<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Nadín Ospina y Hugo Zapata, entre la piedra y la lanza

  • “La hermandad de la lanza”, así se llamó a esta cofradía de escultores colombianos. Foto: Jaime Pérez
    “La hermandad de la lanza”, así se llamó a esta cofradía de escultores colombianos. Foto: Jaime Pérez
  • La galería AH Fine Art, ubicada en el barrio Astorga (El Poblado), exhibe ahora las obras de esta dupla. Foto: Andrés Camilo Suárez Echeverry
    La galería AH Fine Art, ubicada en el barrio Astorga (El Poblado), exhibe ahora las obras de esta dupla. Foto: Andrés Camilo Suárez Echeverry
Publicado el 23 de noviembre de 2019

Mientras preparaban la exposición conjunta a principios de este año –que ahora se exhibe en AH Fine Art–, el escultor Hugo Zapata recibió en su casa taller de El Retiro a su colega Nadín Ospina con un libro en el que le hizo una dedicatoria: “Nadín es mi hermano de la lanza”. Aludía al cómic Hermanos de la lanza de los años 50 que Hugo leía cuando era pequeño. Es la historia de dos príncipes, uno negro y otro blanco, que se encuentran en África, comparten una amistad y aventuras. Ese día, entre Hugo y Nadín nació una hermandad.

Esta coincidencia se dio gracias al galerista y coleccionista Alberto Hugo Restrepo, quien desde el año pasado les propuso una exhibición conjunta. Ninguno se resistió. Ahora la muestra se ve en la galería ubicada en la casona de la calle 10, dos cuadras arriba del Éxito de El Poblado.

La obra de estos artistas se comunica desde varias posibilidades, un ejemplo es el material: los dos trabajan con piedras. Las de Hugo Zapata, a través de sus resquebraduras de cristales azules; las de Nadín, que pueden ser Homero Simpson o Mickey Mouse, en forma de restos arqueológicos.

Los artistas aceptaron hablar de su “hermano de la lanza”, aunque Hugo Zapata –entre chanzas– dejó claro que él es el príncipe negro, por ser “el más morenito”. Luego, con un tequila en mano, entonó una canción que se le vino a la memoria: “Ahí donde usted me ve, yo tengo mi morenita, yo soy un negro picante y tengo tres dientes de oro”.

Sentados en el mismo sillón, esto dijeron.

Amigos
Nadín: “Tenemos una amistad intrínseca y una admiración de muchos años”.
Hugo: “Es la alegría de compartir como hermanos. Yo de pronto me meto en las profundidades de la tierra y el cielo, me voy hasta donde la materia habla”.

El uso de la piedra
Hugo: “De la arqueología y la antropología aprendí que se investigan los orígenes del hombre. A partir de una roca antiquísima ella le decía y el humano la trabajaba. Creo que hay belleza en las cosas y en los objetos, es todo un alfabeto del arte encontrado en la tierra”.
Nadín: “Se comparten ciertas cosas matéricas, como el uso de la piedra”.

La obra del otro
Hugo: “Nadín trae a la memoria unas alegrías anteriores, que vienen desde atrás, como si Homero Simpson hubiera estado en una tribu jugando básquetbol”.
Nadín: “Alguien podría ver la obra de Hugo de manera abstracta, pero yo creo que no lo es. Su trabajo tiene un realismo y una citación de circunstancias muy tangibles”.

Sobre Nadín
Hugo: “En su obra hay una magia, sus personajes nos hablan del pasado con cierta ironía. Uno no sabe dónde nació Homero Simpson, cree que fue de atrás. Hay un divertimento y una jocosidad. Uno lo ve y dice, ¡qué es esto! Es una sorpresa para todos, su trabajo siempre produce un poco de hilaridad y sueño (de soñar)... Cierro los ojos y veo a Mickey Mouse soñar despierto”.
Nadín: “Mi obra tiene muchos relatos específicos, más legibles en algún sentido y con citaciones a elementos históricos y culturales”.

Diálogo entre obras
Nadín: “Comenzamos a hacer un contrapunto de piezas. Una fantástica piedra de Hugo de cristales azules dialogaba con una pieza mía del Taj Mahal de bronce azul, como un código de lenguajes. Terminamos haciendo un cadáver exquisito, esa proposición de los surrealistas en la que un artista pinta un fragmento de un cuerpo y el siguiente otro...”
Hugo: “...Ninguno sabe lo que el otro hizo. Se hace con un papel doblado, aquí se cierra y arranca el otro. Luego se abre y aparece una obra que parece un cadáver exquisito”.

El montaje
Nadín: “Con Hugo es una maravilla preparar porque es muy abierto, relajado, dispuesto a ver. Hay un diálogo y una destitución de los egos”.
Hugo: “Me apropio con el alma de la presencia de las obras de Nadín. En cierta medida mi obra respira con las obras de él. Miro a Simpson y a una roca mía, de alguna manera suenan, son amiguitos. Yo siento que las obras mías son amiguitas de las obras de él. Es casi un acercamiento con cada obra y hay una magia ahí”.

Una hermandad
Nadín: “Había un deseo intrínseco de exponer juntos”.
Hugo: “Todo se conecta atrás, la obra está vinculada desde el pasado”.
Nadín: “Ya ellas están hablando desde hace mucho tiempo. Es una cofradía”.
Hugo: “Estaba predestinado a ser así. No son gratuitos esos encuentros, esa amabilidad y esa ternura de amistad”.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS una casa con jardín interior

Los dos maestros inauguraron su exposición en la galería, que ocupa una casa construida hace más de 60 años con 750 metros cuadrados y más de 1.200 piezas en su colección privada.

Ronal Castañeda

Periodista. Estudiante de maestría en Estudios y Creación Audiovisual.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección