<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Pedalear en la oscuridad, reto de confianza para vencer el miedo

  • El equipo de tándem que conformaron Juan Carlos Carreño (adelante) y Carlos Arciniegas cuando competían. Ambos fueron séptimos en los Paralímpicos de Pekín 2008. FOTO archivo ec.
    El equipo de tándem que conformaron Juan Carlos Carreño (adelante) y Carlos Arciniegas cuando competían. Ambos fueron séptimos en los Paralímpicos de Pekín 2008. FOTO archivo ec.
Por John Eric Gómez Marín | Publicado el 25 de abril de 2017
39

deportistas paralímpicos fueron los que representaron al país en Río 2016.

Lo único que yo sabía del tándem era que se realizaba en una bicicleta de dos sillas en línea, guiada por un ciclista sin problemas de visión que acompaña a una persona con discapacidad visual. Entonces, primero tenía que conseguir al piloto y después hacerme pasar por alguien con este tipo de discapacidad.

Me enteré que el exciclista santandereano Juan Carlos Carreño, quien fuera piloto de Carlos Arciniegas en los Paralímpicos de Pekín 2008, estaba de paso por la ciudad y ¡qué mejor forma que realizarlo con él!

Los antioqueños Nelson Serna y Sebastián Durango, ambos representantes activos de Colombia en esta modalidad, tenían múltiples compromisos de preparación.

Así que Carreño era la opción y le planteé la idea. Él, muy amable, accedió a realizar la prueba conmigo. Ahora el reto era conseguir la bicicleta. Sin embargo, me dijo que tenía amigos acá con ese tipo de máquinas y, gracias a uno de ellos, Sebastián Flórez, realizamos el reto.

Nos encontramos el Martes Santo en la unidad deportiva de Belén. Carreño continúa practicando el ciclismo, mientras que yo hace más de 20 años no me montaba en una bicicleta, solo las estáticas de los gimnasios. Además, esta no era una bicicleta convencional. Bueno, pero esa era la idea.

-¿Cómo lo hacemos?, pregunté: cerrando los ojos, o me pongo una venda para evitar abrirlos?

Juan Carlos respondió: “Esa sería la forma en que usted experimente verdaderamente la situación”.

Con nervios, le dije a mi esposa que me acompañaba en ese momento que si por favor me conseguía algo para taparme los ojos. Fue a una de las casetas que hacen las veces de tienda allí y me facilitaron un trapo azul, que lavamos debidamente. Lo escurrimos, dejamos secar unos minutos y me lo amarré sobre los ojos.

Carreño se ríe y me dice: “Para hacer esto es necesario un largo entrenamiento, así que vamos a hacerlo lo más fácil posible”. Me guían y me ayudan a subirme en la silla de atrás de la bicicleta, parece que estoy en un vacío, porque con los pies intento buscar los pedales y no los encuentro. Por fin toco uno, después el otro, agarro firmemente el manubrio y le digo a Juan Carlos que estoy listo.

Él da el primer pedalazo pero mi posición nos desbalancea y, si no es por él, hubiéramos caído. Me siento claustrofóbico porque no tengo conocimiento de nada de lo que hay a mi alrededor. Carreño lo nota y dice: “Esa es una de las partes que requiere más tiempo... generar confianza con el piloto ,y usted y yo apenas nos conocemos”. Me explica que seguramente en mi interior no creo en él.

Le respondo que, más que una falta de seguridad, era el miedo de no poder ver y lastimarme. Finalmente, una y otra vez lo intentamos y él me decía cuándo debía girar a izquierda y derecha, pero creo que nunca superamos los 5 kilómetros por hora, mientras pensaba: “¿Cómo estos atletas logran velocidades de 60 kilómetros por hora?”.

Si avanzábamos 20 metros sin tener que detenernos por desbalancearnos o por no pedalear al mismo tiempo, era un gran logro. Tras esa experiencia reafirmé lo que pienso de estos superatletas, seres con poderes especiales y que en un experimento como este nos muestran nuestras carencias frente a ellos.

Contexto de la Noticia

Paréntesis una Modalidad del paraciclismo

El paraciclismo se deriva del ciclismo, específicamente adaptado para facilitar su práctica por ciclistas con discapacidades físicas que les impiden el uso de bicicletas convencionales. Su reglamentación depende de la Unión Ciclista Internacional desde el 7 de febrero de 2007, cuando recibió la encomienda del Comité Paralímpico Internacional.

En este deporte se utilizan cuatro tipos de vehículos (tanto en categoría masculina como femenina), todos ellos accionados mediante pedales y transmisión por cadena. El tándem hace parte de esta disciplina.

conclusiones: gente que batalla en silencio

El deporte paralímpico goza de un buen presente en Colombia debido a las últimas presentaciones internacionales. No obstante, los dirigentes saben del inmenso camino por recorrer.

Los entrenadores se convierten en pieza clave de los atletas paralímpicos para tener progresos físicos y deportivos. Es vital mayor respaldo de empresas privadas y entes públicos.

Los familiares y formadores son determinantes en los procesos con deportistas no convencionales.

Ese acompañamiento facilita el acercamiento con los especialistas.

Las entidades gubernamentales deben sostener y aumentar el apoyo para estos deportistas, que a través de sus disciplinas se sienten útiles para la sociedad y son felices con su deporte.

Es naturalmente lógico que los deportistas paralímpicos no se asemejarán a las marcas convencionales, pero el tesón y desarrollo de los primeros hacen que se acerquen a los registros.

Adriana Arango llegó a Medellín y cambió su vida: pudo disfrutar de otros placeres, pero sufrió la pérdida de su visión. Ella es un testimonio de lo dura que es la vida para esta población.

Hacer voleibol sentado, 100 metros planos y ciclismo tándem como si se fuera un deportista con limitaciones es una experimentación de la lucha y la valentía con la que ellos, los deportistas, se superan día a día.

John Eric Gómez

Comunicador Social-Periodista bilingüe, amante de los deportes. He trabajado en Radio Bolivariana, RCN y Telemundo. Actualmente hago parte de El Colombiano.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS