<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La pugna presidencial en La U

  • ilustración Esteban parís
    ilustración Esteban parís
Publicado el 08 de junio de 2017
en definitiva

Los principales dirigente de La U están en pugna ante la elección de candidato presidencial. Según expertos, este partido se dejó arrebatar sus principales banderas de otras colectividades.

A diferencia de hace cuatro años, hoy el Partido Social de Unidad Nacional, La U, no tiene un presidente candidato. Al jefe de Estado, Juan Manuel Santos, no lo favorecen las encuestas y solo tiene un precandidato, el senador Roy Barreras, quien de entrada plantea una coalición para blindar la implementación del Acuerdo con las Farc.

A esto se suma que en la última semana subió el tono del enfrentamiento entre sus líderes visibles, a raíz de la elección de magistrado para la Corte Constitucional y del supuesto vencimiento de términos para la inscripción de precandidatos presidenciales.

¿Por qué la pelea?

Mientras que en la Cámara no hay tal intriga, la bancada de la U en el Senado (21) está dividida en tres bloques. Uno, el más grande, lo lidera Armando Benedetti, y está integrado por los políticos costeños. El otro lo encabeza Mauricio Lizcano, presidente del Senado, con los del interior del país, y un tercer grupo permanece imparcial. A Barreras lo ubican más de lado de Benedetti.

Un representante a la Cámara por La U, que pidió no ser citado, le dijo a EL COLOMBIANO que los dirigentes no están pensando en bancada, sino en como salva cada uno su reelección. “Es una pelea de egos y pulso de fuerzas. Roy y Benedetti repetirán Senado, mientras Lizcano intentará llegar en cuerpo ajeno. Lo más probable es que obtendríamos entre 12 y 15 curules en Senado”.

Según Benedetti, Lizcano ya se va y “está huérfano de poder. Tengo 15 senadores. Él solo dos. Le he ganado internamente todas la elecciones, magistrado, procurador”.

Al respecto, Lizcano afirmó que el partido de la U es la fuerza mayoritaria y va a tener un candidato fuerte, Pinzón, “el problema del partido es su copresidente, Benedetti, que tiene a esta organización sumida en el caos. Le he pedido que de un paso al costado, sino pasará de ser el copresidente al gerente liquidador del partido”.

Para el representante Berner Zambrano, también codirector de La U, todos los partidos tenemos dificultades en la definición de candidaturas. “El presidente Santos no se la ha jugado a fondo en procura de lograr la paz . Esas diferencias se terminarán superando”.

Por su parte, el senador Germán Hoyos precisó que los partidos tienen problemas y diferencias, y La U no es la excepción. “Hemos ganado las últimas elecciones y hay un desgaste normal del ejercicio del poder. El partido no es sólo Roy y Benedetti. Hay líderes regionales fuertes”.

Cruce de dardos

Lizcano calificó de “brutalidad” la solicitud que hizo Benedetti de votar por Diana Fajardo, para que las Farc no se pararan de la mesa. Pero este se sacó el clavo este domingo, cuando Noticias Uno demostró que no hubo tal agresión de su camarógrafo contra el subsecretario del Senado, Saúl Cruz, respaldado por Lizcano y otros senadores, dijo que la prensa merece una disculpa de Lizcano, quien es “ligero, le hace falta peso en la cola y estructura en la cabeza”.

El precandidato Barreras intentó terciar para que las discusiones internas no desvíen el propósito de acompañar la agenda de paz, pero la pelea ya está casada. Según un senador de La U, que pidió reserva, Santos está incómodo ante este cruce de dardos.

¿Cuando habrá ungido?

La semana pasada la bancada de La U tuvo una cena en casa de Barreras, a la que asistió el Presidente de Colombia. Hablaron de las precandidaturas. Santos les pidió calma y pensar en construir en una gran coalición.

Aunque Benedetti había señalado como fecha límite el pasado 2 de junio para la inscripción de precandidatos, solo lo hizo Barreras. No obstante, Benedetti expresó que, a través de un representante, el exembajador Juan Carlos Pinzón manifestó su voluntad de ser candidato. Este se limitó a trinar que no estaba inscrito por ningún partido. “Me disgusta la politiquería y las bufonadas” y que se dedicará a hablar con la gente.

Para Benedetti esto es una señal de que Pinzón no está firme con La U. El exembajador le dijo a El Tiempo este lunes que sí quiere el apoyo de La U, pero que también el de otros partidos, como Cambio Radical, y gente del Centro Democrático. También dejó abierta la posibilidad de ir por firmas.

Berner afirmó que los copresidentes se reunirán en los próximos días con los precandidatos Pinzón y Barreras para definir el procedimiento de selección de candidato único.

El futuro de la colectividad

Carlos Arias, docente de la Maestría en Comunicación Política de la U. Externado, los miembros de La U son reconocidos en la región y la nación y tienen un caudal electoral importante. Agregó que aunque esto les ha permitido ser la primera fuerza política del país, no tienen un componen programático que los una y los diferencie.

“La votación a Congreso y la capacidad de sumarse a una coalición ganadora por la Presidencia definirá la supervivencia de La U pero, con el tiempo, sus votos se han ido con diferentes colectividades como el Centro Democrático, Cambio Radical y el Partido Liberal. Esto, sumando a las decisiones que tome Santos, pues no todos sus copartidarios están de acuerdo en apoyar la candidatura de Germán Vargas”.

Para Jaime Carrión, docente de Sistemas Políticos de la U. Nacional, La U es un partido electoral, creado para responder a la necesidad de contar con una agrupación política que permitiera desarrollar electoralmente el Uribismo. Agregó que, al igual que otros partidos, adolece de disciplina al interior.

Contexto de la Noticia

OPINIóN La u, ¿depuración o terminación?

ANdrés felipe bernal
Escuela de Gobierno U. Sergio A.
El problema de la U, a pesar de ser el partido oficialista de Gobierno, es que si bien mantuvo sus congresistas y mayorías parlamentarias, el apoyo popular que alguna vez recibió, ha dado un viraje hacia otros partidos y movimientos que representan lo que alguna vez fueron sus banderas: la Seguridad Democrática. Las próximas elecciones serán el primer escenario de la reconfiguración política. La U, sin candidatos fuertes, y sin poder mantener la coalición de ocho años, marcara la pauta para una primera fase de depuración, o en su defecto, la terminación del partido.
Óscar Andrés Sánchez Á.

Politólogo de la Universidad Nacional, Periodista de la Universidad de Antioquia y maestrando en Gobierno de la Universidad de Medellín. Tratar de entender e interpretar el poder, un reto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección