<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
El defensor de un PC para cada niño
  • El defensor de un PC para cada niño | Jaime Pérez | Rodrigo Arboleda confía en la solidaridad privada para acoger ese proyecto. Cuenta que en Nicaragua un matrimonio ha entregado más 35 mil de estos Olpc de su plata y en un mes, llevarán cinco mil más a una ciudad habitada por indígenas, llamada Ometepe.
    El defensor de un PC para cada niño | Jaime Pérez | Rodrigo Arboleda confía en la solidaridad privada para acoger ese proyecto. Cuenta que en Nicaragua un matrimonio ha entregado más 35 mil de estos Olpc de su plata y en un mes, llevarán cinco mil más a una ciudad habitada por indígenas, llamada Ometepe.
Natalia Estefanía Botero | Publicado el 29 de enero de 2012

Por más de 30 años, Rodrigo Arboleda ha sido un evangelizador de la iniciativa One Laptop Per Child (Olpc), traducida como Un computador por niño, de la que es su promotor en todo el planeta. En el mundo hay 2 millones 500 mil equipos en 41 países habilitados para 21 idiomas. Indica que la expansión es imparable, menos en Colombia, donde hay 19 mil.

Esta cifra se aumentará con los 14 mil que van para el Municipio de Itagüí (Los 10 mil primeros en febrero). Será una entrega que lo entusiasma porque corresponde a una iniciativa público privada.

Los computadores pesan un poco más de un kilogramo, funcionan con software libre, tienen una pantalla que permite leer en la luz solar, pues el 70 por ciento del uso es en exteriores, fuera del aula, aún en regiones donde no las hay, como desierto o selva.

Más allá del hardware
Arboleda fue compañero de clases de Nicholas Negroponte en la universidad estadounidense MIT. Luego de desempeñarse como arquitecto por muchos años, un giro en su vida hizo que volviera a conectarse con el autor de la obra Being Digital , que en 1996 avizoraba la explosión de internet.

Negroponte había fundado, a finales de los 60, un laboratorio para investigar sobre la interacción entre hombres y máquinas y se hizo famosa la frase que acuñó para la revista Wire d (fue uno de sus promotores): "mueva bits no átomos".

En 2005 se concentró en concretar una iniciativa que sus seguidores promueven con ahínco. "Esto no es un proyecto de computadores, es un cambio de cultura de la educación y de equidad", precisa Arboleda.

Más que enseñar a programar la idea es "crear pensamiento crítico y una mentalidad enfocada a resolver problemas". Por ello, el pequeño PC tiene una oferta con más 35 programas diseñados en el Media Lab del MIT y mil voluntarios en el mundo.

El Olpc se comercializa en 200 dólares aunque se promovió como el PC de 100 dólares. Frente a las objeciones del incremento, Arboleda dice que tiene razones históricas. Cuando se lanzó en el foro de Davos, Suiza, en 2005, eran las épocas de un PC a mil dólares.

Para que pudiera llegar a mil millones de niños en el mundo se requería que saliera al mercado a una décima parte del valor comercial.

Nueve presidentes de la época firmaron una carta de intención por 9 millones de computadores, pero en realidad se concretaron 800 mil pedidos ante lo cual la fábrica taiwanesa pidió reajustar el precio, que se mantiene hasta hoy.

"No ganamos plata con esto, no estamos interesados en vender el chip de una u otra compañía, sino que queremos es el que consuma menos energía". Esto último es en su concepto un tema crítico, más que la conectividad, dice. El último modelo funciona con un chip ARM, que consume 2 vatios (un portátil consume 35 vatios).

Arboleda también confirmó la incursión de Olpc en el mundo de las tabletas, con un modelo XO-3 que se lanzó en la pasada feria de electrónica de consumo, CES.

En ello cifran la esperanza para competir en precio con opciones como la tableta económica de la India (que vale un poco más de 50 dólares), frente a la que Arboleda aún tiene reservas.

Sobre el iPad, de las que hay un millón 500 mil en instituciones educativas en el mundo, cree que "es un gadget de consumo, pero no es un vehículo de aprendizaje".

"No sabemos todavía si pedagógicamente las tabletas serán la forma de educación ideal", en especial si se quiere fomentar que los pequeños escriban, añade. Ese es un tema que investigan.

Para ellos aprender va más allá del hardware y se enfocan en garantizar el acceso al mundo del conocimiento.

Contexto

En Colombia no se ha considerado la opción de abastecer a 9 millones de niños en edad escolar con un PC para cada uno, pues se incurría en un costo muy elevado, superior a los 2 billones de pesos, según Juan Carlos Ruíz, Jefe de planeación de Computadores para Educar. Esta entidad en conjunción con el Ministerio TIC busca alternativas que aún están en estudio. En la feria CES, el ministro TIC, Diego Molano, evalúo novedades como las impresoras de 3D, los ultrabooks y tabletas económicas.