<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Medellín, al asalto del campeón Boca Juniors

  • Boca estrena título enfrentando al Medellín, por la segunda fecha de Copa Libertadores. En el rojo confían estar a la altura del rival y de un escenario mítico como La Bombonera. FOTO Afp y Carlos Velásquez
    Boca estrena título enfrentando al Medellín, por la segunda fecha de Copa Libertadores. En el rojo confían estar a la altura del rival y de un escenario mítico como La Bombonera. FOTO Afp y Carlos Velásquez
Medellín, al asalto del campeón Boca y su fortaleza La Bombonera
Por juan felipe zuleta valencia | Publicado el 10 de marzo de 2020

Aunque no pinta fácil, el conjunto antioqueño buscará aguarle hoy el idilio a Boca Juniors.

Podrán olvidar los detalles de la mayoría de los partidos disputados en sus carreras; podrán marcharse del equipo y vestir una o diez camisetas más; o regresar, salir por lo alto o sin pena ni gloria, pero, seguramente, los jugadores del DIM recordarán que jugaron juntos un día como hoy en La Bombonera.

Ahora bien, de qué tanta fuerza mental y colectiva tengan dependerá qué tan grato o agrio sea ese recuerdo.

Y es que aún en las condiciones más favorables, una vez comienza el tránsito por las entrañas del estadio para desembocar en el campo, puede surgir una idea ineludible de que todo puede terminar en desastre.

De tantas historias que sirven de ejemplo asoma la del Cúcuta de Jorge Luis Bernal en la Copa Libertadores de 2007. “Sí, se habla mucho de que cómo nos obligaron a disputar la semifinal bajo esa niebla que hacía imposible jugar. Pero, al margen de esto, siento que nos faltó personalidad para no dejarnos achicar por ese ambiente y hacer valer nuestra ventaja en la ida (3-1), jugar con la presión de ellos a favor nuestro”, precisa.

Aquella semifinal, en la que Boca, dirigido al igual que hoy por Miguel Russo, caminó por la cornisa al caer en Cúcuta pero terminó goleando en la vuelta 3-0 y avanzó a la final que, posteriormente, le entregaría su sexto y último título de Copa.

Insólitos inconvenientes logísticos, incomodidades y hostilidad, todo un repertorio que, según Bernal, más allá de sufrirlo, Cúcuta no supo asimilarlo.

“Ahora, cada que veo a un equipo colombiano jugar en un escenario semejante lo que más espero es verlo fuerte de la cabeza y convencido de que si los rivales argentinos se valen del peso de la hinchada y toda suerte de artilugios es porque respetan nuestro fútbol”, proclama.

Por supuesto que no todo pasa por el tema mental. La realidad de ambos clubes dicta una teórica superioridad de Boca Juniors, recién campeón de la Superliga argentina con amplios méritos futbolísticos y una nómina rica en cantidad y calidad. Contrario es el caso del plantel del DIM, insuficiente a todas luces para enfrentar el torneo internacional.

Por ejemplo, ante la lesión del titular por banda izquierda, Yulián Gómez, las opciones que tiene Aldo Bobadilla para suplir la vacante son un central como lateral improvisado (Jaime Giraldo) y un juvenil con mucha proyección pero apenas 218 minutos como profesional (Juan David Mosquera).

Bobadilla, por supuesto, es consciente del contexto que envuelve el partido y de los aspectos futbolísticos que presumen el favoritismo local, pero en defensa del técnico hay que decir que desde su llegada al Poderoso ha sabido activar emocionalmente a sus jugadores y mostrarse competitivo. “Vamos a enfrentar a un grande del continente, en un ambiente lleno de presión, pero yo confío en que podemos hacer un buen papel, sino creyera en el proyecto no estaría acá”, dijo a los medios.

Y allí estará con sus dirigidos, en un estadio vetusto que se ganó su fama a pulso y en el que los jugadores del DIM tienen hoy la oportunidad de armar una buena historia que contar.

Infográfico

Contexto de la Noticia

El xeneize, un monarca que resurge de las cenizas

Los últimos 5 años significaron para Boca un desmoronamiento deportivo e institucional, agudizado por la superioridad de River Plate, sobre todo en el plano internacional, en el cual este lo avasalló en la Sudamericana 2014, Libertadores 2015, 2018 y 2019, tras caer en la semifinal de la última edición de Copa el técnico Gustavo Alfaro, campeón en Liga con Boca, se vio forzado a salir del cargo. En su reemplazo llegó Miguel Ángel Russo, la carta de una nueva directiva que llegó al poder y de la cual destaca Juan Román Riquelme, ídolo en la cancha y ahora vicepresidente. El sábado le arrebató el título de Liga a River y parece retomar los senderos de gloria postergados.

boca y colombia, una huella de dos décadas

En el historial de momentos gloriosos de Boca Juniors hay colombianos como protagonistas. En total 20 jugadores han pasado por el club xeneize, desde 1988 hasta hoy día, siendo Frank Fabra, Jorman Campuzano y Sebastián Villa los más recientes coronados campeones de la Superliga argentina.

La importancia de los colombianos en el elenco azul y oro ocurrió a finales de los 90 y principios del 2000 cuando Jorge Bermúdez, Óscar Córdoba y Chicho Serna fueron referentes en conquistas como la Libertadores y la Intercontinental de 2000. Fabián Vargas, Wílmar Barrios y Amaranto Perea también han dejado buena huella y títulos.

Ocho lo intentaron y solo uno lo logró

Los clubes colombianos han disputado 14 partidos en La Bombonera con un saldo devastador de 10 derrotas, 3 empates y un solo triunfo que cumple más de 16 años. Ese honor le pertenece a Nacional, que venció 0-1 por Copa Sudamericana 2003 a los xeneizes con un gol de Edixon Perea. Es un oasis en medio del dominio local. Son 33 goles a favor frente a cafeteros y apenas 7 tantos en contra. En esos partidos Boca se impuso por tres o más tantos de diferencia en seis ocasiones.

Medellín tiene un único antecedente: 20 de febrero de 2003, derrota 2-0 con tantos que cayeron en el segundo tiempo. Fue el primero de los 14 partidos que consagraron a Boca en esa edición. DIM jugó dignamente esa noche.

russo recuperó el tridente tricolor

Con Gustavo Alfaro a cargo (enero a diciembre de 2019), los colombianos fueron relegados y solo el cambio de técnico recompuso el panorama de los nacionales, ya que la llegada de Russo, sirvió para recuperarlos. Así, Jorman Campuzano pasó de ser intermitente en la titular a ganarse un puesto fijo en el tramo final de la Liga. En 5 de los últimos 7 juegos del torneo disputó los 90 minutos. Frank Fabra retomó su nivel al punto que fue preseleccionado por Carlos Queiroz. El caso más significativo fue el de Sebastián Villa, quien estuvo a punto de marcharse al fútbol mexicano a cambio de US$6 millones. Russo no aprobó su salida y en cambio le entregó la titularidad. Pasó de jugar minutos en diciembre a ser pieza clave en el remate de campaña.

Juan Felipe Zuleta Valencia

Soy periodista porque es la forma que encontré para enseñarle a mi hija que todos los días hay historias que valen la pena escuchar y contar.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS