<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Reapertura pone a vibrar a la frontera: vienen nuevas oportunidades laborales y comerciales

Hubo una época en la que esta zona movía hasta $900.000 millones al año. ¿Volverá?

  • La frontera estará abierta a partir de este 26 de septiembre. FOTO: Camilo Suárez
    La frontera estará abierta a partir de este 26 de septiembre. FOTO: Camilo Suárez
Publicado el 25 de septiembre de 2022

Por : NÉSTOR ALONSO LÓPEZ L.

Mientras que en el país el invierno es pan de cada día, el calor se mezcla con el optimismo por estos días en Cúcuta, la ciudad limítrofe colombiana que se comunica a través de sendos puentes con Ureña y San Antonio del Táchira en Venezuela.

Después de un cierre de siete años que provocó que se apagara la vida social y económica de esta área, la perspectiva de la reapertura de los pasos fronterizos despierta sonrisas entre la gente.

El presidente regional del gremio de los comerciantes (Fenalco), Sergio Palacio, sueña con que vuelva la época en que la economía de esta frontera movía 900.000 millones de pesos al año, equivalentes al 90% de todas las exportaciones colombianas hacia el país vecino.

Por aquellos días la escena más común era la fila de camiones esperando su turno de paso por los puentes Francisco de Paula Santander (que enlaza con Ureña) y Simón Bolívar (con San Antonio del Táchira). A la par un desfile de personas a pie que circulaban atiborradas de paquetes.

Todo eso se extinguió a medida que la economía venezolana sucumbió hasta niveles extremos. Fue cuando el presidente Nicolás Maduro atravesó contenedores para bloquear cualquier tránsito vehicular.

Palacio, que además de fungir como líder gremial gerencia una empresa de repuestos para carros y motos, recuerda que antes de la crisis vendía 400 millones de pesos mensuales y bajó a 40 millones. Y lo mismo les pasó a todos los colegas del circuito comercial.

En la frontera había 65 empresas de transporte internacional y solo sobrevivieron 15, de 68 agencias aduaneras apenas hay 5 y desaparecieron las 15 firmas especializadas en logística, que además contaban con depósitos y zona franca. Así mismo, sucumbieron 128 compañías dedicadas al comercio exterior, de acuerdo con el presidente regional de la Cámara de Comercio, Francisco Javier Pabón.

Sin embargo, algo del comercio se mantuvo de manera clandestina y se ha ido multiplicando en los últimos meses con el reinado del dólar en Venezuela, de suerte que los venezolanos han paliado la escasez llevando zapatos de bajo costo, jeans y otras manufacturas a través de las trochas, así sea que se vean obligados a pagar peaje a alguno de los 15 grupos delincuenciales que las controlan.

De la misma manera, los cucuteños pasan a San Antonio o Ureña a comprar carne a mitad del precio que cuesta localmente. De igual forma, se aprovisionan de mayonesas y salsas que suelen ser de mejor calidad.

“El cierre abrupto produjo una situación difícil en la ciudad porque la gente que percibía sus ingresos de esa economía dejó de percibirlos. La gran expectativa es que ahora se genere un movimiento alrededor del transporte de carga, que muchas empresas vuelvan a instalar operaciones internacionales”, dijo Palacio.

La expectativa de que se puedan promover de nuevo planes turísticos, servicios de salud especializados y toda la oferta educativa que resulta apetecible para los vecinos del flanco oriental del mapa es grande. Son actividades que dinamizan de paso negocios como la hotelería, el transporte, los restaurantes y los centros comerciales, entre otros.

Palacio espera que reabran por lo menos el 60% de las empresas que se cerraron en estos siete años, en tanto que Pabón expresa la esperanza de recuperar 640 plazas laborales directas y más de 5.700 indirectas que en conjunto representan 2,5 puntos en las estadísticas del empleo de la zona.

Otras fuentes consultadas por EL COLOMBIANO indicaron que en los últimos meses se ha dinamizado la ubicación de empresas en la frontera cucuteña. Por ejemplo, ya han abierto varios restaurantes, la cadena de droguerías Farmatodo proyecta abrir seis locales y una marca de motocicletas planea instalar una plataforma de comercialización de sus máquinas aquí con destino a los clientes de la nación bolivariana.

Las cuentas alegres del embajador en Caracas, Armando Benedetti, pretenden que entre Colombia y Venezuela se concrete un intercambio anual superior a los 10.000 millones de dólares, en tanto que el guarismo de los empresarios locales no incluye cifras concretas pero es igual de entusiasta al mencionar que en el último trimestre su economía se podría incrementar entre 25% y 30%, para consolidar un crecimiento anual de 3,5% o 3,7% en 2022.

Ronald Rodríguez, investigador y vocero del Observatorio de Venezuela, de la Universidad del Rosario, calcula que ahora que el tránsito de personas se tiene que efectuar de manera subrepticia por las trochas, a diario hay un movimiento pendular de 30.000 o 40.000 habitantes de ambos lados, y con la habilitación de los puentes Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, próximamente ese número podría duplicarse.

Fenalco estima que solo el primer día, y dado que apenas se estarían restableciendo todos los servicios que permanecieron inactivos, habrá un flujo de entre 4.000 y 6.000 carros con un promedio total cercano a las 18.000 personas. Y lo más importante es que luego vendría el movimiento de carga así como la reactivación de las rutas aéreas.

No obstante, persisten dudas acerca de la seguridad jurídica para los empresarios en Venezuela, sobre la manera como se manejará el tema cambiario y los apalancamientos financieros que respalden los pagos de las mercancías que se lleven.

Lo mismo, hay algunos detalles por resolver con relación a la logística, debido a que no se sabe cómo se expedirán los permisos de circulación de los camiones colombianos en territorio vecino.

(Lea también: Maduro le propone a Colombia crear una “gran zona económica” en la frontera).

“Estamos muy complacidos porque tenemos ya una fecha de reapertura de la frontera, pero realmente esperamos que el lunes se puedan resolver las incógnitas”, dijo Pabón, en mención de la cita que tienen las cúpulas de los dos gobiernos en el Puente Simón Bolívar.

Tanto Fenalco como la Cámara de Comercio insisten en que es indispensable que la apertura que se avecina desde este lunes sea ordenada y sistemática para evitar que se genere caos, desorden o violencia.

Y otra petición es que el Gobierno nacional ayude a plantear salidas para dos problemas que aquejan al departamento: la informalidad (ubicada por encima del 62%) y el índice de percepción de inseguridad (73%), siendo esta última cifra de las más altas del país.

Una de las solicitudes de los empresarios regionales para Caracas y Bogotá es que discutan la posibilidad de que en El Táchira dejen transitar con libertad los carros y motos colombianos, de la misma manera que desde muchos años atrás lo pueden hacer los vehículos con placas venezolanas por Cúcuta.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección