<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Probar el carro, para que sea seguro

  • Las pruebas de seguridad ya las hace un agente externo a las marcas. Califica con estrellas. FOTOS CORTESÍA EURONCAP Y MARCAS
    Las pruebas de seguridad ya las hace un agente externo a las marcas. Califica con estrellas. FOTOS CORTESÍA EURONCAP Y
    MARCAS
  • Probar el carro, para que sea seguro
Por JUAN GUILLERMO MORENO | Publicado el 03 de agosto de 2019
Infografía
Probar el carro, para que sea seguro
en definitiva

Con el paso de los años las pruebas de seguridad han evolucionado e incluso son hechas por organismos independientes de los fabricantes para garantizar la transparencia en los resultados.

Todo comenzó con las pruebas de choque que hacían las marcas arrojando sus autos contra muros de concreto para ver la deformación de su carrocería. Otros lo hacían contra viejos camiones forrados con planchas de acero, mientras los más extremos colgaban los vehículos de una pluma (grúa) y los soltaban desde alturas que sobrepasaban los 20 metros.

Un dato macabro es que para revisar las consecuencias de estos choques en los seres humanos los fabricantes debían recurrir a cadáveres, pero estos métodos no arrojaban una precisión suficiente para medir las consecuencias de los impactos en seres vivos.

La llegada de los dummies

Para la década de 1970 comenzaron a utilizarse los maniquíes con apariencia y movimientos que trataban de imitar los comportamientos humanos en caso de una desaceleración súbita, pues eran articulados, pesaban lo mismo que un adulto y podían llevar tecnología para establecer parámetros más acertados.

Hoy en día un dummie utilizado para pruebas de choque es todo un sistema capaz de medir hasta el más mínimo detalle de lo que le puede suceder a una persona cuando se tiene un accidente de tránsito. Incluso, el costo de cada unidad supera los 100.000 euros, más de lo que cuesta incluso la mayoría de vehículos utilizados en las pruebas.

Organismos independientes

Hace 60 años se creó en los Estados Unidos el Instituto de Seguros Para la Seguridad Vial –IIHS-. Este lo formaban las tres aseguradoras más grandes de ese país, preocupadas por la alta siniestralidad en las vías con alto costo de vidas. Esta entidad realiza diferentes pruebas en automóviles para medir su seguridad pasiva en un accidente.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA) sí pertenece al gobierno de Estados Unidos y funciona desde 1970. Realiza pruebas de seguridad en vehículos nuevos entregando una clasificación en estrellas basada en el comportamiento del auto en pruebas de impacto frontal, lateral y volcamiento.

La prueba de impacto frontal se realiza a 56 km/h contra una barrera fija. La prueba de impacto lateral se realiza a 62 km/h contra una barrera móvil.

En Europa

Solo hasta 1995 en Europa se creó una institución que evaluara la seguridad de los vehículos producidos en ese continente. Ante la férrea oposición de la mayoría de marcas, por el nivel de dureza de las evaluaciones, nació EuroNCAP.

Antes, las pruebas de seguridad corrían por cuenta de cada fabricante, y fue así como nacieron sistemas como los cinturones de seguridad, las bolsas de aire, los frenos antibloqueo, las columnas de dirección que colapsan, los vidrios inastillables y tantos otros elementos que ayudan a preservar la vida cuando hay una colisión

El Programa Europeo de Evaluación para Automóviles Nuevos –EuroNCAP- está apoyado por varios gobiernos de esa región, algunos fabricantes, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y varias aseguradoras.

El primer modelo evaluado fue un Rover 100, que obtuvo cero estrellas sobre cinco en 1997. Posteriormente esa referencia fue retirada del mercado ante la avalancha de críticas por su paupérrimo nivel de seguridad. El segundo en pasar por el test fue el Volvo S40, que se llevó cuatro estrellas, mientras el Renault Laguna de 2001 fue el primer carro en conseguir las ansiadas cinco estrellas para la protección de ocupantes adultos, desmintiendo a voceros de algunas marcas que años atrás decían que era imposible lograr esta calificación.

¿Cómo se hacen?

Desde hace 10 años EuroNCAp realiza pruebas para la protección de pasajeros niños y protección a peatones en caso de atropello. También se añadió la de choque trasero para medir los daños en cuello y espalda de los ocupantes. Además se mide el funcionamiento de los controles de velocidad y estabilidad.

La prueba de impacto frontal es de tipo descentrado, es decir, el golpe no es totalmente de frente y se realiza a 64 km/h contra una barrera deformable, que simula otro automóvil. El test de impacto lateral estándar se realiza a 50 km/h contra una barrera móvil, que es la que embiste al carro por un lado. Hay pruebas complementarias de impacto lateral contra un poste para medir la protección de la cabeza del conductor y se realiza a 29 km/h. Las pruebas de protección de peatones se realizan a 40 km/h. Euro-NCAP no realiza pruebas de vuelco.

La logística

Obviamente, para cada una de estas pruebas, EuroNCAP adquiere hasta cuatro unidades de cada modelo y esta compra se hace de manera anónima para no viciar el proceso.

En la mayoría de los casos, se trata de vehículos nuevos recién salidos al mercado. Aunque EuroNCAP hace pruebas con vehículos que ya llevan varios años vendiéndose y que anteriormente no habían pasado sus ensayos.

Las pruebas

Con base en estas evaluaciones se van obteniendo puntos que son convertidos finalmente en estrellas.

Contexto de la Noticia

SÍNTESIS LatinNCAP, para este lado del mundo

Se creó en 2010 para evaluar la seguridad de los vehículos que se venden en América Latina y el Caribe, pues los modelos que se comercializan en esta zona suelen diferir bastante en desarrollo y seguridad si los comparamos con los que se comercializan en el Primer Mundo. Tiene sede en Montevideo, Uruguay, y entre sus recomendaciones a la hora de comprar un automóvil se encuentran: Que tenga bolsas de aire (airbags), cinturones de seguridad de 3 puntos con retractor, de ser posible para todos los pasajeros, frenos ABS, Control Electrónico de Estabilidad y Si viaja con niños, intente buscar autos con Sistemas de unión para sujeciones infantiles ISOFIX. Esto contribuirá a la mejor instalación de la silla para los bebes. Y, por supuesto, que una vez ensayados por LatinNCAP, compre el auto con el mayor número de estrellas (de ser posible el máximo).

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección