<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Peleas internas amenazan unidad del petrismo a días de que Congreso reanude sesiones

El próximo lunes 6 de febrero en el Congreso arrancarán las sesiones extraordinarias, justo cuando se acentúan fracturas en el Pacto Histórico, pero también en liberales y conservadores.

  • Córdoba dijo que Roy Barreras y Armando Benedetti son “ratas”. El presidente del Senado respondió que tenía “toda la consideración” con una persona “que debe tener un gran dolor por la extradición de su hermano”. /FOTO: COLPRENSA-ARCHIVO
    Córdoba dijo que Roy Barreras y Armando Benedetti son “ratas”. El presidente del Senado respondió que tenía “toda la consideración” con una persona “que debe tener un gran dolor por la extradición de su hermano”. /FOTO: COLPRENSA-ARCHIVO
01 de febrero de 2023
bookmark

En las postrimerías de 2022, cuestionado por la solidez de la bancada de gobierno con miras al año nuevo, el ministro del Interior, Alfonso Prada, le dijo a EL COLOMBIANO con vehemencia que la coalición “seguiría comportándose sólidamente” y se declaró confiado de que se tramitaría con éxito la ambiciosa “reformatón” de Petro en 2023.

Sin embargo, a menos de una semana de que arranquen las sesiones extras del Congreso –en las que se discutirá, nada menos, que el Plan de Desarrollo– otro parece ser el panorama y las alertas están encendidas frente a la necesaria unidad.

Si bien ya se vislumbran dificultades en partidos que conforman la coalición, la preocupación se centra en el Pacto Histórico. Uno de los motivos de angustia, según admitieron congresistas bajo la condición del anonimato, es el rifirrafe entre el presidente del Senado, Roy Barreras, y Piedad Córdoba.

La congresista antioqueña levantó roncha al atacar a Barreras y al embajador en Venezuela, Armando Benedetti. No los bajó de “ratas” y de estar en el Gobierno para hacer “negocios”. A su turno, Barreras respondió que tenía “toda la consideración” con una persona “que está físicamente enferma y que debe tener un gran dolor por la extradición de su hermano”.

Lo anterior, ante problemas de salud recientes, así como la extradición de su hermano, Álvaro Córdoba, a Estados Unidos. Justamente la congresista se limitó a decir que “solo Dios sabe qué va a pasar” frente a su relación con el Presidente tras autorizar el procedimiento.

De acuerdo con congresistas, los enfrentamientos entre ambas figuras del petrismo generan división entre quienes no dejan de ver con recelo a Barreras y aquellos que hacen lo propio con Córdoba.

Por un lado, al presidente del Senado le han reclamado por cuestionar la reforma a la salud o el alto a la exploración de hidrocarburos. Inclusive, han dicho que se ha distanciado para darle oxígeno a su movimiento “Fuerza de la Paz”, que justo ayer se declaró partido de Gobierno.

Por el otro, le recriminan a Córdoba su defensa férrea de su hermano, aun cuando está procesado por narcotráfico. Para algunos, no ha sido conveniente que haya puesto en duda a Petro, a pesar de la gravedad del delito contra su familiar.

No obstante, mientras que Barreras reivindicó que “se juega literalmente la vida” por las reformas de Petro, Córdoba dijo que peleará con el Presidente y que seguirá apoyando sus proyectos porque cree en ellos.

La pugna comienza a subir de tono días después de que el Partido Conservador (declarado de Gobierno) anunció que se reunirá para evaluar su posición frente a las reformas de Petro.

Por si fuera poco, ayer el expresidente César Gaviria, mandamás del Partido Liberal, cuestionó la reforma a la salud y le pidió a la bancada que no avale “arrasar” el sistema de salud.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*