language COL arrow_drop_down

Fútbol chino: ¿se sacrifica el nivel por el dinero?

Entrenadores y exfutbolistas dicen que el éxodo al fútbol asiático no afecta a la Selección Colombia.

  • Momento de la presentación de Jackson Martínez en su nuevo club. Su paso por el Atlético de Madrid fue irregular. FOTO cortesía
    Momento de la presentación de Jackson Martínez en su nuevo club. Su paso por el Atlético de Madrid fue irregular. FOTO cortesía

El fútbol de China engorda los bolsillos, pero merma el rendimiento futbolístico. Ese es el concepto de los hinchas tras las transferencias a ese país de Jackson Martínez, Fredy Montero y Freddy Guarín.

Sin embargo, hay quienes piensan que si esa nación asiática, potencia mundial en economía, está invirtiendo en el más popular de los deportes, “es porque algo se trae entre manos”, como en su momento lo hizo E.U., que fue llamado “el cementerio de los ídolos” y ahora aparece en el puesto 32 del ranquin de la Fifa.

A China no solo están llegando colombianos de alta cotización, también Brasil exporta allí figuras que, inclusive, hacen parte de la selección nacional como Ricardo Goulart y Diego Tardelli.

El entrenador Pedro Sarmiento asegura que irse al fútbol chino implica bajar el nivel deportivo, “pero en lo económico es un cambio exagerado”. Añade que Jackson, con 29 años, al sentir que en el combinado patrio nunca ha sido tan importante, aprovecha esta oportunidad que lo satisface. “Es algo muy personal, pero cambian una cosa por otra y es comprensible”. Su transferencia al Guangzhou tuvo un costo de 42 millones de euros.

Algunos agentes Fifa consultados aseguran que un jugador normal en China puede tener un salario mensual entre 15 mil y 20 mil dólares. Los más cotizados llegan a 200 mil y hay casos especiales como el argentino Darío Conca que, aproximadamente y según un despacho de Efe, devenga en el Shanghái Donghai 700 mil dólares al mes, el doble de lo que ganaba en Brasil. El exastro Robinho cobró 4 millones de dólares por seis meses.

León Darío Muñoz, exfutbolista, señala que la dirigencia china lleva estrellas a ese país para fortalecer el torneo y la única manera de hacerlo es con extranjeros, como sucedió con en el pasado con Drogba y Anelka. En días recientes leyó en un diario sureño que el gobierno de China exime de impuestos a los clubes que invierten y promocionan el fútbol.

“A ese deporte allá le falta mucho para competir a nivel internacional, la diferencia la hacen los foráneos”, apunta el exdelantero. La presencia actual del entrenador Luiz Felipe Scolari y Fabio Cannavaro, en el pasado, son otras estrategias.

Víctor Luna, extécnico del DIM, señala que la seducción de todo esto es el dinero y reconoce que esa liga no es de las mejores cuando se habla de niveles competitivos. Sin embargo, cree que el fenómeno actual y las altas inversiones terminarán por darle a China un puesto importante en el balompié mundial. “Hay aspectos de la cultura oriental que desconocemos, pero es evidente que si invierten es para obtener ganancias dobles.

Gabriel Jaime Barrabás Gómez, técnico y exjugador, señala que Jackson y Guarín “creen que ya cumplieron su ciclo en Europa y pensaron más en lo económico”. Aunque explica que el fútbol se ha equilibrado y considera que tendrá bastante exigencia. Este éxodo a China, afirma, no afectará a las selecciones de Colombia, “porque aquí abundan los talentos”.

185
goles acumula Jackson Martínez en su carrera, en 364 partidos. De ellos, 97 fueron en Europa.
Wilson Díaz Sánchez

Comunicador social periodista de la U. de A. Sigo el fútbol profesional y aficionado, la gimnasia, el voleibol y las otras disciplinas del ciclo olímpico. Redactor de El Colombiano

Te puede interesar