<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Martha Esteban esquivó la muerte en La Línea

Vivía en Boyacá y viajaba en uno de los 17 carros que embistió la tractomula. Su familia murió.

  • Martha Esteban (foto detalle) sobrevivió en el accidente de La Línea. Según testigos, salió gateando del carro en el que se movilizaba. FOTO: Cortesía
    Martha Esteban (foto detalle) sobrevivió en el accidente de La Línea. Según testigos, salió gateando del carro en el que se movilizaba. FOTO: Cortesía
Publicado el 07 de enero de 2022

Martha Esteban. Así se llama la sobreviviente de una familia de boyacenses que se movilizaba en uno de los 17 vehículos que arrolló una tractomula que se quedó sin frenos y que, por cuenta del accidente, dejó un saldo de 8 personas muertas y 33 más heridas.

Esteban, según relatos datos a las autoridades judiciales, logró salir gateando del carro en el que viajaba junto a su esposo, Carlos Vargas Cubides, a su hijo Sebastián y a Alejandra Soler, pareja de este último.

Si bien las cuatro personas iban en el mismo vehículo que fue embestido a las 2:20 del martes a la altura del túnel Los Venados, del conducto vial conocido como La Línea, solo Martha Esteban logró sobrevivir a la tragedia y ahora, según el último reporte, se encuentra con pronóstico reservado en un hospital de Ibagué.

La familia regresaba de Cali, ciudad en la que pasaron las festividades de fin de año y, al momento de la tragedia, regresaban hacia Bogotá. En la capital del Valle, según información recaudado en la investigación, vivían los allegados de Esteban, la única de los pasajeros de este carro que sobrevivió.

Se sabe hasta ahora, además, que Sebastián era uno de los dos hijos de Martha Esteban, que tenía 31 años y que era arquitecto. Y, según Boyacá 7 días, Carlos –su padre y también fallecido– tenía 60 años y era un geólogo que trabajaba como independiente.

Toda esta familia, de acuerdo con el gobernador de Boyacá, Ramiro Barragán, residía en el municipio de Garagoa. “Los acompañamos en este difícil momento”, fue el mensaje que les envío a la sobreviviente y a sus allegados.

Este caso –el de Martha Esteban– se suma al de otro sobreviviente, cuyo nombre aún se mantiene en reserva y quien es miembro de la familia Orozco Monsalve, que fallecieron producto del atropellamiento de la tractomula mientras estaban en otro vehículo.

Se trata de Cristian Orozco, de 34 años; su esposa, Luisa Fernanda Monsalve, de 23; sus hijos Cristopher y Adrián, de 6 años y 10 meses, respectivamente; y de Luz Mary Vargas, de 69 años y abuela de la familia.

El sobreviviente se desplazaba en un carro distinto en el momento de la tragedia y había regresado a Colombia para estas festividades luego de dos décadas de residir en Brasil. Hasta el momento se sabe, según la investigación que se sigue por esta tragedia, que es el hijo mayor de la fallecida Luz Mary Vargas y que se había ido del país producto de amenazas que terminaron impactando sobre su familia.

Lo que se sabe del caso

El mayor general Juan Alberto Libreros Morales, director Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, ya confirmó que el accidente se dio por una falla en los frenos de la tractomula, pero también confirmó que se investigan posibles errores humanos en esta tragedia.

No obstante, reconoció que el conductor, Diego Fernando Montenegro –quien se recupera de varias heridas en un hospital de Ibagué–, tenía todos sus papeles en regla y que pasó la prueba de alcalemia (ver Paréntesis).

En todo caso, la investigación sigue y hay peritos verificando la tractomula, porque de confirmarse el error humano del que habla el oficial Libreros podría haber cargos penales contra el conductor.

Contexto de la Noticia

Paréntesis El relato del conductor

Diego Fernando Montenegro, el conductor de la tractomula que se quedó sin freno y causó la tragedia, relató así lo que vivió: “Pasé el peaje y empecé a descolgar. Puse el carro en cuarta y vi que la aguja del aire empezó a bajar hasta 60 libras. Me fui a orillar, activé los frenos, pero el carro no quiso frenar de ahí para abajo. Me recosté al lado izquierdo y el aire bajaba más y más. Traté de sacar el carro por uno de los voladeros y tampoco pude, porque el muro era muy alto. Seguí recostando al lado izquierdo en uno de los túneles, hasta que me encontré todos los carros en frente mío. Quise como acostar la mula, pero no hubo forma tampoco”.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección