<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Famosos que están en los cementerios de Medellín

De Porfirio Barba Jacob a Darío Gómez, pasando por Pablo Escobar y Jorge Isaacs: recorrido por las tumbas más famosas de Medellín.

  • En mausoleo de la familia Ospina Vásquez, donde está el expresidente Pedro Nel Ospina, está ubicado en la Plaza Central de San Pedro. FOTO Manuel Saldarriaga
    En mausoleo de la familia Ospina Vásquez, donde está el expresidente Pedro Nel Ospina, está ubicado en la Plaza Central de San Pedro. FOTO Manuel Saldarriaga
  • Mausoleo donde está sepultado el empresario Diego Echavarría Misas Foto: Manuel Saldarriaga Quintero
    Mausoleo donde está sepultado el empresario Diego Echavarría Misas Foto: Manuel Saldarriaga Quintero
  • En Campo de Paz comenzó un trabajo de recuperación de algunas lápidas, ene ste caso la de Jorge Roble Ortiz.. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero
    En Campo de Paz comenzó un trabajo de recuperación de algunas lápidas, ene ste caso la de Jorge Roble Ortiz.. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero
Jaime Horacio Arango D. | Publicado el 29 de agosto de 2022

Ha pasado un mes desde la muerte de Darío Gómez y cada día llegan hasta su tumba decenas de personas. Le llevan flores, le ponen música, le rezan y toman aguardiente al lado de su última morada.

A pesar de la tristeza a la que están asociados los cementerios, también son una atracción turística y sitios para inmortalizar la memoria de personajes que han marcado la historia. En París, parte del tour está en ir a sus cuatro cementerios. El más grande, el Père-Lachaise, es considerado el más visitado del mundo (más de 3 millones de visitas al año). Allá están desde Marcel Proust y Oscar Wilde hasta Modigliani y Abelardo y Eloísa. Además hay monumentos, como a Chopin. Es un parque con 70.000 tumbas. La historia se repite en otras ciudades. En Suramérica pasa igual en Argentina con La Recoleta, considerado museo histórico nacional, porque se considera una obra de arte y arquitectura. Allá está Evita Perón, una de las tumbas más concurridas.

¿Y Medellín?

En los cementerios de la ciudad también se puede hacer un recorrido de personajes importantes. No solo hay tumbas en las que reposan restos mortales, también las hay vacías, recordando a ilustres personalidades que están en otros campos santos como los casos de Carlos Gardel y Porfirio Barba Jacob, y las hay, con lápida y todo, esperando a las personas que están vivas, como la del escritor Gustavo Álvarez Gardeázabal. Este es un recorrido por dos de los más importantes.

Museo Cementerio

A pocas semanas de celebrar 180 años de su fundación, el Museo Cementerio San Pedro recoge gran parte de la historia política y artística, no solo de Antioquia, sino del país.

Allí reposan expresidentes, empresarios, músicos, pintores y escritores, cuyas tumbas son verdaderas joyas artísticas, tanto así que en 1998 fue reconocido como museo y en 1999 declarado Bien de Interés Cultural de carácter nacional por el Ministerio de Cultura, gracias a sus “valores históricos, estéticos, arquitectónicos y rituales”.

A escasos metros de la puerta principal, los visitantes se topan con la primera tumba de un personaje reconocido, se trata de la de Mariano Ospina Rodríguez, uno de los hombres de negocios más importantes de Antioquia y fundador del Partido Conservador. El mausoleo de piedra blanca en su lápida lleva su firma. Está enterrado al lado de su esposa Enriqueta V de Ospina, una de las matronas paisas de la época.

Por ser Bien de Interés Cultural, cualquier intervención en esta zona debe tener el visto bueno del Ministerio de Cultura, explica Juan Diego García Betancurt, coordinador de Comunicaciones. En ese Patio Central, que tiene la forma de una rotonda, dominada por la capilla en restauración, están los mausoleos más grandes e imponentes por sus estructuras o las obras de artes que los acompañan.

Allí están inhumados el expresidente Pedro Nel Ospina y figuras de la política y la industria como Pedro Justo Berrío, Marceliano Vélez Barreneche, Enriqueta Vásquez Jaramillo y Carlos Coriolano Amador. Precisamente, la última morada de Amador es una de las más visitadas y fotografiadas, ya que sobre ella reposa la imagen “La madre que llora a su hijo”, una escultura que no está firmada y que los descendientes del mismo Carlos Coriolano (que fue la persona que trajo el primer carro a Colombia) desconocen el autor.

Mausoleo donde está sepultado el empresario Diego Echavarría Misas Foto: Manuel Saldarriaga Quintero
Mausoleo donde está sepultado el empresario Diego Echavarría Misas Foto: Manuel Saldarriaga Quintero

Triada literaria

Tras tomar la decisión de ser enterrado en Medellín, pese a estar radicado en su Tulúa natal, el escritor Gustavo Álvarez Gardeázabal, fiel a su irreverencia, ya programó su funeral y sepelio: pidió que su mausoleo conforme un triángulo de escritores al lado de los de Jorge Isaacs y Tomás Carrasquilla.

Acerca del mausoleo de Gardeazábal sobre el que hay una escultura esculpida por Jorge Vélez, el coordinador de comunicaciones del museo cementerio cuenta que será el primer cuerpo en San Pedro que será sepultado de manera vertical, de pie, porque según la leyenda que se ha tejido, el escritor dijo que si en vida nunca se había arrodillado ante nadie, menos lo iba a hacer muerto. Antes había decidido que su tumba sería en Circasia, pero en 2019 anunció: “Soy un muerto que sin morirse lo echan de un cementerio. Logia de masones que se apoderó del Cementerio Libre de Circasia donde había pactado con su fundador mi tumba, me echaron. El Museo Cementerio San Pedro Medellín me abrió sus puertas”.

En esa misma zona reposan los restos del presentador de televisión Jota Mario Valencia. Está en el mausoleo del empresario Luis Eduardo Yepes, fundador de la desaparecida cadena Almacenes Ley. Jota Mario era familiar de Yepes. En la zona del Patio Central está la tumba del músico Elkin Ramírez, voz líder de la banda de rock Kraken, fallecido hace cinco años. A diferencia de la mayoría de lápidas del sector, la de Elkin es de color negro y lleva esculpido el logo de la banda.

Sobresalen en el sector las tumbas del escultor y músico Bernardo Vieco Ortiz, y el religioso Manuel José Sierra Ríos, fundador de la UPB.

En San Mateo

Al lado del Patio Central, sobre el costado Norte, están las galerías San José y San Pablo, en esta última se halla el cenotafio de Carlos Gardel, un recordatorio de que el tanguero argentino estuvo allí sepultado tras morir en 1935 en un accidente aéreo. En San Pedro, el llamado Zorzal criollo solo estuvo sepultado seis meses, antes de ser llevado a Buenos Aires, Argentina.

En estos sectores los visitantes encuentran el mausoleo (el más grande de todo el lugar) del político y empresario Carlos E. Restrepo, presidente de la República entre 1910 y 1914. Igual descansan los restos del arquitecto y artista Pedro Nel Gómez y el escritor Efe Gómez.

Color, flores, alegría

Al otro costado del Museo Cementerio, en el lado Sur, se percibe el contraste entre la tradición, la sobriedad y las esculturas religiosas con una iconografía más popular, con fotos estampadas, mensajes, globos, banderas de equipos de fútbol, cartas con declaraciones de amor y despedidas. Allí está ubicada la llamada Galería de los dolores.

Son las bóvedas que van incrustadas contra pared, donde la solemnidad queda atrás, hinchas de Medellín comparten con los de Nacional, bandidos con policías y personas de estratos uno con los del cinco y seis. Justo al frente está la galería San Lorenzo, otra zona de mausoleos en las que están sepultados empresarios como Diego Echavarría Misas, fundador de empresas como Coltejer, y su hija Isolda Echavarría Zur Nieden. Echavarría Misas, que habitó el hoy Museo Castillo, fue una de las primeras personas secuestradas (1971) de las que se tiene registro en el país.

Paradójicamente, muy cerca a su tumba, está el mausoleo de la familia Muñoz, donde está sepultado Brances Muñoz Mosquera, conocido como “Tyson”, uno de los sicarios más temidos de Pablo Escobar, que murió a tiros en un enfrentamiento con la Policía. Para completar esas extrañas casualidades, en la misma zona está sepultado Fidel Cano Gutiérrez, fundador del diario El Espectador, periódico contra el que el llamado Cartel de Medellín, a la cabeza de Escobar, lideró una racha de violencia, que cobró la vida de Guillermo Cano Isaza.

En el San Pedro reposan los restos mortales de Francisco Antonio Zea (científico y político) y los empresarios José María “Pepe” Sierra y Nicanor Restrepo Restrepo. Aunque Epifanio Mejía no está allí, sí hay un cenotafio, recordando que antes de ser trasladado a su natal Yarumal estuvo sepultado en San Pedro.

En Campo de Paz comenzó un trabajo de recuperación de algunas lápidas, ene ste caso la de Jorge Roble Ortiz.. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero
En Campo de Paz comenzó un trabajo de recuperación de algunas lápidas, ene ste caso la de Jorge Roble Ortiz.. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero

Campos de Paz

Al otro extremo de la ciudad, en el Occidente, está asentado desde hace 52 años el cementerio Campos de Paz, en el que sobresale la escultura del “Hombre en busca de paz”, del maestro Jorge Marín Vieco, que justamente está sepultado bajo la monumental figura humana que mira hacia el cielo y extiende sus brazos hacia atrás. Reconocido por joyas arquitectónicas como la capilla de La Asunción, de los arquitectos Laureano Forero y Rodrigo Arboleda Hálaby, y por el templo de las cenizas, en Campos de Paz descansan eternamente, en medio del verde los prados y los árboles, figuras de la política, el arte y la cultura.

En la denominada Zona Uno, justo donde está la escultura, quedó la tumba de Darío Gómez, separada por escasos tres metros del Gobernador de Antioquia Antonio Roldán Betancur, asesinado en 1989 con un carro bomba. A su lado está Carlos Mauro Hoyos, procurador general de la Nación, acribillado por sicarios del Cartel de Medellín. En ese mismo sector está inhumado Pietro Mascheroni, que impulsó la ópera y la zarzuela en Antioquia.

Le puede interesar: ¿Ya conoce a su doppelgänger?, es su doble y comparte hasta su ADN

Campos de Paz tiene diseñado, explica la comunicadora Isabel Gómez, un recorrido denominado Ruta de la Cultura. Allí puede visitar las tumbas de personalidades como José Nicholls Vallejo (fundador de La Voz de Antioquia), Gildardo Montoya Ortiz (compositor e intérprete de música parrandera), Rafael de Jesús Vega Bustamante (fundador de la Librería Continental y columnista de EL COLOMBIANO), Gonzalo Vidal ( compositor de la música del Himno antioqueño) y Jorge Robledo Ortiz (el poeta de la raza).

Una de las tumbas más cuidadas, a la que rara vez le faltan flores frescas, es la del cantante Gildardo Montoya. En diciembre llegan los visitantes a poner canciones como “El arruinao”, “Como yo soy tan raro”, “El trovador del Valle” y “Dele por ái”.

En total, 14 nombres integran este recorrido en cuyo diseño ayudó la UPB. Un segundo camino que se puede hacer por Campos Paz es el de los Derechos Humanos, en el que se visitan tumbas de líderes políticos y sociales. Además de las de Roldán Betancur y Hoyos, se incluye la de Héctor Abad Gómez, asesinado en Medellín en 1987.

Cuenta la comunicadora que además se visitan los panteones del Ejército y la Policía, como una manera de reconocer la memoria de los uniformados que, en la mayoría de los casos, perdieron la vida en enfrentamientos armados. Muchos de estos nombres han sido olvidados por la historia o por sus familias, sus tumbas o mausoleos acusan el paso del tiempo, desde cementerios como San Pedro y Campos de Paz adelantan actividades para que sus memorias permanezca.

Los cementerios son lugares para el recuerdo. Para ser eternos como Darío Gómez.

Contexto de la Noticia

radiografía Jardines Montesacro, otro destino

Ubicado en el municipio de Itagüí, sobre toda la autopista Sur, es un cementerio cuya característica son las tumbas sobre tierra, en terrenos verdes, llenos de naturaleza, muchos árboles, flora y fauna. Se convirtió en 1993 en lugar de peregrinación de turistas nacionales y, especialmente extranjeros, que quieren conocer la tumba del extinto narcotraficante Pablo Escobar Gaviria. Es habitual ver vehículos tipo van con ciudadanos del exterior que llegan con cámaras y celulares a posar frente la lápida de Escobar, en la que no faltan cartas, mensajes y hasta puchos de cigarrillo de marihuana. Está ubicada detrás de la capilla de Montesacro y está identificada por una lápida sencilla, marcada con su nombre completo Pablo Emilio Escobar Gaviria. A su lado está la tumba de madre Herminia Gaviria, quien falleció en 2016.

Jaime Horacio Arango Duque

Periodista, apasionado por el cine, la televisión y el fútbol. Egresado de la U. de A, y envigadeño de nacimiento y residencia.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección