<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Antonio Bolívar, el hombre que le hablaba a la selva y a quien la covid-19 se llevó

  • Su sabiduría del Amazonas era único. Hablaba de las siete capas de la selva, sobre sus poderes y reinos. Siempre dejaba un mensaje sobre la importancia de protegerla. FOTO cortesía
    Su sabiduría del Amazonas era único. Hablaba de las siete capas de la selva, sobre sus poderes y reinos. Siempre dejaba un mensaje sobre la importancia de protegerla. FOTO cortesía
Ronal Castañeda y agencias | Publicado el 02 de mayo de 2020

Antonio Bolívar, fallecido ayer en Leticia, se dio a conocer por la película “El abrazo de la serpiente”.

En la cinta de Ciro Guerra, la primera colombiana nominada a un Óscar, Antonio Bolívar interpretó a Karamakate, el último chamán de un pueblo amazónico y el encargado de guiar a través de la selva a dos científicos en busca de la yakruna, una planta sagrada. El personaje era espejo de su vida: era uno de los pocos integrantes del grupo étnico ocaina de la Amazonía, casi extinto –el censo del Dane de 2017 estima que hay aproximadamente 75 personas–.

Antonio falleció este viernes en el hospital San Rafael de Leticia, a los 76 años de edad debido a una neumonía, según familiares. En la noche de este viernes, la Secretaría de Salud del Amazonas, a través de su cuenta oficial en Facebook, confirmó que el reconocido indígena murió tras contraer la covid-19.

“Hace varios días se sentía con todos los síntomas y ayer lo llevaron de urgencia al hospital de Leticia. Lo que comentan los compañeros es que él decía que se sentía bien, y en eso falleció”, dijo a Efe la comisionada nacional de Comunicación de los Pueblos Indígenas de la Macroamazonia, Nelly Kuiro.

En el cine

Antonio no quería participar en la película. Años atrás, él fue convencido, junto a otras personas de Leticia, para grabar un cortometraje documental, que al final, fue mucho trabajo y no les pagaron lo prometido, por lo que había decidido no volver a hacerlo.

Tiempo después fue esa pieza documental la que Ciro Guerra vio en Bogotá y decidió buscar a Antonio para que actuara en “El abrazo de la serpiente”. Luego de su estreno en 2015, el líder indígena y actor natural hizo varias giras por galas de premios y festivales cinamatográficos como Cannes, San Sebastián y los Óscar.

El largometraje sigue dos historias que ocurren en 1909 y 1940, en las que el chamán Karamakate acompaña a dos científicos, el alemán Theodor Koch-Grünberg y el estadounidense Richard Evans Schultes, en busca del yakruna, “una planta sagrada para curar enfermedades”. La película muestra las consecuencias del colonialismo en América y el etnocidio indígena. Fue rodada en lenguas aborígenes, también un hito en la historia cinematográfica del país.

Hizo una segunda colaboración con Guerra para la miniserie de Netflix, “Frontera verde” (2019).

Una vida en la selva

También fue una figura emblemática dentro de las comunidades indígenas de la región amazónica.

“Era un chagrero, se dedicó toda su vida a la agricultura. Era noble, contaba historias y tenía un buen sentido del humor. Hablaba en ocaima porque yo se lo pedía”, recuerda el chef Juan Santiago Gallego, experto en gastronomía amazónica y amigo de Antonio.

Además de la lengua nativa de su etnia, hablaba español, portugués, uitoto y, como él mismo decía, ‘algunas cositas’ de los tikunas.

Nació en La Chorrera, Amazonas, pero buena parte de su vida la vivió en Leticia, donde cultivó toda su vida plátano, yuca, piña, ají, lulo, caña, guayaba y chontaduro, la comida que le proporcionó la tierra.

Como su personaje Karamakate, le tenía respeto a la selva, a quien le pedía permiso por todo y con quien se comunicaba a través de sueños.

Contexto de la Noticia

Paréntesis lanzan un sos por el amazonas

El departamento reportó su primer contagio por coronavirus el 17 de abril, y desde entonces los casos han aumentado (van en 104). El Amazonas tiene cerca de 80.000 habitantes, en su mayoría indígenas. “El hospital de Leticia es bastante precario en los elementos de bioseguridad y de atención. No hay cómo atender esta situación que ya se nos volvió una emergencia”, explicó Kuiro.

Ronal Castañeda

Periodista. Estudiante de maestría en Estudios y Creación Audiovisual.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección