<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Medimás, 21 meses de historia de crisis en salud

  • Aunque el Tribunal dijo que la Supersalud tendrá seis meses para trasladar a los 3,8 millones de afiliados, la EPS aseguró que interpondrá los recursos jurídicos necesarios. FOTO Robinson Sáenz Vargas
    Aunque el Tribunal dijo que la Supersalud tendrá seis meses para trasladar a los 3,8 millones de afiliados, la EPS aseguró que interpondrá los recursos jurídicos necesarios. FOTO Robinson Sáenz Vargas
Por RICHARD AGUIRRE FERNÁNDEZ | Publicado el 06 de mayo de 2019

Dos fallos del Tribunal de Cundinamarca la dejarían por fuera. La EPS pide no generar pánico.

Llegó como la EPS más grande del país, con 5,6 millones de usuarios heredados de Cafesalud el 1 de agosto de 2017 y ahora, con 3,8 millones, parece que empezó a caminar hacia el fin.

Se trata de Medimás, que desde el principio vivió un trasegar que no fue fácil. No contar con una red prestadora de servicios le generó que sus afiliados radicaran, en promedio, 10.000 peticiones, quejas y reclamos (PQR) mensualmente entre agosto y octubre de 2017, algo que llevó a la Superintendencia de Salud a aplicarle una medida de vigilancia especial desde octubre de ese año, apenas tres meses después de estar funcionando.

Basta con mirar la cantidad de usuarios que se fueron para otras EPS en los 21 meses de operación que lleva. En total, 1,8 millones de clientes hoy tienen asiento en otras empresas, lo que convierte a la Nueva EPS como la más grande del país, con alrededor de 4,9 millones de afiliados.

De idas y vueltas

En Medimás el panorama cambió con el paso del tiempo. Por ejemplo, en los primeros tres meses de este año fueron 22.519 PQR, de las cuales 18.647 provinieron del régimen contributivo y 3.872 del subsidiado. Es decir, las fallas en la prestación de los servicios se mantuvieron sin distingo del tipo de servicio.

Sin embargo, la estocada para Medimás llegó esta semana cuando dos fallos del Tribunal Administrativo de Cundinamarca se convirtieron casi que en su sentencia de muerte.

El primero le ordena a la Superintendencia de Salud retirarle la habilitación para que funcione como empresa del sector. El segundo revoca la venta de los activos de Cafesalud a lo que hoy es Medimás, dejando por el suelo la transacción de 1,6 billones de pesos efectuada en junio de 2017 a través de Prestasalud, integrado por Presnetnewco y Prestemed.

Es decir, Medimás dejaría de ser una EPS en un plazo de seis meses, como lo ordenó el Tribunal en la sentencia, y el proceso de venta de 2017 se echaría para atrás. Sin embargo, directivas de la EPS manifestaron que interpondrán los recursos jurídicos necesarios en el proceso, tal cual lo indica la ley.

Pero, para ir más allá de los fallos, se debe tener en cuenta que son una respuesta a acciones populares. Una presentada por Aníbal Rodríguez desde el 20 junio de 2016 y otra, que fue radicada en junio de 2017 por el senador Jorge Robledo y el abogado José Roberto Acosta.

En el caso de Rodríguez, aunque iba dirigida contra Cafesalud, que fue la que recibió los 4,3 millones de afiliados que tenía Saludcoop en su momento, según el demandante carecía de “médicos, clínicas y hospitales suficientes para atender a más de 5 millones de afiliados, circunstancia que amenaza y pone en el peligro el derecho colectivo” a la salud.

Por esto, el Tribunal estimó las pretensiones, declarando que se vulneraron los derechos de los usuarios de Medimás, sobre todo por los reportes de quejas recibidas en estos 21 meses de operación, aunque también hay que recordar que había heredado las PQR, acciones de tutela y pendientes que tenía Cafesalud cuando dejó de operar.

En cuanto al segundo fallo, el Tribunal le ordena a la Supersalud que le revoque su habilitación como EPS, en un plazo de seis meses, además le dice al Ministerio de Salud que diseñe el camino jurídico para que la Superintendencia pueda cumplir con esta tarea.

Frente a esto, y a través de un comunicado, Medimás indicó que como “responsables de la prestación del servicio y la estabilidad del acceso de nuestros usuarios, hacemos un llamado a la tranquilidad del público, para evitar que el efecto de los fallos proferidos, sin haber sido notificados en debida forma, desencadenen pánico económico por ser puestas en conocimiento de los medios antes que de los actores y sujetos procesales en dichas acciones populares”, señala.

