<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

¡Sherpa logró un récord increíble! Subió 4 veces el Alto de Letras en 35 horas

Esto se conoce como un doble everesting. Juan Camilo Sierra es el héroe de la nueva hazaña en ese mítico alto de Colombia. El año pasado la había subido tres veces en un mismo día.

  •  FOTOS CORTESÍA
    FOTOS CORTESÍA
29 de marzo de 2024
bookmark

Lo que hace Juan Camilo Sierra en el ciclismo es de un súper humano. Es flaquito (57 kilos) y no tan alto (1,68 metros), pero su corazón, piernas y mente son fuertes, prodigiosas, como de un héroe.

Hasta el mismo Rigoberto Urán, acostumbrado a “sufrir” sobre el caballito de carbono por largas horas en medio de las inclemencias del clima, tildó a Sierra de loco, y expresó que quizá, cuando se retire del pedalismo este año, luego de 19 temporadas en la elite de este deporte, desafíe su cuerpo a recorridos extremos e impensados como los que viene coronando Juan Camilo, mejor conocido como Sherpa, el gregario de Letras.

Y en aquella cima de la geografía colombiana, el Alto de Letras, donde se ha visto una gran rivalidad a través de la historia entre los hombres que se baten para ganar las principales carreras del país como la Vuelta a Colombia y el Clásico RCN, Sierra libró una batalla personal contra el cansancio, el hambre y hasta el sueño.

A sus 24 años se convirtió en el primer corredor en realizar un doble everesting en ese puerto.

La hazaña consta de subir y bajar cuatro veces esa cima en menos de 36 horas y en bicicleta, lo que equivale a escalar dos veces el Monte Everest (8.849 metros sobre el nivel del mar).

Aún con el recuerdo vivo de esa osadía, el tolimense volvió a demostrar que todavía sus capacidades no llegan a su límite.

Por esa mítica montaña que tiene una longitud de 80,7 kilómetros, con una pendiente media de 3,9% y máxima de 11%, y desde Mariquita, y en la que el año pasado había hecho un everesting (3 ascensos en 24 horas), sorprendió con su continuo pedaleo hasta cumplir su nueva gran meta.

Debía terminar la prueba en menos de 36 horas y lo consiguió. Recorrió en total 651,01 kilómetros en 35 horas, 22 minutos y 16 segundos, superando un desnivel acumulado de 19.979 metros. Es decir, subió más que la suma de dos Everest seguidos.

“Llevar el cuerpo y la mente al límite es algo que me llena de motivación porque mi deseo es inspirar a que otros logren lo que se proponen”, comentó Sierra tras su hazaña.

Relata, mientras ríe, que terminó tan sólido, que hubiera podido hacer un quinto ascenso, pero luego, con la frescura y sinceridad que lo caracterizan, confiesa que en el descenso de la tercera vuelta, en plena noche, lloviendo, y con temperaturas bajo cero, le intentó dar un microsueño.

“Paré cinco minutos, me eché agua en la cara y seguí”, relata el deportista, quien en ningún momento pensó en retirarse de la prueba.

“Se sufrió, no lo oculto, sobre todo por el frío y la lluvia de la noche. Descansaba, comía y continuaba el trayecto. La gente me apoyó bastante, en ningún momento sentí que iba a desfallecer”.

En el reto, Sherpa, que estaba en 61 kilos, perdió cuatro.

“Estoy feliz por lo que hice, si bien el cuerpo tuvo desgaste, este respondió y se evidencia que se hicieron bien las cosas. Ahora lo que se viene es recobrar energías porque esto no para acá”, expresa, con una voluntad y actitud envidiables, el corredor de 24 años de edad, quien desde ya se puso como tarea hacer un triple everesting.

“Pienso que estoy dejando huella para la juventud. Me gusta hacer cosas distintas, que trasciendan, y siento que lo estoy consiguiendo gracias a la bicicleta y las metas altas que me trazo”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD