<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Jóvenes dieron luz a la novena estrella caleña

El técnico manizalita sumó su segundo título con el Deportivo Cali, el primero fue en 1996.

  • La cantera fue la mayor apuesta del técnico Fernando Pecoso Castro. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ.
    La cantera fue la mayor apuesta del técnico Fernando Pecoso Castro. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ.
  • Jóvenes dieron luz a la novena estrella caleña
loading
Por luz élida molina marín | Publicado el 07 de junio de 2015

Fernando Pecoso Castro nació en Manizales, el 11 de febrero de 1949 y como buen acuariano es sincero, perseverante, inteligente, no suele hacer amigos con facilidad, tiene fuerza de convicción y su sentido de la verdad es muy fuerte.

A veces siente la necesidad de retirarse del mundo y por eso se va para su finca a disfrutar de la naturaleza, los animales y la tranquilidad.

Este es el campeón de la Liga Águila-1 y bicampeón con el Cali.

Y fueron precisamente sus principios y su convicción lo que lo llevaron a dejar el Atlético Huila para regresar al Cali, equipo de sus amores, convencido de poder hacer una buena campaña.

Castro, quien ha dirigido a diez equipos en el fútbol profesional colombiano (Deportes Quindío, Cúcuta, Envigado, Medellín, Santa Fe, Millonarios, Once Caldas, América, Huila y Deportivo Cali) siempre genera polémica ya sea por sus declaraciones, sus acciones o sus silencios.

En sus primeros partidos con el Cali dijo, luego de un partido que había perdido por hacerle caso a otros, que se iba a morir con la de él y volvió al trabajo diario, siempre con la misión de hacer historia con el verde.

Y, paradójicamente, es con el Cali con el que ha alcanzado la gloria, primero en 1996 y ahora en este 2015.

Pecoso, como le llaman desde que está en el fútbol, sumó su segundo título, con un grupo de juveniles a quienes les hizo creer que podían y lo lograron. Se salió con la suya y con el equipo de sus amores se consagró como campeón de Colombia.

El manizalita, quien en sus años de jugador fue un defensor de esos a los que o pasaba el balón o el delantero, debutó como profesional en 1969 en el Once Caldas, ese día marcó dos goles ante el Deportes Tolima, siendo ese uno de los momentos más felices de su carrera.

Y aunque su madre siempre le inculcó el estudio y del fútbol no quería saber nada, Pecoso logró su sueño, pero también trabajaba porque a la casa debía llevar dinero para sostener la familia.

Del Once Caldas pasó al Quindío y pronto llegó al Deportivo Cali, equipo en el que conoció a quien sería su maestro y quien lo marcó para el resto de su vida: Carlos Salvador Bilardo.

Su juego le dio para integrar la Selección Colombia, 15 partidos aparecen en su historial, de los cuales cuatro fueron por la Copa América en 1979 y cuatro más en la Eliminatoria de 1981.

Tres años más tarde, en 1984 Castro vivió el momento más triste de su vida deportiva, el retiro. Pero su amor por este deporte, era muy fuerte y por eso decidió irse para Argentina a recorrer estadios y campos para formarse.

Lo hizo y en 1987 se estrenó en el banco del Quindío. Luego fueron nueve equipos más en los que ha dejado huella por su carácter, su capacidad y por ser para la mayoría de sus dirigidos un padre.

A sus 66 años el único que le quita el sueño es su pequeño Martín, su hijo menor, quien siempre está a su lado, dándole esa calma y compañía dentro y fuera del campo.

Y para corroborar su éxito siempre se encomienda a su madre. Ayer, antes del juego definitivo frente al DIM había dicho que “mi madre me enseñó a ser responsable y cuando vio que triunfé como jugador y como técnico, entendió que esto era lo que quería. Ojalá mi madre, desde el cielo, me dé otra estrella”. Y se la dio.

Contexto de la Noticia

el rival cali fue sólido en todas sus líneas

· Ernesto Hernández: el portero respondió cuando fue exigido.

· Helibelton Palacios: atento a la marca por su costado.

· Cristian Nasuti: el mejor de la zaga. Experiencia y solidez.

· Germán Mera: el más constante en su rendimiento.

· Frank Fabra: desahogo y salida del Cali.

· Kevin Balanta: de gran despliegue físico.

· Andrés Pérez: el líder del mediocampo azucarero.

· Yerson Candelo: peligroso son el balón parado.

· Andrés Felipe Roa: futbolista de dos áreas y muy técnico.

· Mateo Casierra: velocidad y desborde.

· Hárold Preciado: el goleador del conjunto azucarero. Siempre genera riesgo.

PROTAGONISTA Un goleador con 21 años

Harold Preciado
Goelador del Cali

Harold Preciado, delantero del Cali, quedó a dos tantos del goleador del campeonato, Fernando Uribe de Millonarios, que marcó 15. Pero los 13 que consiguió el jugador nacido en Tumaco, Nariño, fueron vitales en la consecución de la novena estrella del conjunto caleño.

A sus 21 años celebra su primer título. “Este triunfo es para Dios, mi familia y todos los hinchas del Cali que se lo merecen. Somos un equipó muy joven, pero cada que entramos a la cancha lo dejamos todo. Hicimos un excelente semestre”.

Luz Élida Molina Marín

Periodista de la Universidad del Quindío. Cuyabra hasta los huesos y mamá de un milagro llamado Mariana, amante de la salsa y apasionada por el deporte.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS