<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
El túnel: ¿porque sí?
  • El túnel: ¿porque sí? | Juan Fernando Cano | Por esta zona, ubicada en la parte alta de Santa Elena, se construiría parte del llamado túnel de Oriente.
    El túnel: ¿porque sí? | Juan Fernando Cano | Por esta zona, ubicada en la parte alta de Santa Elena, se construiría parte del llamado túnel de Oriente.
Jorge Eduardo Cock L. | Publicado el 07 de octubre de 2011

Contra todas las advertencias sobre los graves peligros que acarrearía la construcción de las obras de la conexión vial Aburrá Oriente, contra el Derecho de Petición del Alcalde de Medellín, contra la opinión de la mayoría de los antioqueños, contra todos los planes del Municipio y del Área Metropolitana, con una licencia ambiental muy discutible, discutida y demandada, y sin haber dado una sola razón por la cual el túnel de Oriente sea necesario, el Gobernador de Antioquia sigue anunciando que el 18 de este mes iniciará las obras.

Con un documento de 105 páginas elaborado por un equipo de abogados y profesionales de diferentes disciplinas, lleno de argumentos, unos conocidos y muchos nuevos de gran fuerza, razón, y alarmantes, el señor Alcalde solicita formalmente al Gobernador "No iniciar las obras de este proyecto vial, hasta tanto se resuelvan satisfactoriamente y se cumpla cabalmente con todas las exigencias técnicas y los procedimientos legales necesarios a un macroproyecto de esta magnitud que incidirá en la vida de todos los habitantes de la ciudad, la región y el Departamento".

Y el Gobernador contesta el domingo 2 de octubre en Alejandría (podrá existir alguien allá a quien le interese el túnel?), diciendo que lo va a iniciar el 18 de octubre del presente año, que es una "decisión del gobierno de Antioquia y son mis atribuciones que no me las dejo quitar de ningún alcalde por importante que sea". ¿Qué tal eso?

Como si por ser gobernador pudiera atropellar con obras a su antojo. O como si el Alcalde fuera su subalterno.

Las observaciones y advertencias contenidas en el Derecho de Petición son muy graves y muy bien fundamentadas.

Las más azarosas se refieren al peligro de que los movimientos de tierra para la vía entre el túnel corto y el largo generen grandes deslizamientos en zonas donde ya han ocurrido y que ahora podrían causar desastres en los barrios como La Virgen, Ocho de Marzo, Brisas de Oriente, Juan Pablo II y Barrios de Jesús.

En el proyectado arranque todo es así. No se han cumplido los pasos previos previstos en el Plan de Manejo Ambiental, como son los monitoreos durante doce meses antes de la iniciación de obras con aforos de quebradas, construcción de pozos e instalación de dispositivos de medición, ni se han levantado las actas de vecindad.

Nunca se informó sobre las extrañas y maravillosas condiciones del "crédito" del IDEA, y no dijeron una palabra cuando yo las di a conocer como parte de los trescientos mil millones de pesos que el Departamento mete a los bolsillos de los concesionarios.

Tampoco contestan una palabra cuando se menciona la alternativa de hacerle doble calzada al tramo Sajonia-Sancho Paisa.

Pues claro, que ella le quitaría mucho tráfico al túnel y dañaría esa parte del negocio que es la operación de la concesión. Porque el gran negocio está en lo pronto, la construcción. Y, o en las demandas posteriores.

¡Pobre Departamento! Que para esas cosas y para pagar miles de millones en autopropaganda con páginas enteras en periódicos y avisos de televisión a nivel nacional sí tiene plata, mientras las carreteras secundarias y terciarias de Antioquia son intransitables y la miseria se ve por todas partes.

Señor Gobernador: reflexione por favor. Usted ha hecho cosas muy buenas y no asuma la responsabilidad de hacerle tantos daños a Antioquia con este embeleco, que más temprano que tarde se le reclamarán.

Señor Alcalde de Medellín: ataje por favor y no permita que en su jurisdicción se emprendan obras con riesgos elevados de que por ellas se causen grandes desastres y perjuicios a tanta población pobre e indefensa.