Por ahora, el Ministerio de Salud tiene identificadas 14 EPS que serían las receptoras de los 3,8 millones de afiliados que tiene Medimás. No obstante, el ministro, Juan Pablo Uribe, señaló que le pedirán aclaración al Tribunal, para definir desde cuándo empezarían a correr los seis meses que dio de plazo para realizar el traslado. “A los afiliados les queremos dar un mensaje de tranquilidad y le pedimos a la red prestadora del país que siga prestando los servicios a los usuarios”, dijo.

¿Últimos latidos?

Si se tratara de un paciente, se podría decir que con estos dos fallos Medimás está en cuidados intensivos, a pesar de que la EPS dice que no debe “generar pánico”, pues aún tienen recursos jurídicos que entablar.

Sobre esto, el superintendente, Fabio Aristizábal, manifestó que siguen estudiando el alcance de la decisión, pero resaltó que tienen establecido un mapa de riesgo, teniendo en cuenta que la EPS está presente en el 60 % del país, con cobertura en 700 municipios.

“Debemos analizar cómo haremos para trasladar a los afiliados, como lo ordena el Tribunal, pero sin generar una falla sistémica”, dijo Aristizábal al resaltar la orden del Tribunal, encaminada a que el traslado de los afiliados debe darse, pero a empresas que estén en capacidad de atender a los nuevos usuarios y, de esa manera, evitar que colapsen o bajen su calidad en la atención.

Ahora, aunque la decisión no es definitiva, el senador Robledo sostuvo que estos fallos son “prueba reina de que las EPS no pueden hacer lo que les dé la gana con la plata de la salud” .

3.500
sedes tiene Medimás en Colombia, según indicó la empresa en un comunicado.
en definitiva

Medimás, tras 21 meses de operación, sufre la mayor crisis de su corta historia por los fallos del Tribunal de Cundinamarca, que ordenan reversar su venta y quitarle el permiso de operación.

Contexto de la Noticia

¿y los usuarios qué?

Esta es la principal preocupación, pues las autoridades tendrán que trasladar a otras EPS a los 3,8 millones de afiliados de Medimás. Francisco Castellanos, director de la Organización Defensa del Paciente, manifestó que “esperamos que los traslados se realicen de manera organizada, informada y respetando el principio de la libre escogencia”. El tribunal hizo énfasis en que el fallo es claro en ordenarle a la Supersalud que garantice que las EPS receptoras estén en capacidad de recibir a los afiliados.

Desorden administrativo

Desde el principio Medimás sufrió dificultades administrativas. Muestra de este panorama es que en solo 21 meses de operación tuvo tres presidentes: Hernán Briceño (agosto-septiembre de 2017), Néstor Orlando Arenas (octubre de 2017-abril de 2019) y, el 10 de abril, a través de una sesión extraordinadaria de la Junta Directiva de Medimás se nombró a Alex Martínez. En esa junta, también se aprobó el cambio de director ejecutivo, nombrando a Jaime Alberto Rincón.

iban a vender, pero...

En diciembre del año pasado se conoció que Medimás estaba interesada en vender y que adelantaba conversaciones con un socio norteamericano. Sin embargo, nunca hubo una oferta formal y en enero, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca aplicó una medida cautelar, que consistió en bloquear e impedir cualquier proceso de venta de la organización o sus acciones hasta que no se resolvieran las acciones populares que hacían curso en sus despachos.

¿Y los organismos de control?

Desde el principio, la Procuraduría le puso peros a Medimás porque no cumplía con una red prestadora de servicios. El procurador, Fernando Carrillo, así se los hizo saber a los entonces superintendente Norman Julio Muñoz y al ministro Alejandro Gaviria, quienes, sin embargo, dieron el aval para que la EPS funcionara. Desde entonces, la Contraloría, la Defensoría del Pueblo y la Supersalud le hacen seguimiento a la EPS, para evitar vulneración en los derechos de los usuarios.

OPINIóN ¿Y quiénes están en capacidad?

Dina Grajales
Asociación de Hipertensión Pulmonar
“Los fallos son una respuesta a lo que los afiliados y defensores de derechos pedíamos, sobre todo quienes tienen enfermedades crónicas y pertenecen al régimen subsidiado. Aunque es la decisión que esperábamos, por la frecuente vulneración de derechos, nos embarga la preocupación de quiénes pagarán las innumerables deudas, cuáles serán las EPS que cumplen con los criterios de asignación de usuarios, pues es posible que ahora se vean saturadas las prestadoras que cumplían de manera satisfactoria con su labor. ¿Será que a los pacientes nos van a seguir tratando como una mercancía? Esperamos que no, y que esta no sea una nueva lucha para los usuarios”.
Richard Aguirre Fernández

Periodista de la Universidad del Quindío. De Calarcá.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección