<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Luego del éxito de Esta herida llena de peces, Lorena Salazar Masso publica Maldeniña

La antioqueña es una de las escritoras colombianas con mayor proyección internacional.

  • Lorena Salazar Masso atrajo la atención de los lectores gracias a su primera novela. Ahora edita la segunda.. FOTO cortesía.
    Lorena Salazar Masso atrajo la atención de los lectores gracias a su primera novela. Ahora edita la segunda.. FOTO cortesía.
21 de noviembre de 2023
bookmark

Hay libros que llegan en el momento justo a las librerías. Se convierten en tema de conversación social, algo que se demuestra en los números de venta y en la cantidad de reseñas que reciben por parte de la prensa especializada. Eso le pasó a la novela Esta herida llena de peces, de Lorena Salazar Masso. Con esa novela sobre la maternidad y los ríos y los encuentros de las razas, la antioqueña llamó la atención del público lector. Ahora la escritora vuelve al ruedo editorial, esta vez con Maldeniña, una novela sobre la paternidad, los pueblos abandonados por las manos de Dios y del Estado y la imaginación como herramienta para sobrevivir a las inclemencias de la vida.

EL COLOMBIANO conversó con Lorena sobre el proceso de escribir un segundo libro después del éxito del primero. También sobre las reflexiones de la escritura y el ritmo de la prosa.

Le puede interesar: Danza Concierto estrena en el Metropolitano Me salgo de la piel, una obra para repensar el deseo y la violencia sexual

Supongo que después de una primera novela tan exitosa, con tanta repercusión mediática y editorial, debió tener cierta prevención a la hora de escribir la segunda...

“La verdad, no tanto prevención, creo que hubo más reflexión. No tuve el peso de pensar que si a la primera novela le fue bien, a la segunda también le debía ir así. Creo que si uno se pone a pensar en eso, entonces no escribe. Mi atención estuvo más centrada en mí en cuanto a la escritura, es decir: qué me gusta escribir, qué me interesa, cómo es mi proceso, cómo puedo hacer que mi proceso sea más aprovechable para mí. En eso me concentré y no me quedó mucho tiempo para pensar en lo que pasaría después con la novela”.

Esta segunda novela también es un salto porque la primera fue publicada por una editorial independiente y la segunda sale con el sello de una editorial multinacional...

“Sí, la diferencia es que en España la vuelvo a sacar con Tránsito, que es una editorial independiente. Acá en Colombia se dio la oportunidad de publicar con Random House, ellos se han portado muy bien conmigo. El proceso de edición también fue muy cercano. He tenido una buena experiencia con las editoriales”.

Ahora usted mencionaba que le importa estar consciente de su propio proceso de escritura. ¿Qué se pudo dar cuenta de la experiencia de escribir esta segunda novela?

“Por supuesto, hubo varios cambios en el proceso. Antes fue un proceso tirado por un grupo académico de una clase en la que estaba, entonces, había un acompañamiento, fue otra dinámica. También había un interés en ir hacia el pasado, unas ganas de llegar a esa historia primera. En el proceso de la segunda novela estuvo la pregunta por la escritura en sí. Me pregunté varias veces por qué me interesa escribir. Me pregunté por la técnica y en aquello que me pedía cada momento de la escritura. Entonces creo que la segunda novela tuvo un poquito más de reflexión en cuanto a ese proceso”.

Le puede interesar: “Los premios son un asunto de suerte”: Luis Miguel Rivas

Maldeniña, así, tres palabras pegadas...

“Ese título tiene varios puntos de vista. Un título habla no solamente de lo que le pasa a los personajes en la historia, de lo que le pasa a los personajes que influyen en el pueblo, sino que también habla de lo que podemos ver a lo largo de nuestro país. Cuando un niño se enferma decimos que tiene mal de ojo, que seguramente alguien le pegó el mal de ojo. Esa mirada fuerte se refleja en lo físico y en lo emocional. Ese mal de ojo, ese daño, reflejado en lo físico, pero también en lo emocional, es algo que todos conocemos y que me interesaba mucho explorar. Maldeniña es una combinación entre la niñez y lo viejo. Y esa combinación se tenía que ligar a esta novela. Siempre intentamos llenar de palabras la realidad. Lo hacemos para llegar a alguna parte o a ninguna. Ese vacío lo tienen los personajes de la novela”.

Este libro está en la línea de repensar las relaciones familiares, entre padres e hijos...

“Esas historias armadas por las relaciones se pueden ver aparentemente íntimas y familiares, pero realmente reflejan una realidad social detrás. Eso se ve muy bien en las novelas de autoras latinoamericanas. Muchas de las experiencias individuales realmente son colectivas. Me pasa mucho que encuentro reflejada nuestra vida en muchos libros, incluso de otros países”.

Le puede interesar: “Me encanta experimentar con diferentes géneros literarios”: María Antonia León

El escenario de la novela es un pueblo, algo que va muy en la línea de su anterior libro: la lejanía de la ciudad...

“Eso responde a que he estado gran parte de mi vida lejos de la ciudad, entonces la ciudad no es un lugar cómodo para mí. Por otro lado, las lecturas que más me gustan son esas lecturas que están un poco pintadas de tierra, que se dan en espacios rurales. El campo es más afín a mis intereses”.

Ha mencionado el proceso de escritura. ¿Cuánto tardó en el proceso de escribir el libro? ¿Cuándo se dio cuenta de que tenía el tono indicado?

“En la novela hay muchas canciones, pero la novela misma debe tener su propia música. Empecé este libro como un músico que afina su instrumento. Empecé a afinar un poco los primeros párrafos y a intentar detectar cuál era la cadencia, cuál era el ritmo que iba a llevar esta historia. El libro lo escribí en un año”.

¿Qué opinión le merece el panorama de la literatura femenina en Colombia?

“En Colombia hay muchísimas autoras nuevas, hay muchísimas autoras que han empezado a ser reconocidas. Y eso no solo pasa en Colombia, sino en Latinoamérica. De hecho, para la escritura de esta novela leí muchas autoras de aquí y de otros países”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*