disponen de agua potable.

Sin embargo, afirmaron que además de ofrecer agua para el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, esto debe ir acompañado de una estrategia pedagógica que permita promover el uso de agua y jabón en la comunidad como una medida efectiva para prevenir los contagios de covid-19.

Si quiere más información:


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección